Medio Ambiente - Antiimperialista

Medio Ambiente

Medio Ambiente





Concepto de Medio Ambiente
Constituyentes del Medio Ambiente
Problemas Medioambientales
Perspectivas
Medio Ambiente en Venezuela
Conclusión
Bibliografía

1. INTRODUCCIÓN.

El Medio Ambiente es todo aquello que nos rodea y que debemos cuidar para mantener limpia nuestra ciudad, colegio, hogar, etc., en fin todo en donde podamos estar, por esto hemos realizado la siguiente investigación acerca del Medio Ambiente.

2. Concepto de Medio Ambiente.

Medio ambiente, conjunto de elementos abióticos (energía solar, sueloagua y aire) y bióticos (organismos vivos) que integran la delgada capa de la Tierra llamada biosfera, sustento y hogar de los seres vivos.

3. CONSTITUYENTES DEL MEDIO AMBIENTE.

La atmósfera, que protege a la Tierra del exceso de radiación ultravioleta y permite la existencia de vida es una mezcla gaseosa de nitrógeno, oxígenohidrógeno, dióxido de carbono, vapor de agua, otros elementos y compuestos, y partículas de polvo. Calentada por el Sol y la energía radiante de la Tierra, la atmósfera circula en torno al planeta y modifica las diferencias térmicas. Por lo que se refiere al agua, un 97% se encuentra en los océanos, un 2% es hielo y el 1% restante es el agua dulce de los ríos, los lagos, las aguas subterráneas y la humedad atmosférica y del suelo. El suelo es el delgado manto de materia que sustenta la vida terrestre. Es producto de la interacción del clima y del sustrato rocoso o roca madre, como las morrenas glaciares y las rocas sedimentarias, y de la vegetación. De todos ellos dependen los organismos vivos, incluyendo los seres humanos. Las plantas se sirven del agua, del dióxido de carbono y de la luz solar para convertir materias primas en carbohidratos por medio de la fotosíntesis; la vida animal, a su vez, depende de las plantas en una secuencia de vínculos interconectados conocida como red trófica.

Durante su larga historia, la Tierra ha cambiado lentamente. La deriva continental (resultado de la tectónica de placas) separó las masas continentales, los océanos invadieron tierra firme y se retiraron de ella, y se alzaron y erosionaron montañas, depositando sedimentos a lo largo de las costas (véase Geología). Los climas se caldearon y enfriaron, y aparecieron y desaparecieron formas de vida al cambiar el medio ambiente. El más reciente de los acontecimientos medioambientales importantes en la historia de la Tierra se produjo en el cuaternario, durante el pleistoceno (entre 1,64 millones y 10.000 años atrás), llamado también periodo glacial. El clima subtropical desapareció y cambió la faz del hemisferio norte. Grandes capas de hielo avanzaron y se retiraron cuatro veces en América del Norte y tres en Europa, haciendo oscilar el clima de frío a templado, influyendo en la vida vegetal y animal y, en última instancia, dando lugar al clima que hoy conocemos. Nuestra era recibe, indistintamente, los nombres de reciente, postglacial y holoceno. Durante este tiempo el medio ambiente del planeta ha permanecido más o menos estable.

4. PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES.

La especie Homo sapiens, es decir, el ser humano, apareció tardíamente en la historia de la Tierra, pero ha sido capaz de modificar el medio ambiente con sus actividades. Aunque, al parecer, los humanos hicieron su aparición en África, no tardaron en dispersarse por todo el mundo. Gracias a sus peculiares capacidades mentales y físicas, lograron escapar a las constricciones medioambientales que limitaban a otras especies y alterar el medio ambiente para adaptarlo a sus necesidades.

Aunque los primeros humanos sin duda vivieron más o menos en armonía con el medio ambiente, como los demás animales, su alejamiento de la vida salvaje comenzó en la prehistoria, con la primera revolución agrícola. La capacidad de controlar y usar el fuego les permitió modificar o eliminar la vegetación natural, y la domesticación y pastoreo de animales herbívoros llevó al sobrepastoreo y a la erosión del suelo. El cultivo de plantas originó también la destrucción de la vegetación natural para hacer hueco a las cosechas y la demanda de leña condujo a la denudación de montañas y al agotamiento de bosques enteros. Los animales salvajes se cazaban por su carne y eran destruidos en caso de ser considerados plagas o depredadores.

Mientras las poblaciones humanas siguieron siendo pequeñas y su tecnología modesta, su impacto sobre el medio ambiente fue solamente local. No obstante, al ir creciendo la población y mejorando y aumentando la tecnología, aparecieron problemas más significativos y generalizados. El rápido avance tecnológico producido tras la edad media culminó en la Revolución Industrial, que trajo consigo el descubrimiento, uso y explotación de los combustibles fósiles, así como la explotación intensiva de los recursos minerales de la Tierra. Fue con la Revolución Industrial cuando los seres humanos empezaron realmente a cambiar la faz del planeta, la naturaleza de su atmósfera y la calidad de su agua. Hoy, la demanda sin precedentes a la que el rápido crecimiento de la población humana y el desarrollo tecnológico someten al medio ambiente está produciendo un declive cada vez más acelerado en la calidad de éste y en su capacidad para sustentar la vida.

4.1 Dióxido de carbono

Uno de los impactos que el uso de combustibles fósiles ha producido sobre el medio ambiente terrestre ha sido el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. La cantidad de CO2 atmosférico había permanecido estable, aparentemente durante siglos, pero desde 1750 se ha incrementado en un 30% aproximadamente. Lo significativo de este cambio es que puede provocar un aumento de la temperatura de la Tierra a través delproceso conocido como efecto invernadero. El dióxido de carbono atmosférico tiende a impedir que la radiación de onda larga escape al espacio exterior; dado que se produce más calor y puede escapar menos, la temperatura global de la Tierra aumenta.


Un calentamiento global significativo de la atmósfera tendría graves efectos sobre el medio ambiente. Aceleraría la fusión de los casquetes polares, haría subir el nivel de los mares, cambiaría el clima regional y globalmente, alteraría la vegetación natural y afectaría a las cosechas. Estos cambios, a su vez, tendrían un enorme impacto sobre la civilización humana. En el siglo XX la temperatura media del planeta aumentó 0,6 ºC y los científicos prevén que la temperatura media de la Tierra subirá entre 1,4 y 5,8 ºC entre 1990 y 2100.

4.2 Acidificación

Asociada también al uso de combustibles fósiles, la acidificación se debe a la emisión de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno por las centrales térmicas y por los escapes de los vehículos a motor. Estos productos interactúan con la luz del Sol, la humedad y los oxidantes produciendo ácido sulfúrico y nítrico, que son transportados por la circulación atmosférica y caen a tierra, arrastrados por la lluvia y la nieve en la llamada lluvia ácida, o en forma de depósitos secos, partículas y gases atmosféricos.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

La lluvia ácida es un importante problema global. La acidez de algunas precipitaciones en el norte de Estados Unidos y Europa es equivalente a la del vinagre. La lluvia ácida corroe los metales, desgasta los edificios y monumentos de piedra, daña y mata la vegetación y acidifica lagos, corrientes de agua y suelos, sobre todo en ciertas zonas del noreste de Estados Unidos y el norte de Europa. En estas regiones, la acidificación lacustre ha hecho morir a poblaciones de peces. Hoy también es un problema en el sureste de Estados Unidos y en la zona central del norte de África. La lluvia ácida puede retardar también el crecimiento de los bosques; se asocia al declive de éstos a grandes altitudes tanto en Estados Unidos como en Europa.

4.3 Destrucción del ozono

En las décadas de 1970 y 1980, los científicos empezaron a descubrir que la actividad humana estaba teniendo un impacto negativo sobre la capa de ozono, una región de la atmósfera que protege al planeta de los dañinos rayos ultravioleta. Si no existiera esa capa gaseosa, que se encuentra a unos 40 km de altitud sobre el nivel del mar, la vida sería imposible sobre nuestro planeta. Los estudios mostraron que la capa de ozono estaba siendo afectada por el uso creciente de clorofluorocarbonos (CFC, compuestos de flúor), que se emplean en refrigeración, aire acondicionado, disolventes de limpieza, materiales de empaquetado y aerosoles. El cloro, un producto químico secundario de los CFC ataca al ozono, que está formado por tres átomos de oxígeno, arrebatándole uno de ellos para formar monóxido de cloro. Éste reacciona a continuación con átomos de oxígeno para formar moléculas de oxígeno, liberando moléculas de cloro que descomponen más moléculas de ozono.

Al principio se creía que la capa de ozono se estaba reduciendo de forma homogénea en todo el planeta. No obstante, posteriores investigaciones revelaron, en 1985, la existencia de un gran agujero centrado sobre la Antártida; un 50% o más del ozono situado sobre esta área desaparecía estacionalmente. En el año 2001 el agujero alcanzó una superficie de 26 millones de kilómetros cuadrados, un tamaño similar al detectado en los tres últimos años. El adelgazamiento de la capa de ozono expone a la vida terrestre a un exceso de radiación ultravioleta, que puede producir cáncer de piel y cataratas, reducir la respuesta del sistema inmunitario, interferir en el proceso de fotosíntesis de las plantas y afectar al crecimiento del fitoplancton oceánico. Debido a la creciente amenaza que representan estos peligrosos efectos sobre el medio ambiente, muchos países intentan aunar esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. No obstante, los CFC pueden permanecer en la atmósfera durante más de 100 años, por lo que la destrucción del ozono continuará durante décadas.

4.4 Hidrocarburos clorados

El uso extensivo de pesticidas sintéticos derivados de los hidrocarburos clorados en el control de plagas ha tenido efectos colaterales desastrosos para el medio ambiente. Estos pesticidas organoclorados son muy persistentes y resistentes a la degradación biológica. Muy poco solubles en agua, se adhieren a los tejidos de las plantas y se acumulan en los suelos, el sustrato del fondo de las corrientes de agua y los estanques, y la atmósfera. Una vez volatilizados, los pesticidas se distribuyen por todo el mundo, contaminando áreas silvestres a gran distancia de las regiones agrícolas, e incluso en las zonas ártica y antártica.

Aunque estos productos químicos sintéticos no existen en la naturaleza, penetran en la cadena alimentaria. Los pesticidas son ingeridos por los herbívoros o penetran directamente a través de la piel de organismos acuáticos como los peces y diversos invertebrados. El pesticida se concentra aún más al pasar de los herbívoros a los carnívoros. Alcanza elevadas concentraciones en los tejidos de los animales que ocupan los eslabones más altos de la cadena alimentaria, como el halcón peregrino, el águila y el quebrantahuesos. Los hidrocarburos clorados interfieren en el metabolismo del calcio de las aves, produciendo un adelgazamiento de las cáscaras de los huevos y el consiguiente fracaso reproductivo. Como resultado de ello, algunas grandes aves depredadoras y piscívoras se encuentran al borde de la extinción. Debido al peligro que los pesticidas representan para la fauna silvestre y para los seres humanos, y debido también a que los insectos han desarrollado resistencia a ellos, el uso de hidrocarburos halogenados como el DDT está disminuyendo con rapidez en todo el mundo occidental, aunque siguen usándose en grandes cantidades en los países en vías de desarrollo. A comienzos de la década de 1980, el EDB o dibromoetano, un pesticida halogenado, despertó también gran alarma por su naturaleza en potencia carcinógena, y fue finalmente prohibido.

Existe otro grupo de compuestos íntimamente vinculado al DDT: los bifenilos policlorados (PCB). Se han utilizado durante años en la producción industrial, y han acabado penetrando en el medio ambiente. Su impacto sobre los seres humanos y la vida silvestre ha sido similar al de los pesticidas. Debido a su extremada toxicidad, el uso de PCB ha quedado restringido a los aislantes de los transformadores y condensadores eléctricos.

El TCDD es el más tóxico de otro grupo relacionado de compuestos altamente tóxicos, las dioxinas o dibenzo-para-dioxinas. El grado de toxicidad para los seres humanos de estos compuestos carcinógenos no ha sido aún comprobado. El TCDD puede encontrarse en forma de impureza en conservantes para la madera y el papel y en herbicidas. El agente naranja, un defoliante muy utilizado, contiene trazas de dioxina.

4.5 Otras sustancias tóxicas

Las sustancias tóxicas son productos químicos cuya fabricación, procesado, distribución, uso y eliminación representan un riesgo inasumible para la salud humana y el medio ambiente. La mayoría de estas sustancias tóxicas son productos químicos sintéticos que penetran en el medio ambiente y persisten en él durante largos periodos de tiempo. En los vertederos de productos químicos se producen concentraciones significativas de sustancias tóxicas. Si éstas se filtran al suelo o al agua, pueden contaminar el suministro de agua, el aire, las cosechas y los animales domésticos, y han sido asociadas a defectos congénitos humanos, abortos y enfermedades orgánicas. A pesar de los riesgos conocidos, el problema no lleva camino de solucionarse. Recientemente, se han fabricado más de 4 millones de productos químicos sintéticos nuevos en un periodo de quince años, y se crean de 500 a 1.000 productos nuevos más al año.

4.6 Radiación

Aunque las pruebas nucleares atmosféricas han sido prohibidas por la mayoría de los países, lo que ha supuesto la eliminación de una importante fuente de lluvia radiactiva, la radiación nuclear sigue siendo un problema medioambiental. Las centrales siempre liberan pequeñas cantidades de residuos nucleares en el agua y la atmósfera, pero el principal peligro es la posibilidad de que se produzcan accidentes nucleares, que liberan enormes cantidades de radiación al medio ambiente, como ocurrió en Chernóbil, Ucrania, en 1986. Un problema más grave al que se enfrenta la industria nuclear es el almacenamiento de los residuos nucleares, que conservan su carácter tóxico de 700 a 1 millón de años. La seguridad de un almacenamiento durante periodos geológicos de tiempo es, al menos, problemática; entre tanto, los residuos radiactivos se acumulan, amenazando la integridad del medio ambiente.

4.7 Pérdida de tierras vírgenes

Un número cada vez mayor de seres humanos empieza a cercar las tierras vírgenes que quedan, incluso en áreas consideradas más o menos a salvo de la explotación. La insaciable demanda de energía ha impuesto la necesidad de explotar el gas y el petróleo de las regiones árticas, poniendo en peligro el delicado equilibrio ecológico de los ecosistemas de tundra y su vida silvestre. La pluvisilva y los bosques tropicales, sobre todo en el Sureste asiático y en la Amazonia, están siendo destruidos a un ritmo alarmante para obtener madera, despejar suelo para pastos y cultivos, para plantaciones de pinos y para asentamientos humanos. En la década de 1980 se llegó a estimar que las masas forestales estaban siendo destruidas a un ritmo de 20 ha por minuto. Otra estimación daba una tasa de destrucción de más de 200.000 km2 al año. En 1993, los datos obtenidos vía satélite permitieron determinar un ritmo de destrucción de casi 15.000 km2 al año, sólo en la cuenca amazónica. Esta deforestación tropical podría llevar a la extinción de hasta 750.000 especies, lo que representaría la pérdida de toda una multiplicidad de productos: alimentos, fibras, fármacos, tintes, gomas y resinas. Además, la expansión de las tierras de cultivo y de pastoreo para ganado doméstico en África, así como el comercio ilegal de especies amenazadas y productos animales podría representar el fin de los grandes mamíferos africanos.

4.8 Erosión del suelo

La erosión del suelo se está acelerando en todos los continentes y está degradando unos 2.000 millones de hectáreas de tierra de cultivo y de pastoreo, lo que representa una seria amenaza para el abastecimiento global de víveres. Cada año la erosión de los suelos y otras formas de degradación de las tierras provocan una pérdida de entre 5 y 7 millones de hectáreas de tierras cultivables. En el Tercer Mundo, la creciente necesidad de alimentos y leña han tenido como resultado la deforestación y cultivo de laderas con mucha pendiente, lo que ha producido una severa erosión de las mismas. Para complicar aún más el problema, hay que tener en cuenta la pérdida de tierras de cultivo de primera calidad debido a la industria, los pantanos, la expansión de las ciudades y las carreteras. La erosión del suelo y la pérdida de las tierras de cultivo y los bosques reduce además la capacidad de conservación de la humedad de los suelos y añade sedimentos a las corrientes de agua, los lagos y los embalses. Véase también Degradación del suelo.

4.9 Demanda de agua y aire

Los problemas de erosión descritos más arriba están agravando el creciente problema mundial del abastecimiento de agua. La mayoría de los problemas en este campo se dan en las regiones semiáridas y costeras del mundo. Las poblaciones humanas en expansión requieren sistemas de irrigación y agua para la industria; esto está agotando hasta tal punto los acuíferos subterráneos que empieza a penetrar en ellos agua salada a lo largo de las áreas costeras en Estados Unidos, Israel, Siria, los estados árabes del golfo Pérsico y algunas áreas de los países que bordean el mar Mediterráneo (EspañaItalia y Grecia principalmente). Algunas de las mayores ciudades del mundo están agotando sus suministros de agua y en metrópolis como Nueva Delhi o México D.F. se está bombeando agua de lugares cada vez más alejados. En áreas tierra adentro, las rocas porosas y los sedimentos se compactan al perder el agua, ocasionando problemas por el progresivo hundimiento de la superficie; este fenómeno es ya un grave problema en Texas, Florida y California.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

El mundo experimenta también un progresivo descenso en la calidad y disponibilidad del agua. En el año 2000, 508 millones de personas vivían en 31 países afectados por escasez de agua y, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 1.100 millones de personas carecían de acceso a agua no contaminada. En muchas regiones, las reservas de agua están contaminadas con productos químicos tóxicos y nitratos. Las enfermedades transmitidas por el agua afectan a un tercio de la humanidad y matan a 10 millones de personas al año.

Durante la década de 1980 y a comienzos de la de 1990, algunos países industrializados mejoraron la calidad de su aire reduciendo la cantidad de partículas en suspensión así como la de productos químicos tóxicos como el plomo, pero las emisiones de dióxido de azufre y de óxidos nitrosos, precursores de la deposición ácida, aún son importantes.

4.10 La Cumbre de la Tierra

En junio de 1992, la Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas, también conocida como la Cumbre de la Tierra, se reunió durante 12 días en las cercanías de Río de Janeiro, Brasil. Esta cumbre desarrolló y legitimó una agenda de medidas relacionadas con el cambio medioambiental, económico y político. El propósito de la conferencia fue determinar qué reformas medioambientales era necesario emprender a largo plazo, e iniciarprocesos para su implantación y supervisión internacionales. Se celebraron convenciones para discutir y aprobar documentos sobre medio ambiente. Los principales temas abordados en estas convenciones incluían el cambio climático, la biodiversidad, la protección forestal, la Agenda 21 (un proyecto de desarrollo medioambiental de 900 páginas) y la Declaración de Río (un documento de seis páginas que demandaba la integración de medio ambiente y desarrollo económico). La Cumbre de la Tierra fue un acontecimiento histórico de gran significado. No sólo hizo del medio ambiente una prioridad a escala mundial, sino que a ella asistieron delegados de 178 países, lo que la convirtió en la mayor conferencia celebrada hasta ese momento.

5. PERSPECTIVAS

Las perspectivas de futuro, en lo que al medio ambiente se refiere son poco claras. A pesar de los cambios económicos y políticos, el interés y la preocupación por el medio ambiente aún es importante. La calidad del aire ha mejorado, pero están pendientes de solución y requieren una acción coordinada los problemas de la lluvia ácida, los clorofluorocarbonos, la pérdida de ozono y la enorme contaminación atmosférica del este de Europa. Mientras no disminuya la lluvia ácida, la pérdida de vida continuará en los lagos y corrientes del norte, y puede verse afectado el crecimiento de los bosques. La contaminación del agua seguirá siendo un problema mientras el crecimiento demográfico continúe incrementando la presión sobre el medio ambiente. La infiltración de residuos tóxicos en los acuíferos subterráneos y la intrusión de agua salada en los acuíferos costeros de agua dulce no se ha interrumpido.

El agotamiento de los acuíferos en muchas partes del mundo y la creciente demanda de agua producirá conflictos entre el uso agrícola, industrial y doméstico de ésta. La escasez impondrá restricciones en el uso del agua y aumentará el coste de su consumo. El agua podría convertirse en la crisis energética de comienzos del siglo XXI. La contaminación de las aguas dulces y costeras, junto con la sobreexplotación, ha mermado hasta tal punto los recursos de los caladeros piscícolas que sería necesario suspender la pesca durante un periodo de cinco a diez años para que las especies se recuperaran. Si no se desarrollan esfuerzos coordinados para salvar hábitats y reducir el furtivismo y el tráfico internacional ilegal de especies salvajes, muchas de ellas se extinguirán. A pesar de nuestros conocimientos sobre cómo reducir la erosión del suelo, éste continúa siendo un problema de alcance mundial. Esto se debe, en gran medida a que muchos agrónomos y urbanistas muestran un escaso interés por controlarla. Por último, la destrucción de tierras vírgenes, tanto en las regiones templadas como en las tropicales, puede producir una extinción masiva de formas de vida vegetales y animales.

Para reducir la degradación medioambiental, las sociedades deben reconocer que el medio ambiente es finito. Los especialistas creen que, al ir creciendo las poblaciones y sus demandas, la idea del crecimiento continuado debe abrir paso a un uso más racional del medio ambiente, pero que esto sólo puede lograrse con un espectacular cambio de actitud por parte de la especie humana. El impacto de la especie humana sobre el medio ambiente ha sido comparado con las grandes catástrofes del pasado geológico de la Tierra; independientemente de la actitud de la sociedad respecto al crecimiento continuo, la humanidad debe reconocer que atacar el medio ambiente pone en peligro la supervivencia de su propia especie.

Dentro de los esfuerzos por controlar el deterioro medioambiental, en marzo de 2002, se puso en órbita el satélite ambiental europeo Envisat, con el fin de obtener información precisa sobre el medio ambiente. El Envisat dispone de 10 instrumentos científicos que recogerán datos sobre el nivel de los océanos, las emisiones de gases de efecto invernadero, las inundaciones, el tamaño de la capa de ozono, o la deforestación, entre otros. Los datos enviados por el satélite servirán, no sólo para conocer el estado de los ecosistemas, sino también para tomar decisiones políticas y controlar el cumplimiento, por parte de los distintos países, del Protocolo de Kioto y de otros tratados medioambientales.

6. Medio Ambiente en Venezuela
Temas medioambientales: Venezuela protege el 36,3% (1997) de su territorio, siendo el mayor porcentaje de los países de América. Los vecinos de Venezuela, Colombia, Brasil y Guyana protegen sólo el 9%, el 4,2% y el 0,30%, respectivamente. A pesar de estas medidas proteccionistas, Venezuela está perdiendo parte de sus valiosos bosques tropicales. Entre 1990 y 1995, se eliminaron más de 2,5 millones de hectáreas. Además, la degradación del suelo en las praderas de Los Llanos, derivadas de varios años de sobrepastoreo, se ha convertido en un problema grave. Venezuela está muy industrializada, ya que el 36,4% (2000) de su producto interior bruto (PIB) proviene de la industria. Uno de los principales recursos del país es el petróleo. Los vertidos ocasionales de petróleo han provocado la muerte de peces y el cierre de algunas urbanizaciones costeras en el lago de Maracaibo. La contaminación industrialtambién afecta a la costa del mar Caribe, donde vive la mayor parte de la población. La falta de instalaciones para el tratamiento de aguas residuales también ha contribuido a la contaminación de la costa del mar Caribe. En las zonas urbanas, sólo el 71% (2000) de la población tiene acceso a instalaciones sanitarias adecuadas; en las áreas rurales, la cifra baja al 48%. La contaminación del aire es otro problema de los centros urbanos como Caracas, Maracaibo y Valencia. Venezuela forma parte de tratados internacionales relativos a biodiversidad, cambio climático, especies en peligro de extinción, conservación de la vida marina, contaminación naval, bosques tropicales y humedales.

7. Conclusión

El Medio Ambiente es la obra más grande de Nuestro Señor, es por eso que debemos cuidarla y conservarla para bien de nosotros mismos y de todos los seres vivos que habitan nuestro planeta. Causas como la destrucción de la capa de ozono, la contaminación del agua, el dióxido de carbono, acidificación, erosión del suelo, hidrocarburos clorados y otras causas de contaminación como el derramamiento de petróleo están destruyendo nuestro planeta, pero la "causa que produce las demás causas" somos nosotros mismos..., hay personas que no les importa tirar una lata en la calle o un papel, o cualquier otra cosa, sabiendo que cada vez más están contaminando el ambiente, lo correcto sería colocar la basura o los residuos en la papelera o llevarlo al basurero más cercano que se encuentre en la calle, con respecto a la contaminación del aire los conductores debería buscar la forma de que su vehículo no origine tanto dióxido de carbono, que es totalmente dañino así como también los ácidos usados para las plantas, también los insecticidas y demás sprays químicos, para la capa de ozono que es muy importante para nosotros porque nos protege de los rayos ultravioletas del sol. Mi mensaje es: "No tires basura donde no debes, mantén limpio tu medio ambiente como si fuera tu propia vida, porque lo es".

8. BIBLIOGRAFÍA
Google Venezuela

www.google.co.ve
Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 2003
Bellamy, David y otros. Salvemos la Tierra. Madrid: Ediciones Aguilar, 1991. Obra de carácter divulgativa sobre los problemas medioambientales.
Bilbao, A. y otros. Desarrollo, pobreza y medio ambiente. Madrid: Ediciones Talasa, 1994. Obra divulgativa sobre el desequilibrio entre países ricos y pobres.
Drago, Tito. El futuro es hoy: reflexiones sobre medio ambiente. Madrid: Cruz Roja Española, 1990. Obra divulgativa que repasa los problemas ambientales más importantes; bibliografía.
Gribbin, John. El planeta amenazado. Madrid: Ediciones Pirámide, 1987. Reunión de artículos sobre los distintos problemas ambientales del planeta.
Tobías, M. El hombre contra la tierra. Población y biosfera al final del milenio. Barcelona: Ediciones Flor del Viento, 1996. Obra de carácter divulgativa.
Tapia, F. y otros. Medio ambiente: ¿alerta verde? Madrid: Editorial Acento, 1995. Obra de divulgación sobre desarrollo y gestión ambiental.









Autor:



Héctor Tablero

Barcelona, Venezuela



Leer más: http://www.monografias.com/trabajos15/medio-ambiente-venezuela/medio-ambiente-venezuela.shtml#ixzz3B92UPHea

Contaminación del aire, causas, efectos y alternativas de solución


por PORFIRIA PILCO TICONA


Introducción
Desarrollo del tema
Causas de la contaminación atmosférica
Consecuencias de la contaminación atmosférica
Conclusión
Bibliografía

Introducción



La contaminación del aire, es un problema que se ha incrementado en estos últimos años. Razón por la cual me intereso hablar sobre este tema es porque tengo la necesidad de dar a conocer este problema tan grande que está causando este tipo de contaminación, además que la población conozca esta dificultad y tome conciencia de lo que está sucediendo y así poder cambiar su forma de pensar y actuar, para que este problema que se está incrementando se minimice y así poder respirar aire puro y limpio que además no afecte nuestra salud. En la contaminación atmosférica se están presentando varios procesos que de igual manera están afectando a nuestro medio ambiente: la lluvia ácida, el calentamiento global y rompimiento de la capa de ozono; estos procesos afectan en forma negativa a la calidad de aire. Sin darnos cuenta toda la sociedad somos responsables de este grave problema, la población necesita estar informada de cómo prevenir la contaminación y así aportar en la mejora de la calidad de aire que se está ingiriendo.

Además la contaminación del aire es uno de los problemas ambientales más importantes, y es resultado de las actividades del hombre. Las causas que originan esta contaminación son diversas, pero el mayor índice es provocado por las actividades industriales, comerciales, domésticas y agropecuarias.

Es por eso que me intereso abordar este tema ya que necesitamos poner en marcha un plan para que todos estos problemas que se están presentando con este tipo de contaminación disminuyan un poco y así poder contar con un mundo mejor para nosotros y para nuestras familias. Hoy en día existen varias recomendaciones que se deben tomar en cuenta y si cada familia de este país tomara la iniciativa de realizar alguna de tantas recomendaciones disminuiría notablemente este problema.

La idea central de este trabajo es que sirva como una herramienta básica para las personas, y dar a conocer la importancia que tiene en nuestra vida el cuidar el medio ambiente, principalmente el aire.

Este trabajo esta compuesto por información recabada sobre el significado de contaminación, acerca de la importancia del aire para el ser humano, así también de los efectos que causa sobre la salud del hombre la contaminación del aire; se presentaran algunos de los principales contaminantes, como se forman y como afectan a la salud de las personas.

Este trabajo contiene temas importantes donde las personas podrán plantearse preguntas como lo son: Que es? Que lo genera? Como afecta?, entre muchas otras mas y conforme sea leída la información se irán contestando esas mismas preguntas.

OBJETIVOS:


Informar a la población acerca de la contaminación del aire que se vive en la actualidad causas y sus consecuencias.


Inculcar la toma de conciencia en la población para prevenir la contaminación del aire.


Sugerir alternativas de solución, frente a la contaminación del aire.
Desarrollo del tema

EL AIRE: Es la capa gaseosa que envuelve la tierra. El aire que respiramos tiene una composición muy compleja y contiene al rededor 1000 compuestos diferentes.

ELEMENTOS:

Los principales elementos que se encuentran en el aire son Nitrógeno, oxígeno e hidrógeno. Sin estos tres elementos, las vida en a tierra sería imposible. El aire contiene argón, que es un gas inerte, dióxido de carbono (CO2), cantidades poco significativas de metano y radón.

COMPONENTES:

Los componentes constantes del aire son alrededor de 78% de nitrógeno, 21% de oxigeno y el 1% restante se compone de gases como el dióxido de carbono, argón, neón, helio, hidrógeno, otros gases y vapor de agua.

Los componentes variables son los demás gases y vapores característicos del aire de un lugar determinado.

PROPIEDADES FÍSICAS:


Es de menor peso que el agua.


Es de menor densidad que el agua.


No tiene volumen definido


No existe en el vacío


Es un fluido transparente, incoloro, inodoro e insípido.


Es un buen aislante térmico y eléctrico.


Un litro de aire pesa 1,29 gr., en condiciones normales.

PROPIEDADES QUÍMICAS


Reacciona con la temperatura, condensándose en hielo a bajas temperaturas.

COMPOSICIÓN DEL AIRE PURO.

El aire está en la atmósfera formando la capa gaseosa que envuelve la tierra. La atmósfera consta a su vez de varias capas:


a) TROPÓSFERA: Es la más cercana y se extiende aproximadamente a 15 Km. de la superficie de la tierra.


b) ESTRATÓSFERA: Se extiende desde el límite de la tropósfera, hasta los 50 Km de altura.


c) MESÓSFERA: Zona que se sitúa entre los 50 y los 100 Km.


d) IONÓSFERA: Empieza después de los 100 Km. y va desapareciendo gradualmente hasta los 50 Km. de altura.


e) EXÓSFERA: Comienza desde 500 Km de altura y se extiende más allá de los 1000 Km. está formada por una capa de hielo y otra de hidrógeno. Después de esa capa se halla una enorme banda de radiaciones (conocida como magnetósfera).

LA ATMÓSFERA:

La atmósfera es una cubierta protectora, actúa como un regulador térmico, además de traer lluvia de los océanos, calor de los desiertos, trópicos, ecuador y frio de los polos. Gracias a ella hay cielos brillantes y puestas del sol multicolores.

LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA:

La contaminación atmosférica es la alteración de la composición de la atmósfera. La atmósfera de una ciudad se contamina al introducir en ella sustancias distintas de las que la forman o al modificar las cantidades en que se hallan sus componentes.

Causas de la contaminación atmosférica

Monografias.com


EMISION DE HUMO:

Los vehículos motorizados, y la quema de bosques, pajonales y basuras emiten al aire ingentes cantidades de humo, que no sólo constituyen un contaminante visual, enturbiando la atmósfera, sino que también contienen sustancias tóxicas y partículas que afectan a la salud humana. El humo de los vehículos motorizados contiene monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono (CO2) y plomo. El (CO) es altamente tóxico para los animales y el ser humano, porque al ser inhalado bloquea el transporte de oxígeno en la sangre y produce anemia.
Monografias.com
EMISIÓN DE AEROSOLES:
Monografias.com


Los aerosoles son partículas sólidas o líquidas de tamaño muy pequeño y de velocidad de caída despreciable, por lo que permanecen suspendidas en la atmosfera por periodos muy largos. El humo el polvo la ceniza volcánica, los freones, los óxidos de azufre y nitrógeno y otras sustancias son aerosoles. Las partículas más grandes (más de cinco micrones) son filtradas por la nariz y los bronquios; las de tamaño normal menor penetran a los pulmones y allí pueden ser retenidas. La actividad industrial moderna produce enormes cantidades y variedades de aerosoles que amenazan la salud de los humanos y el hábitat, por las modificaciones en la constitución de la atmósfera como en el caso de la capa de ozono.

Los freones, compuestos químicos en base a clorofluorocarbono, descomponen el ozono y disminuyen la protección contra los peligrosos rayos ultravioleta.

MALOS OLORES:
Monografias.com
La basura, las deposiciones y ciertos restaurantes, como las del mercado y la playa que es el terminal de buses, emiten sustancias pestilentes, que constituyen la contaminación por malos olores.
Monografias.com
RADIACIÓN ATÓMICA:
Las explosiones atómicas y fallas en los reactores contaminan el aire con partículas radioactivas que se depositan en las plantas y en el agua, y a través de los alimentos pasan al ser humano y producen cáncer y alteraciones genéticas.
Monografias.com

Consecuencias de la contaminación atmosférica

  • 1. LLUVIA ÁCIDA:
Monografias.com


Los contaminantes atmosféricos provenientes de las diferentes fuentes de emisión, en especial el dióxido de azufre (SO2) y los óxidos de nitrógeno (NO y NO2) reaccionan con el agua de las nubes y forman ácidos sulfúrico y nítrico.

Formación de la lluvia acida.

- Las centrales eléctricas, fábricas, chimeneas, escape de vehículos, calderas y el fuego que se enciende para cocinar producen gases ácidos. Estos gases suben al aire y se disuelven en el agua de las nubes, que forman gotas de lluvias acidas. El viento transporta la lluvia acida a cientos de kilómetros. Cuando la lluvia acida cae, la absorbe el suelo.


2. EL DETERIORO DE LA CAPA DE OZONO.

La capa de ozono de la atmósfera es una especie de sombrilla o escudo que protege la superficie del planeta contra la radiación ultravioleta (UV) Los clorofluorocarbonos son los compuestos implicados directamente en la destrucción de la capa de ozono y están presentes en las bombas de spray como desodorantes, lacas, ambientadores y aerosoles en general. Se estima que la disminución de la capa de ozono incide directamente en el aumento de los índices del cáncer. La luz UV reduce las defensas de los seres vivos, pueden producir cataratas, condición caracterizada por la alteración de la transparencia del lente ocular. También pueden inferir en el proceso de fotosíntesis de las plantas, disminuyendo su crecimiento y reduciendo las cosechas. Esto tiene especial importancia en los océanos. Si el fitoplancton muriera, desaparecería toda forma de vida marina.
Monografias.com
EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE EN EL AMBIENTE:
Efectos en la salud. En el corto plazo los contaminantes atmosféricos afectan a los grupos humanos más susceptibles, como es el caso de los ancianos, niños y personas con enfermedades crónicas o preexistentes.
Monografias.com
En el mediano y largo plazo, causan desde molestias simples hasta enfermedades graves, incluyendo en cáncer. Los contaminantes del aire provocan daños serios e irreparables, directamente al sistema respiratorio relación que puede indicarse en la siguiente tabla.
CONTAMINANTES
ENFERMEDADES
Dióxido sulfuroso.
Bronquitis
Ozono y partículas suspendidas
Daño grave a los pulmones,
Humo de cigarrillos
Cáncer
Oxido de nitrógeno
Debilitan el sistema inmunológico e intensifican los problemas del asma.
Monóxido de carbono
Agrava síntomas de enfermedades cardiovasculares, disminuye funciones del cerebro.
Monografias.com


EL CUIDADO DEL AIRE NOS COMPROMETE A TODOS:

Como educadores tenemos la responsabilidad de velar por el cuidado y conservación del aire comprometiendo la participación de los actores y aliados educativos. A continuación te propongo algunas estrategias de intervención en la Institución Educativa y comunidad.

EN LA ESCUELA:

Fomentar en los niños el menor consumo de energía eléctrica, lo cual contribuirá a disminuir las emanaciones de SO2 (dióxido de azufre), NOx (óxido de nitrógeno), VOC (compuestos orgánicos volátiles y partículas.

Impulsar en los niños el consumo de alimentos orgánicos o al menos aquellos que no hayan sido sometidos a un uso tan intensivo de agroquímicos.

Incorporar los problemas de contaminación ambiental como aspectos de transversales en el PCI y PEI.

Establecer normas de conservación y uso adecuado de aire.

Organizar concursos escolares de canto, poesías, y teatro tomando como tema central el cuidado del aire.

Realizar desfiles de sensibilización portando pancartas y lemas alusivos al cuidado del aire.

Organizar actividades educativas con ocasión del Día de la Protección de la Capa de Ozono.

Realizar campañas de reforestación en el terreno de la IE o comunidad (riveras de los ríos parques, etc.

Letrar los espacios educativos con frases reflexivas sobre la importancia y cuidado del aire.

EN LA COMUNIDAD:

Realizar reuniones de sensibilización a las autoridades de la comunidad.

Organizar charlas educativas a los pobladores.

Desarrollar demostraciones sencillas sobre los problemas de contaminación del aire con participación de los pobladores.

Promover campanas de forestación y reforestación.

Difundir las consecuencias de la quema de los bosques, rastrojos pastizales, basura, así como el uso de plaguicidas en la agricultura.

Incluir acciones a favor del medio ambiente en los planes de desarrollo comunal, distrital y provincial.

Restrinja-reutilice-recicle. Un menor consumo redundará en menor contaminación atmosférica de todo tipo.
Conclusión

El hablarles sobre este tema me ha hecho llegar a la conclusión, de que estamos viviendo en un mundo muy desagradable para nuestra salud y lo peor que somos la misma población quienes estamos propiciando que todo esto suceda ya que con toda la tecnología que necesitamos para vivir estamos perjudicando a nuestro ambiente; me parece ilógico que permitan la salida de tantos productos al mercado, si tienen la idea que estos están perjudicando a nuestro ambiente, debe haber un control de todos estos productos para que en lugar de aumentar disminuya, como todos conocemos, hay productos como los aerosoles o spray que ya han salido al mercado, siendo estos los que contaminan y dañan a la atmósfera quienes tienen el apoyo logístico de muchas empresas multinacionales, cuando debería ser lo contrario; es decir, la información y la prevención de contaminación que deberían tener ese respaldo de las empresas mencionadas.

A las grandes industrias que ellas son las que en mayor parte contaminan, debería de haber un control sobre que si sobrepasan los contaminantes arrojados, las clausuren o tomen otras estrategias para que estas no sigan contaminado. La educación hacia la población es una estrategia muy importante ya que depende de la población este cambio, debemos de iniciar cambiando nuestra actitud y así transmitirles este conocimiento a los más pequeños de la casa con el ejemplo, para que ellos de igual manera se concienticen y cambien su actitud, para mí creo que es lo más importante la educación hacia los niños que son el futuro del mundo y de ellos dependerá nuestra supervivencia, y de la población adulta depende el mundo en que nosotros queremos que vivan nuestros hijos así que solo debemos ser conscientes del daño que ocasionamos con el uso de todos estos productos y disminuirlos y así se verá un gran cambio.
Bibliografía

Guía de educación ambiental para docentes - Ministerio de Educación.Ecología y salud.

Biología Moderna # 4. Autor: Héctor Manuel Rodríguez.

Enciclopedia Interactiva Santillana: Edición: 1995.

Enciclopedia Ilustrada Cumbre: Tomo: # 9. Autor: Julio Pastor.

Geografía Mundial: Autor: Juan Colón.

Humanidad y Naturaleza: Autor: José Serrulle Ramia.

Pequeño Larousse Ilustrado: Autor: Ramón García Pelayo y Gross.

http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/14112869/Ensayo Sobre la Contaminación en el Aire.html

Pontificia Universidad Católica del Perú. Facultad de Ciencias y Artes de la Comunicación. Publicación del Curso de Periodismo Digital: "Súper Árbol" una solución a la contaminación. 2007. Disponible en: http://revistas.pucp.edu.pe/willay/node/384.

Ecología y salud

Burgos F. Gabriel, Romero S. Lilia, Editorial. Mc Graw Hill. Interamericanas Editores S.A. de C.V. 2da Edición. Julio 2004

Generalidades del aire. Disponible en: http://www.atsdr.cdc.gov/es/general/aire/es_theair.pdf: actualizada 8 noviembre 2008; acceso 17 septiembre 2009].


Autor:
Porfiria Pilco Ticona


Leer más: http://www.monografias.com/trabajos98/contaminacion-del-aire-causas-efectos-y-alternativas-solucion/contaminacion-del-aire-causas-efectos-y-alternativas-solucion.shtml#ixzz3B93RYNxw

_______________

Protección al medio ambiente




Consideraciones generales y protección jurídico-económica frente a incumplimientos a la protección al medio ambiente, en la praxis de la sala de lo Económico
RESUMEN

La vida del hombre se desenvuelve básicamente en sociedad y en esas relaciones sociales es donde la convivencia humana plantea a menudo conflictos y problemas que en cierta medida el derecho está llamado a resolver, cuando esas relaciones se determinan por la proximidad o inmediación se está en presencia de las relaciones de vecindad calificadas por su carácter conflictual.

Uno de sus más típicos problemas, de gran actualidad son las inmisiones por humos, malos olores, vapores, radiaciones, trepidaciones, en tanto son el resultado de la actividad de explotaciones industriales o agrícolas y aún de la vida doméstica, entre otras, de un fundo emitente que incide sobre otro u otros fundos con afectaciones a la propiedades involucradas, a la salud humana y al medio ambiente en general en que están insertos el causante y los afectados, esta es una conducta lesiva regulada con esta consideración en Ley 81 de 1997 de Medio Ambiente.

Esta es una de las instituciones que en derecho económico sirve a los fines de conferir tutela medioambiental, en tanto atacan directamente diversos ecosistemas que configuran el Medio Ambiente, y su esfera de protección abarca la persona y los bienes de que resulta el titular también afectado, la técnica de las inmisiones entra dentro de la llamada tutela ecológica preventiva consistente en la concesión de vías destinadas a lograr el cese de procesos de polución o bien a imponer el empleo de instrumentos purificadores de acuerdo con los adelantos científicos , de ahí que responda a una función preventiva, pero además resarcitoria cuando ya se ha producido el daño o afectación.

El trabajo tiene como objetivo estudiar esta institución de carácter civil y resaltar su validez para los fines de la defensa del Medio Ambiente, determinando los mecanismos jurídicos que en nuestro medio resulten viables para ello. Se divide en tres capítulos: Las inmisiones en el contexto de las relaciones de vecindad; Los mecanismos de protección frente a inmisiones al medio ambiente y La disciplina de las inmisiones y la tutela ambiental. El método empleado, es el jurídico descriptivo con el uso de la revisión bibliográfica.
INTRODUCCIÓN:

La actual sociedad ha desarrollado en gran medida medios industriales y científicos, los que han originado fuentes de contagio que deshonran el medio ambiente y crean peligros para la salud humana, poniendo en peligro la supervivencia de la especie. Paralelamente la humanidad se ha beneficiado de la tecnología y se esperan aún más beneficios, por lo que la solución no es restringir o eliminar el progreso técnico, sino tratar de hacer coexistir este con condiciones ambientales suficientes que permitan un desarrollo armónico y saludable del ser humano., por otro lado existe una tendencia a tratar de establecer relaciones económicas sin llevar en cuenta con la madurez y sensatez requerida para evitar lacerar la especie humana y los seres vivos que constituyen una fuente inagotable de subsistencia para la especie humana.

El derecho sirve para gobernar la conducta de los hombres, estableciendo deberes, derechos y obligaciones de mando en determinados momentos, es por ello que el jurista no puede, ni debe quedarse relegado en la preocupación por el medio ambiente y su deterioro. En este sentido la problemática medioambiental ha permanecido proverbialmente circunscrita a ser regulada por el derecho público, a partir de la concepción del medio ambiente como un bien jurídico o un interés tutelable de carácter colectivo y general, entre otras consideraciones, por lo que la defensa al medio ambiente como parte de los bienes que integran la naturaleza, no puede quedar ceñida rigurosamente a las mesuras de esta vertiente del derecho.

Cuando el medio ambiente se puede deleitar, usar y disfrutar individualmente, es un objeto específico de los derechos subjetivos, se integra en la hacienda de cada sujeto, al dañarse el medio ambiente se lesiona una situación jurídica subjetiva, extendiendo su acción a derechos e intereses patrimoniales, de una persona jurídica o natural, que el nuevo procedimiento del LPCALE, por tanto el titular de esos derechos e intereses sería el legitimado para defender y proteger el medio ambiente, función que el derecho económico y civil puede y debe realizar,.

Es oportuno recurrir al estudio de una de las instituciones que en derecho civil sirve a los fines de conferir tutela medioambiental, aplicándola supletoriamente al derecho económico, estas son las relaciones de vecindad y el supuesto específico de inmisiones , en tanto estas ultimas atacan directamente diversos ecosistemas que configuran el Medio Ambiente, y su esfera de protección abarca la persona y los bienes de que resulta titular también afectado, la técnica de las inmisiones entra dentro de la llamada tutela ecológica preventiva consistente en la concesión de vías destinadas a lograr el cese de procesos de polución o bien a imponer el empleo de instrumentos purificadores de acuerdo con los adelantos científicos , de ahí que responda a una función preventiva, pero además resarcitoria cuando ya se ha producido el daño o afectación., tal y como se indica en el procedimiento estas situaciones ahora serían resueltas por las salas de lo económico del país en dependencia de la provincia donde se produzcan.

El derecho a un medio ambiente sano es un derecho protegido constitucionalmente, y por tanto con trascendencia a todos aquellos que van a verse afectados con un ataque o laceración del mismo, ello conlleva a que también los particulares puedan mediante el ejercicio de las acciones legales correspondientes instar a poner remedio a un problema con trascendencia general y particular.

En este sentido los objetivos del presente trabajo son el estudio y análisis teórico de los antecedentes de la protección al medio ambiente en su tratamiento constitucional, y además, poner al relieve los casos que frente a las a agresiones medioambientales se han presentado y el tratamiento en la praxis judicial de la sala de lo económico del Tribunal Provincial Popular de Camagüey, durante el período comprendido de los años 2002 a diciembre del 2006.

Con la inserción del proceso ordinario, para conocer de las violaciones al medio ambiente en la materia económica se pretendió traer un litigio que a pesar que en ocasiones afecta en particular a las personas naturales finalmente afecta a las entidades a la economía y en general a la humanidad, por lo que debe valorarse y apreciarse como un daño a la economía y a la humanidad. La resolución veloz de los asuntos, y la subsiguiente repercusión que los mismos provocan es muy urgente ejecutar y recuperar los maltratos que se produzcan al medio, en última instancia, no solo se daña el patrimonio y si no a la economía nacional.

Con la entrada en vigor del Decreto Ley 241, se le dio la posibilidad al Ministerio de la Agricultura de acudir a la sala en los casos de daños al patrimonio forestal.

Es oportuno efectuar un análisis de algunas reflexiones en torno al mismo, reseñándose singularmente la óptica de los conocidos, las implicaciones y la baja radicación a partir de la praxis judicial y la experiencia adquirida en la Sala de lo Económico del Tribunal Provincial Popular de Camagüey, tras abordarse algunas consideraciones doctrinales y de derecho comparado en lo atinente a este proceso.


Motivado por lo expuesto a priori nuestro trabajo ha tomado como sustento teórico metodológico el Diseño de Investigación que sigue:

Metodología del diseño: Experimental.

El proceso de conocimiento de éstos asuntos de medio ambiente comenzó a aplicarse por primera vez en las Salas de lo Civil del territorio nacional, pero la cotidianidad y la actuales circunstancias económicas, hicieron necesario la inserción trasladar el conocimiento a las Salas de lo Económico del país, se venía avizorando la afectación no solo a la economía de particulares sino a la economía de las empresas estatales, por lo que nuestro máximo órgano de justicia decidió poner en vigor en el 2001, el Decreto-Ley No. 223 y ampliar la competencia de estas salas de justicia, pues consideró que se atemperaba este tipo de litigio al objeto social de las mismas.

Esta inserción pretendió que este tipo de litigio estuviera caracterizado por la profundidad que los caracteriza, la agilidad y la celeridad en su tramitación, se mantuvo inmutables en el procedimiento del decreto 89 de Arbitraje Estatal, que era un órgano de dirección y jurisdiccional que podía accionar en las violaciones al medio ambiente de manera directa, lo que ahora corresponde a otras instituciones, al desaparecer el arbitraje y aparecer las salas de lo económico, hasta que en la actualidad desde el 27 de octubre del 2006, se aplica de manera general la LPCALE, hasta ese entonces sin cambios sustanciales.

Tipo de muestra:

Para cumplimentar los objetivos propuestos se seleccionó un total 6 expedientes, desde el año 2002, hasta el 2006 de procesos ordinarios radicados en la Sala de lo Económico del TPP Camagüey, y además aleatoriamente un grupo de 19 consultores jurídicos y abogados, los que ejercen sus funciones en diversas instituciones estatales en el territorio de la provincia Camagüey.

Este total representa una muestra representativa del 60 por ciento de los consultores, por lo que la muestra no es probabilística sino intencionada.

Objetivos:
Exponer la posición teórico-doctrinal cubana sobre el medio ambiente y las principales consideraciones doctrinales sobre notas del Derecho Comparado.
Analizar los casos presentados en la Sala de lo Económico del Tribunal Provincial Popular de Camagüey a partir de las experiencias adquiridas, lograr una defensa más eficaz del medio ambiente.

Problema de Investigación:

Es ajustada la legislación jurídica económica para resolver los procesos de medio ambiente que se suscitan ante la Sala de lo Económico de los Tribunales Populares, logrando una eficacia en la prevención de las violaciones al medio ambiente.

Idea científica:

La legislación jurídica económica precisa de modificaciones o adecuaciones en aras de atemperarla a las actuales circunstancias en que se desenvuelve el proceso ordinario de medio ambiente ante las Salas de lo Económico de los Tribunales Populares, para lograr una mayor radicación y eficacia en los casos presentados.

Métodos:
Histórico-lógico.
Observación científica.
Análisis del contenido.
Análisis documental.

Técnica:
Encuesta.

CAPITULO I:
1. 1) Antecedentes históricos de la protección al medio ambiente según la constitución.

Nuestra constitución al igual que la mayoría de las Constituciones, dictadas a partir de la década de los 70 contiene normas concernientes al ambiente. La constitución Cubana, esta regulación no es, novedosa. Fue la Constitución de 1979 la que consagró, por vez primera, una norma al respecto. En este sentido decía su artículo 123 que "Todos tenemos el derecho de habitar en un ambiente saludable, ecológicamente equilibrado y adecuado para el desarrollo de la vida y la preservación del paisaje y la naturaleza. Todos tenemos el deber de conservar dicho ambiente. Es deber del Estado prevenir y eliminar la contaminación ambiental". El Constituyente del 79 siguió muy de cerca el modelo de protección de la Constitución española de 1978 e, indirectamente, el de la Constitución portuguesa de 1976. La influencia que ambas Constituciones ejercieron sobre el artículo 123, se ponía de manifiesto tanto en la ubicación sistemática de la norma como en su contenido.

Primeramente la norma derogada formaba parte del título relativo al régimen económico, dentro del capítulo de los recursos naturales. De este modo, el Legislativo del 79 evitó concebir la protección del ambiente como un derecho fundamental y más bien optó por vincularla a las normas que lo conforman de lo que se conoce como la "Constitución económica". Es decir, aquel conjunto de principios y normas constitucionales que definen y configuran el modelo económico general de un Estado. El juicio económico que subyacía en tal opción sistemática no significó, sin embargo, que el concepto de ambiente en su significado ecológico, se confundiera con el de recurso natural, en tanto manifestación del ambiente que sirve inmediata y directamente a la satisfacción de una necesidad humana material. El artículo 123 comenzaba afirmando el carácter colectivo del bien jurídico. Al señalar a "todos" como los destinatarios del derecho, expresaba que la titularidad recaía en la colectividad en general pero, al mismo tiempo, señalaba el deber colectivo de conservarlo.

Teniendo que se le asignaba al Estado la función de prevenir y eliminar la contaminación ambiental. Esta previsión resulta explicable en los bienes económicos y sociales como el caso del ambiente, a los que el Estado debe dotar de contenido mediante la legislación secundaria. En este sentido, el alcance del artículo 123 era limitado por el criterio defensivo que se asumía. La protección ambiental no es sólo un asunto de prevención contrala contaminación. Ejemplo contrario de lo afirmado lo presenta la Constitución española, que no sólo prevé la defensa del ambiente sino también la necesidad de su mejora y al interior de una concepción integral de protección del ambiente, tanto en una perspectiva ecológica como en la de los recursos naturales.

El amparo del ambiente de acuerdo a la concepción que se asumía en el artículo 123 reposaba, en parte, en su justiciabilidad ante los tribunales. A diferencia de su homóloga española, la Constitución del 79 no impedía que el ambiente sea protegido como pretensión jurídica mediante las acciones de garantía. La omisión de considerarlo como derecho fundamental no era impedimento formal para ello, aunque la actuación del Estado para desarrollarlo en su contenido, condicionaba bastante lo que la justicia ordinaria podía hacer. Significativo de lo afirmado es la inexistencia casi absoluta de estadísticas judiciales respecto a su defensa mediante acciones de amparo.

En la carta magna del 79 se asumía una concepción antropocéntrica moderada. Se protegía no sólo la existencia del hombre sino también las diversas formas de vida natural. Y ello dentro de una visión ecológica de la protección: se buscaba la existencia de un ambiente equilibrado (no sólo sano) que incluía tanto la defensa del paisaje como de la "naturaleza" (entendida como ambiente no interferido ni modelado por el hombre).

1-2) El concepto y las características del ambiente en la Constitución vigente

Entre las pocas modificaciones que el Constituyente del 93 hace al modelo de protección de los derechos fundamentales de la Constitución derogada, se encuentra la incorporación del derecho de toda persona "a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de su vida" (art. 2 inc. 22).

Tal inserción se puede explicar por el afán (sincero tal vez) del legislador de acentuar la importancia de dicho bien jurídico, ubicándolo en el mismo rango normativo de otros derechos subjetivos clásicos, tales como la vida, la libertad o la propiedad. Es por esto que no resulta extraño si se tiene en cuenta que consideró inapropiadamente la legítima defensa como derecho fundamental. Lo concreto es que la protección del ambiente depende menos de su ubicación sistemática que de la concepción que se asuma frente al mismo, así como de lo que se haga en la legislación que lo desarrolle.

La cuestión de fondo que tendría que plantearse, en todo caso, es qué concepto de ambiente presenta la norma constitucional. En realidad, el parlamentario se limitó a mencionarlo sin precisar sus elementos. Ello propicia que la interpretación de su contenido sea amplia. Así, se puede afirmar que la significación atribuible al término "ambiente" de la Constitución es, en principio, la biológica que, a diferencia de la significación social, hace alusión al conjunto de bases naturales existenciales de la vida y a su calidad. La norma constitucional no comprende el ambiente social (entendido como el conjunto de relaciones sociales de los individuos y de sus creaciones, como la protección de la familia, la cultura, la educación, el matrimonio, el patrimonio cultural entre otros, en la medida que son objeto de tratamiento en otros dispositivos : arts. 4, 5, 13, 20 Const.).

Las circunstancias esenciales de la vida natural estaría constituido a su vez por: a. los componentes bióticos (flora y fauna); b. los factores abióticos (agua, aire, suelo); c. los ecosistemas en particular, comprendidos como las comunidades de especies formando parte de una red de interacciones biológicas, químicas y físicas que sostienen o permiten responder a las condiciones naturales cambiantes; d) la ecósfera o la suma de todos los ecosistemas.

En lo fundamental se podría decir que la forma de protección de la norma constitucional no es fragmentaria o limitada a la defensa de los dispositivos del ambiente, entendido como mosaico de dispositivos. Al contrario, cuando en la norma se alude a un ambiente "equilibrado" se asume una concepción que lo ve como sistema. Es decir, el ambiente no es en realidad la simple suma de sus elementos sino un sistema complejo (cualitativamente distinto a sus partes), dinámico (comporta procesos naturales en permanente cambio); pero en un estado de equilibrio de sus ecosistemas, lo que permite el desarrollo de los ciclos vitales. En este sentido, se trata de una protección del ambiente en su significación ecológica que entiende a sus dispositivos como unidades funcionales, influyendo o siendo influidos por el conjunto del sistema. Desde esta perspectiva se puede entender, entonces, que la defensa de una especie biológica no es la defensa de ésta como tal sino, sobre todo, la protección de una función con relación al sistema (a esto podríamos denominar interés ecológico).

La característica inicial prevista por la norma comentada, se relaciona con uno de los fines de protección del ambiente: la protección de la existencia del ser humano como especie y, con ello de las otras formas de vida.

En consecuencia, cuando el Legislador desea a la existencia de un ambiente equilibrado está buscando conservar las condiciones ecológicas esenciales para la presencia de la vida en general, en la medida que la destrucción o el deterioro sensible del ambiente, más allá de su capacidad de soporte, implica la destrucción de los factores biológicos que permiten existir al hombre como especie sobre la tierra. Esta defensa repercute no sólo en la persona, titular del bien o de la cosa, lo más importante es, de modo directo e inmediato en la conservación de otras formas de vida. Si bien es cierto la norma vigente no es explícita al respecto (como si lo era la norma de la Const. del 79), ello es estimable de la dinámica misma de la protección.

Se nos permite afirmar que el ambiente garantizado por la constitución vigente, debe ser adecuado para el desarrollo de la persona. En este extremo, el Legislativo del año 1993 mantuvo la idea asumida en la Constitución española de 1978. Esta característica le da a la protección un aspecto marcadamente antropocéntrico puesto que supone el mantenimiento de las condiciones cualitativas naturales (del ambiente), a efecto de que el hombre pueda desarrollarse como tal. Esto supone no sólo que el ser humano exista (Dasein) sino que exista bien (Sosein), en condiciones de vida aceptables o propias a su dignidad.

Este secundario aspecto tiene relación, por tanto, con la accesoria finalidad de la protección ambiental: la defensa de calidad de vida natural. Esta perspectiva de la protección parte de la base que el ser humano es, ante todo, un ente libre y sensitivo, y las agresiones inferidas al ambiente, aún en grado mínimo, implican resultados negativos en su libre desarrollo. Esta finalidad comprende, entonces, un conjunto bastante amplio de factores que conforman su nivel cualitativo de vida, tales como la salud, la capacidad productiva, el goce estético de la naturaleza, la posibilidad de usar económicamente el ambiente, etc.

La concepción de calidad de vida abarca el aspecto higiénico de la protección ambiental de allí que el Legislador del año 1993 haya suprimido, por innecesaria, la alusión que hacía la norma derogada a un ambiente sano. Al lado de la protección adecuadamente dicha del ambiente, aparecen en el mismo inciso el derecho "A la paz, a la tranquilidad, al disfrute de tiempo libre y al descanso".

Las nociones de tranquilidad, ocio o descanso pueden, sin embargo, caer perfectamente bajo los alcances del concepto general de calidad de vida. Así, cuando se protege al hombre contra el ruido, se defiende principalmente su tranquilidad, (la protección de su salud es más discutible). Del mismo modo, la defensa de las conformaciones paisajísticas, es una alternativa vital para el uso del tiempo libre o para descansar observándolos. Tales aspectos resultan contenidos dentro de la protección de la calidad vida natural.

1-3) Trascendencias del amparo ambiental

La regla legislativa en su doble finalidad le ofrece a la protección del bien jurídico ambiental un alcance temporal bastante amplio. En inicio, la protección de la existencia biológica del ser humano significa no solo considerar como ataque ambiental, las acciones que lo dañen efectivamente, (lo que en su expresión extrema significaría esperar la destrucción de las bases naturales de la vida), sino sobre todo, las conductas que lo ponen simplemente en peligro. La protección ambiental es por eso una cuestión de prevención antes que de defensa. Y la prevención implica tanto los riesgos probados de daño al equilibrio ecológico como los riesgos simplemente probables, de acuerdo con el estado de la ciencia. Se incluyen además, los riesgos inmediatos y directos y los mediatos e indirectos, en la medida que la dinámica de los ciclos naturales es prolongada en el tiempo. Del mismo modo, el concepto de calidad de vida implica que la intensidad del ataque al ambiente no sea necesariamente grave para que se considere lesionado o puesto en peligro el bien jurídico. No es indispensable, por ejemplo, que una agresión ambiental lesione o ponga en peligro la salud de un número indeterminado de personas. Se disminuye la calidad de vida si se produce ruidos más allá de los niveles aceptables o si se contamina una laguna imposibilitando actividades de pesca o de esparcimiento.

El límite mínimo de lo que se deba proteger y la determinación de las actividades reñidas con la existencia de un ambiente adecuado y equilibrado es, en todo caso, una cuestión de decisión política. El criterio objetivo vinculante que tiene el legislador son el conjunto de los derechos fundamentales, que tienen, en principio, la misma importancia que la protección ambiental y que no deben ser vaceados de su contenido esencial, por un excesivo afán de protección de la calidad de vida.

La protección del ambiente tiene igualmente un alcance dinámico. Las personas no sólo tienen derecho a habitar un ambiente adecuado (lo que supone el deber de los "otros" de no intervenir negativamente sobre aquél), sino también la obligación de participar colectivamente en la mejora progresiva del ambiente y, sobre todo, a exigir al Estado la definición de políticas adecuadas tendientes al mismo objetivo. El estado real de la calidad de vida natural en nuestro país nos lleva a señalar que la defensa de "nuestro" derecho a un ambiente equilibrado y adecuado es meramente expectaticio, deseable, pero ante todo un objetivo a realizar; no se trata entonces de conservar en general nuestro ambiente en el estado actual sino de rehabilitarlo y mejorarlo.

1-4) La naturaleza jurídica agrupada del bien lícito

El método jurídico de la defensa ambiental como derecho fundamental podría dar a entender que el ambiente es un bien jurídico individual. Es de recordar, por ejemplo, que los derechos subjetivos clásicos nacen como derechos o libertades individuales oponibles al Estado. Los derechos económicos y sociales surgen y son reconocidos con posterioridad. Asimismo, el artículo 2 se refiere al derecho de "toda persona" y el capítulo que engloba a los derechos fundamentales, se refiere a los derechos fundamentales "de la persona". La Constitución de 1979 era, en este aspecto, más explícita con relación al ambiente. Se refería a "todos" como los titulares del bien jurídico y no a cada persona.

Creemos, sin embargo, que este es igualmente el sentido de la protección actual. En principio porque una interpretación literal o sistemática de la norma debe ceder a su sentido teleológico. En efecto, si lo que se pretende es la defensa de las condiciones esenciales de existencia del ser humano-como especie biológica en general - no se apunta a que un individuo sea el titular del bien, puesto que un ataque con efectos a largo plazo ni siquiera podría afectarle.

Las consecuencias peligrosas de los ataques ambientales no repercuten, en general, sobre un individuo preciso, sino sobre un conjunto indeterminado de personas o, mejor, sobre la humanidad. La protección de la vida o de la integridad física, como bienes jurídicos individuales, son materia de otra regulación.

El medio ambiente es también, dentro del marco de nuestra Constitución, un bien jurídico colectivo, cuyos titulares somos "todos" entendidos como humanidad y no cada uno considerado individualmente. No creemos que la intención del parlamentario constituyente haya sido el dejar que cada persona que se sienta dañada en su derecho ambiental, se defienda sola y como pueda, porque una atomización de la defensa relativizaría el reconocimiento del bien jurídico.

1-5) El papel del Estado en la protección del ambiente

La defensa ambiental sustentada exclusivamente en la existencia de un derecho subjetivo, sería insuficiente sino estuviera apoyada por la capacidad interventora del Estado. En este sentido, se ha afirmado, que la defensa del ambiente es, ante todo, un asunto del poder legislativo o de la administración antes que de los tribunales. Muy poco podrían hacer los jueces, en efecto, en la protección del bien jurídico si es que no se le dotase de contenido concreto y no existiesen órganos institucionalizados que ejecutasen dicha protección. En síntesis, la defensa del ambiente es básicamente el resultado de la concepción y ejecución de una determinada política diseñada por el Estado.

El receptor final del deber que nace del artículo que venimos de describir, es preferentemente el Estado. De allí que el artículo 67 de la Constitución vigente establezca que "El Estado determina la política nacional del ambiente" y promueve el uso sostenible de sus recursos naturales; es decir, es éste el ente encargado de diseñar el conjunto de medidas y de adoptar las decisiones políticas necesarias tendientes a garantizar la existencia de una ambiente equilibrado e idóneo para el desarrollo de la vida.

Supuestamente esta norma es más una norma de competencia que programática, en la medida que se limita a definir al sujeto de la obligación de proceder concretamente en la protección ambiental. Si fuera así, la Constitución vigente no habría avanzado mucho con relación a la Constitución del 79. Lo esencial es, en todo caso, saber si la propia Constitución prescribe al legislador y a la administración obligaciones concretas y metas a desarrollar. Es decir, si de la propia Constitución se puede tener por cumplido el mandato definiendo y ejecutando cualquier política. O si, por el contrario, es necesario que la política ambiental reúna determinadas condiciones que, al no ser observadas, impliquen una situación de inconstitucionalidad por omisión.

La contestación es afirmativa. Un análisis sistemático y teleológico nos permite señalar algunos lineamientos básicos que debe observarse en la política ambiental del Estado:

a) La organización de la política del Estado en este dominio, debe partir de una visión integral de la cuestión ambiental. La concepción sistemática de la protección ambiental es incompatible, entonces, con el desarrollo de una defensa sectorial del ambiente, tanto en el plano administrativo como en el Técnico-normativo. Los efectos negativos de esta visión fragmentaria son harto significativos en nuestro país (dispendio de esfuerzos, contradicciones valorativas, déficit de ejecución, débil motivación por la norma, etc.). La denominada visión holística del problema ambiental debe igualmente considerar a la defensa y aprovechamiento de los recursos naturales como la otra cara de la misma cuestión. En definitiva, los recursos naturales (que no son más que determinados elementos del ambiente valorados económicamente), forman parte de la política ambiental en general y no son algo diferente o paralelo a ésta.

b) El propósito que debe perseguir el legislador y la administración del Estado es la de garantizar tanto las condiciones esenciales de vida natural en sus diversas manifestaciones, como la de mejorar la calidad de vida natural del ser humano. Respecto al primer objetivo, la política nacional ambiental no puede ser puramente antropocéntrica; vale decir, mirar sólo la existencia del hombre como centro único del universo, prescindiendo del resto de especies vivas. El artículo 68 de la Carta fundamental le señala, igualmente, la necesidad de promover la conservación de la diversidad biológica y de las áreas naturales protegidas. El concepto de diversidad biológica es amplio y comprende la diversidad genética (variabilidad en la estructura genética de los individuos al interior de las especies en particular); la diversidad de las especies (variedad de especies sobre la tierra en los diferentes habitats); y la diversidad ecológica (variedad de bosques, desiertos, pastizales, lagos, océanos y otras comunidades biológicas que interactúan unos con otros y con el ambiente en general). La función meramente promocional que la Constitución asigna al Estado no impide que éste pueda igualmente adoptar medidas directas de intervención y control en la defensa de las especies y de los ecosistemas. Si se entiende que la protección de la biodiversidad no es una cuestión de mero goce estético (en abstracto, no existen especies nocivas o superfluas), sino antes bien, una defensa del hombre y de las generaciones futuras, entonces el Estado se encuentra constitucionalmente legitimado incluso a reservarse la administración y protección directa de las especies y de determinados unidades ecosistémicas, aún en contra de los intereses de los particulares. Ello, evidentemente, en el marco limitador de la vigencia de otros derechos fundamentales superiores. Resultaría equívoca la interpretación que viera a la propiedad (art. 70) o a la libertad de trabajo o empresa (art. 59) como más garantizados que la fundamentos de la vida misma.

Asimismo, la defensa de la calidad de vida natural no puede responder a criterios estáticos o de carácter conservacionista. La política ambiental de nuestro país debe tener como finalidad primaria, la rehabilitación del ambiente y, en segundo plano, el mejorarlo. Esto supone descartar opciones estrictamente defensivas o de reacción. La realidad ambiental es el ámbito principal en donde la economía de mercado, encuentra un límite infranqueable. A la capacidad interventora del Estado en áreas como el empleo, salud, educación, seguridad, servicios públicos e infraestructura (art. 58) es de agregar la defensa del ambiente. Y ello significa la adopción, desde ya, de medidas que permitan restaurar el ambiente (realmente existente), comenzando con la plena vigencia del Código del medio ambiente.

c) Las habilidades del Estado deben responder a criterios de largo plazo y sustentados fundamentalmente en el principio de prevención. El problema ambiental es un asunto de Estado antes que de gobierno, por lo que debería ser una de las áreas que presidan la formulación de un plan nacional, consensualmente aceptado y no quedar librado a los diversos temperamentos oportunos del gobierno. Los efectos de los daños y peligros al equilibrio ambiental se manifiestan, sobre todo, en el largo plazo y no se palian con la adopción de criterios de oportunidad. Asimismo, las medidas políticas deben estar dirigidas a evitar los daños ambientales antes que a repararlos. El carácter casi siempre, difícilmente reversible o irreversible de los daños determina la necesidad que el Estado busque adelantarse en las respuestas, en el ámbito del control social ambiental. El principio de causalidad (contaminador - pagador) es secundario con relación al principio de prevención.

d) Las vías jurídicas que puede utilizar el Estado en la ejecución de su política ambiental son diversos. La Constitución no vincula, ni señala expresamente - como si sucede en la Constitución española - al legislador el uso exclusivo o prioritario del derecho administrativo, penal o civil en la defensa del ambiente. Sin embargo, al asignarle tareas específicas en el manejo y la gestión del ambiente y de los recursos naturales, descarta de plano opciones exclusivamente sustentadas en la capacidad autorreguladora de la economía.

El Estado es el titular y obligado directo en la formulación de la política ambiental. Los agentes económicos son los destinatarios principales de las medidas y regulaciones dictadas por aquél.

e) La Constitución de la República, no establece ámbitos exclusivos o prioritarios en la defensa del ambiente. La definición de los problemas ambientales principales a atacar por el Estado, es una cuestión de opción política general, de acuerdo a la naturaleza, intensidad y urgencia del problema concreto, así como de la disponibilidad de medios para solucionarlos. Sin embargo, aunque la Carta fundamental no lo diga expresamente, la protección de la Amazonía y su desarrollo merece un trato especial (art. 69). La importancia de ésta como reservorio biológico de primer orden no sólo para el país sino también para la humanidad en general, justifican la formulación de una legislación especial a efecto de promover su desarrollo sostenible. Esta legislación no puede, evidentemente, estar desligada de la obligación estatal de proteger su diversidad biológica y las áreas naturales definidas en su interior.

En el caso del ambiente, nos encontramos ante un bien jurídico complejo, dinámico y colectivo cuya funcionalidad reside en que sirve para garantizar las condiciones naturales de existencia del hombre y las especies biológicas así como de una calidad de vida adecuada a la dignidad del ser humano.

El hecho que el ambiente sea considerado como derecho fundamental, se complementa con la obligación positiva del Estado de proveerle una protección efectiva, dinámica e integral, a través de la formulación y ejecución de la política nacional del ambiente.

La importancia que merezca el ambiente no radica tanto en su reconocimiento como derecho fundamental (que puede tener más efectos simbólicos o perversos si se le utiliza formalmente), sino en la voluntad política real que tenga el Estado para defenderlo.

1-6) Legislación vigente:
La Constitución de la República, que en su Artículo 27 establece: "El Estado protege al Medio Ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sostenible para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar esta política. Es deber de los ciudadanos contribuir a la protección del agua, la atmósfera, la conservación del suelo, la flora, la fauna y de todo el uso potencial de la naturaleza."
Decreto-Ley No. 147 de 21 de abril de 1994. De la Reorganización de los Organismos de la Administración Central del Estado. Crea el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y transforma el Instituto Nacional de Turismo en Ministerio de Turismo.

1-7) Ley 81 del Medio Ambiente, de julio 11 de 1997, expone los "principios que rigen la política ambiental y las normas básicas para regular la gestión ambiental del Estado y las acciones de los individuos y la sociedad en general, a fin de proteger el medio ambiente y contribuir a alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible del país." Si bien todo su contenido es vinculante para los organismos, dentro de las esferas específicas de protección del medio ambiente las entidades tienen la obligación de tener en cuenta el cuidado y conservación del medio ambiente a la hora de estrechar relaciones monetarias mercantiles e incluso a la hora de realizar acciones tendentes a poner en practica su propio objeto social, es por ello que se les apercibe y se les obliga a poseer una Licencia ambiental. Lo expresado anteriormente es aplicable para todas las instituciones, organizaciones y demás personas jurídicas, nacionales o extranjeras.
LPCALE (procedimiento para ir a través de la sala a demandar.), Actualmente, con la promulgación del Decreto Ley 241, quedó modificada la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo y Laboral, entrando en vigor a partir del día 27 de octubre del 2006, el nuevo procedimiento continuando el conocimiento a los procesos medioambientales a tribuidos a la sala mediante el decreto ley 223, en tanto por imperativo del artículo 741, en su último párrafo, del precitado cuerpo normativo, quedó redactado de la siguiente forma: son del conocimiento de las Salas de lo Económico de los Tribunales Provinciales Populares las acciones resarcitorias o de cumplimiento para la preservación del medio ambiente y protección de los recursos naturales, que se promuevan por personas jurídicas o naturales cubanas o en su caso por el Ministerio de Ciencias Tocología y Medio Ambiente. la Fiscalía General de la República o el Ministerio de la Agricultura, éste último en Materia de Patrimonio Forestal.

Constituyen además interés especial para el estado y en específico para el turismo, entre otras, la aplicación de las siguientes disposiciones normativas:
Ley No. 1 de 4 de agosto de 1977. Ley de Protección del Patrimonio Cultural.
Ley No. 2 de 4 de agosto de 1977. Ley de los Monumentos Nacionales y Locales.
Ley No. 27 de 8 de enero de 1980. Gran Parque Nacional Sierra Maestra.
Ley No. 73 de 4 de agosto de 1994. Ley del Sistema Tributario.
Ley No. 77 de 5 de septiembre de 1995. Ley de la Inversión Extranjera.
Ley No. 85 de 1998. Ley Forestal.
Decreto-Ley No. 138 de 1º. de julio de 1993. De las Aguas Terrestres.
Decreto-Ley No. 164 de 15 de julio de 1996. Reglamento de Pesca.
Decreto No. 21 de 28 de febrero de 1978. Reglamento sobre la Planificación Física.
Decreto No. 179 de 2 de febrero de 1993. Protección, uso y conservación de los suelos.

Dado el amplio espectro de actividades y materias que la esfera del turismo comprende, sin pretender un análisis exhaustivo, es de prever próximamente el dictado de nuevas disposiciones normativas relativas al Sistema Nacional de Áreas Protegidas, la Ley del Suelo, el Ordenamiento Territorial y el Urbanismo; la Protección de las Zonas Costeras, y otras incluyendo las específicas del sector.

1-8) El Ordenamiento Ambiental

"Compone un proceso de evaluación destinado a asegurar el desarrollo ambientalmente sustentable del territorio, sobre la base del análisis integral de sus recursos bióticos y abióticos y los factores socioeconómicos que inciden en él, y que interactúa con el ordenamiento territorial aportando normas, regulaciones y lineamientos para el manejo." (2).

Conforme al Art. 21 de la Ley 81 del Medio Ambiente, el "ordenamiento ambiental tendrá como objetivo principal asegurar el desarrollo sostenible del territorio a partir de considerar integralmente los aspectos ambientales y su vínculo con los factores económicos, demográficos y sociales, a fin de alcanzar la máxima armonía posible en las interrelaciones de la sociedad con la naturaleza."

El propósito de la Ley del Suelo, el Ordenamiento Territorial y Urbanismo tiene por objeto establecer los instrumentos y normas básicas destinadas a regular en todo el territorio nacional el régimen urbanístico del suelo, el sistema de planeamiento territorial y urbano, los sistemas de la gestión territorial, el control de la disciplina territorial y urbanística, la organización administrativa y las competencias y su control jurídico.

El manejo de desarrollo de las actividades turísticas hasta el año 2000 se concibe y diseña sobre la base de un planeamiento físico a niveles nacional, territorial y de los polos, en el cual el ordenamiento ambiental es un elemento esencial en la definición de los diseños. Resultado de un trabajo de varios años, el Ministerio de Turismo cuenta con trabajos de planeamiento que deben ser revisados y actualizados periódicamente. A nivel nacional, se han identificado 85 polos y unos 1200 recursos de todo tipo, tales como: playas, costas, lagunas, ríos, cuevas, presas, pesca, paisajes, caza, sitios históricos, fondos submarinos, sitios arqueológicos, aguas y fangos medicinales, y otros.

1-9) La Licencia Ambiental.

Es el "instrumento oficial que, sin perjuicio de otras licencias, permisos y autorizaciones que de conformidad con la legislación vigente corresponda conceder a otros organismos estatales, es otorgado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente para ofrecer el debido control al efecto del cumplimiento de lo establecido en la legislación ambiental vigente y que contiene la autorización y permite realizar una obra u otra actividad." (Ley 81/97, Art. 8).

Lo relativo a este acápite está reglamentado jurídicamente en la Ley 81 del Medio Ambiente, en sus Arts. 8, y 24 al 26; en la Resolución No. 130/95 del CITMA, así como en la Estrategia Ambiental Nacional , en su página 22.

En consonanacia con la Ley, toda actividad turística susceptible de producir efectos significativos sobre el medio ambiente o que requiera de un debido control a los efectos del cumplimiento de lo establecido en la legislación ambiental vigente, estará sujeta al otorgamiento de una licencia ambiental por el CITMA.

En el caso de los programas, obras o actividades que cuenten con la licencia ambiental, cuando correspondiere, o no cumplan las exigencias y controles establecidos, el CITMA podrá disponer su suspensión temporal o definitiva, sin perjuicio de la exigencia de las responsabilidades correspondientes.

1-10) Evaluación del Impacto Ambiental.

Lo relativo a este asunto aparece regulado en la Ley 81, Arts. 8 y 27 al 33; en la Resolución No. 168/95 del CITMA, Reglamento para la Realización y Aprobación de las Evaluaciones de Impacto Ambiental y Otorgamiento de las Licencias Ambientales; y en la Estrategia Ambiental Nacional , páginas 21 y 22.

Según el Art. 8 de la Ley 81, la evaluación del impacto ambiental " es el procedimiento que tiene por objeto evitar o mitigar la generación de efectos ambientales indeseables, que serian la consecuencia de planes, programas y proyectos de obras o actividades, mediante la estimación previa de las modificaciones del ambiente que traerían consigo tales obras o actividades y, según proceda, la denegación de la licencia necesaria para realizarlos o su concesión bajo ciertas condiciones. Incluye una información detallado sobre el sistema de monitoreo y control para asegurar su cumplimiento y las medidas de mitigación que deben ser consideradas."

El proceso de evaluación de impacto ambiental comprende: la solicitud de licencia ambiental; el estudio de impacto ambiental, en los casos en que proceda; la evaluación propiamente dicha, a cargo del CITMA; y el otorgamiento o no de la licencia ambiental.

De conformidad con el Art. 28 e) de la Ley 81, será obligatorio someter a la evaluación de impacto ambiental los nuevos proyectos de obras o actividades relacionadas con las instalaciones turísticas. En el sector turístico se encuentran comprendidos en la evaluación de impacto ambiental los planes directores y las políticas públicas, a manera de un instrumento estratégico para alcanzar el turismo sostenible. Incluye tanto las nuevas inversiones como la expansión o modificación de obras existentes y en los casos de reanimación productiva de actividades detenidas, y otras obras o actividades en curso que puedan generar un impacto negativo significativo.

1-11) El Sistema Nacional de Información Ambiental.

Aparece reglamentado jurídicamente en la Ley 81, en sus Arts. 8 y 24 al 38; así como en la Estrategia Ambiental Nacional, páginas 24 y 25.

El Sistema Nacional de Información Ambiental (SNIA), tiene como objetivo garantizar al Estado, al Gobierno y a la sociedad en general la información requerida para el conocimiento, la evaluación y la toma de decisiones relativas al medio ambiente (Ley 81, Art. 34). Corresponde al CITMA, en coordinación con el Ministerio de Economía y Planificación, la responsabilidad de dirigir y controlar las acciones del sistema.

Para el sector turístico, el desarrollo de un sistema informativo integral sobre el medio ambiente que asegure la adecuada información en cada instalación turística y recreativa del país, constituye un instrumento importante en la información a brindar a los turistas y trabajadores, especialmente aquellas relativas a clima, temperatura, velocidad y dirección de los vientos, contaminación atmosférica, marítima y terrestre, y otras.

Para tal fin resulta imprescindible el establecimiento de un sistema sencillo de datos e informaciones ambientales que en un corto plazo de tiempo brinde seguridad y confiabilidad a los usuarios y consumidores.

1-12) El Sistema de Inspección Ambiental Estatal.

Aparece régimen jurídicamente en la Ley 81, en los Arts. 8 y 39 al 45; la Resolución No. 130/95 del CITMA, Reglamento para la Inspección Ambiental Estatal; el Decreto No. 100 de 20 de enero de 1982, Reglamento General de la Inspección Estatal; y en la Estrategia Ambiental Nacional, en su páginas 22 y 23.

El Art. 8 de la Ley 81 define la Inspección Ambiental Estatal como una "actividad de control, fiscalización y supervisión del cumplimiento de las disposiciones y normas jurídicas vigentes en materia de protección del medio ambiente, con vista a evaluar y determinar la adopción de las medidas pertinentes para garantizar dicho cumplimiento."

Es propósito del sistema establecer un programa efectivo de seguimiento y examen de los resultados de las inspecciones; propiciar mecanismos autoregulatorios y otros instrumentos de concertación voluntaria para su aplicación por los potenciales destinatarios de la inspección ambiental, así como fortalecer el papel de los territorios en esta actividad.

1-13) Educación Ambiental

Este aspecto aparece reglamentado en la Ley 81, en sus Arts. 8 y 46 al 56; en la Estrategia Ambiental Nacional, páginas 24 y 25; y en el Programa Nacional del Medio Ambiente y Desarrollo, le dedica el Capítulo 24, Educación, Capacitación y toma de Conciencia.

La Ley 81, en su Art. 8, identifica la Educación Ambiental como: a) un proceso continuo y permanente, que constituye una dimensión de la educación integral de todos los ciudadanos; b) está orientado a que en la adquisición de conocimientos, desarrollo de hábitos, habilidades, capacidades y actitudes y en la formación de valores; c) contribuya a que se armonicen las relaciones entre los seres humanos y de ellos con el resto de la sociedad y la naturaleza; y d) sirva para propiciar la orientación de los procesos económicos, sociales y culturales hacia el desarrollo sostenible.

La formación ambiental constituye un factor decisivo para el logro de los planes directivos del turismo. En el desarrollo de todas las actividades, de los directivos y trabajadores de las entidades.


Este asunto se encuentra reglamentado jurídicamente en la Ley 81, en su Capítulo VIII, Arts. 57 al 60 y en la Estrategia Nacional del Medio Ambiente, páginas 23 y 24. Asimismo, el Programa Nacional de Medio Ambiente y Desarrollo aborda esta temática en su Capítulo 23., La Ciencia para el Desarrollo Sostenible.

Nuestro país cuenta con un importante potencial científico-técnico, principalmente en lo concerniente a los recursos humanos, que se caracteriza por una alta profesionalidad, calificación y experiencia. Esta capacidad científica y tecnológica le permite proponer alternativas para mitigar o solucionar los problemas ambientales, utilizar de forma armónica racional y eficiente el empleo de recursos naturales renovables y no renovables y controlar los problemas de contaminación y degradación de los diferentes ecosistemas.

1-15) Instrumentos de Regulación Económica.

Conforme al Art. 61 de la Ley 81, "El uso de la regulación económica como instrumento de la política y la gestión ambiental se concibe sobre la base del empleo, entre otras, de políticas tributarias, arancelarias o de precios diferenciados para el desarrollo de actividades que incidan sobre el medio ambiente."

La experiencia nacional e internacional ha demostrado que las medidas regulatorias de control ambiental no son todo lo efectivas que requiere el desarrollo sostenible. Al sector turístico no le son ajenos dichos resultados, por lo que teniendo en cuenta su condición de principal sector de desarrollo económico del país y los efectos negativos sobre el medio ambiente, si no se toman medidas adecuadas para evitar y reducir el impacto ambiental que ocasionan sobre los recursos naturales y materiales en la sociedad, resulta conveniente el estudio y desarrollo de métodos de valoración y contabilización de los recursos del patrimonio ambiental, que permitan la aplicación de los instrumentos económicos ambientales incluidos en el Art. 63 de la Ley 81.

1-16) Fondo Nacional del Medio Ambiente.

Aparece reglamentado en los Arts. 65 y 66 de la Ley 81. En la Estrategia Ambiental Nacional se incluye como un instrumento de regulación económica.

Este Fondo Nacional se crea para facilitar el cumplimiento de los objetivos de la Ley 81, el que "tendrá como finalidad esencial financiar total o parcialmente proyectos o actividades dirigidas a la protección del medio ambiente y su uso racional."

Las reglamentaciones requeridas para su funcionamiento estarán a cargo del Ministerio de Finanzas y Precios, el Ministerio de Economía y Planificación, oído el parecer del CITMA.

1-17) Los Regímenes de Responsabilidad Administrativa, Civil y Penal

La Ley 81 en sus Arts. 67 al 69, ambos inclusive, establece el régimen de sanciones administrativas en materia de protección del medio ambiente, incluyendo a las personas naturales y jurídicas que incurran en las contravenciones establecidas en la legislación complementaria.

El Art. 68 establece que las contravenciones se sancionarán con multas cuyas cuantias se fijan para cada caso, sin perjuicio de las demás sanciones accesorias aplicables de conformidad con la legislación vigente, con medidas tales como retención, sacrificio, destrucción, decomiso, reembarque, prohibición de descargar, reparación de daños u otras.

Asimismo, la Ley 81, en sus Arts. 70 al 74, establece la responsabilidad civil para toda persona natural o jurídica que por su acción u omisión dañe el medio ambiente, estando obligada a cesar en su conducta y a la reparación de los daños y perjuicios que ocasione. Están facultados para reclamar la reparación del daño o la indemnización de los perjuicios: a) la Fiscalía General de la República; b) el CITMA; y c) quien haya sufrido personalmente el daño o perjuicio. La Fiscalía General de la República y el CITMA podrán actuar en defensa del interés social en la protección del medio ambiente.

El Art. 75 de la Ley establece que: "las acciones u omisiones socialmente peligrosas prohibidas por la ley bajo conminación de una sanción penal, que atenten contra la protección del medio ambiente, serán tipificadas y sancionadas a tenor de lo que dispone la legislación penal vigente. " Lo dispuesto anteriormente es aplicable a las personas naturales y jurídicas del sector turístico, tanto nacionales como extranjeras.

La legislación penal prevé algunas conductas antijurídicas lesionadoras del medio ambiente, relativas a la protección de la salud, los bienes de las personas y la economía nacional. Estos delitos abarcan tanto situaciones en que se pone en riesgo o peligro el medio ambiente como la producción de daños.

La ley de Procedimiento Civil, Administrativo, Laboral y Económica recoge la posibilidad de la demanda cuando se han vulnerado la importante protección que se le brinda al medio ambiente en nuestro país.

CAPÍTULO II:
LOS MECANISMOS JURÍDICOS DE PROTECCIÓN EN EL CONOCIMIENTO ANTE LA SALA DE LO ECONÓMICO.


Al desaparecer el mentado órgano de arbitraje, y aparecer las salas de lo económico con la entrada en vigor del decreto ley 223, el 15 de agosto del 2001, "De la Jurisdicción y Competencia de las Salas de lo Económico de los Tribunales Populares"; el conocimiento a los procesos medioambientales en el ámbito de lo jurisdiccional, dejó de ser de conocimiento de la jurisdicción civil, en tanto por imperativo del artículo uno, apartado segundo, del precitado cuerpo normativo, son competentes las Salas de lo Económico de los Tribunales Provinciales Populares para conocer de las demandas que se promuevan contra las personas naturales o jurídicas descritas en el apartado primero, con motivo del incumplimiento de las regulaciones sobre la protección del medio ambiente y el uso racional de los recursos naturales, en el desarrollo de sus actividades productivas, comerciales o de servicios , ya sean promovidas las mismas por algunas de aquellas o por la Fiscalía General de la República o el Ministerio de Ciencias Tocología y Medio Ambiente.

La Salas de lo Económico a partir de su creación y mediante la Instrucción 142 del Consejo de Gobierno del TSP, ponían en vigor entre otras, las Instrucciones Jurisdiccionales de Arbitraje Estatal 108 y 120, autorizando el conocimiento de procesos medioambientales a éstas.

Actualmente, con la promulgación del Decreto Ley 241, quedó modificada la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo y Laboral, la cual ahora es Ley de Procedimiento Civil, Administrativo, Laboral, y Económica, entrando en vigor a partir del día 27 de octubre del 2006, el nuevo procedimiento continuando el conocimiento a los procesos medioambientales a tribuidos a la sala mediante el decreto ley 223, en tanto por imperativo del artículo 741, en su último párrafo, del precitado cuerpo normativo, quedó redactado de la siguiente forma: son del conocimiento de las Salas de lo Económico de los Tribunales Provinciales Populares las acciones resarcitorias o de cumplimiento para la preservación del medio ambiente y protección de los recursos naturales, que se promuevan por personas jurídicas o naturales cubanas o en su caso por el Ministerio de Ciencias Tocología y Medio Ambiente. la Fiscalía General de la República o el Ministerio de la Agricultura, éste último en Materia de Patrimonio Forestal.

En el año 2002, se presentaron 3 procesos relativo a la violación del medio ambiente, concluyendo un proceso Sin Lugar y dos con lugar los que, de éstos uno se determinó técnicamente que era un ilícito civil, es decir, un daño extracontractual, ya que en este caso se trataba de un incendio a una plantación provocada por un corrimiento de fuego que se le diera a una plantación cañera y ésta se propago y afectó una siembra cañera que no estaba prevista. No demostrando los promoventes el haber tratado de evitar que se propagara a sus predios a pesar de tener medios y personal para ello.

El caso resuelto como medio ambiente, fue provocado por el vertimiento de aguas albañales de el combinado lácteo que cruzaba por el terreno de un campesino asociado a una CCS, el que producto a que los animales bebían de esa agua, le causo la muerte a varios de éstos, lo que se encontraba certificado por Medicina Veterinaria. Es importante señalar que este mismo proceso fue conocido en una oportunidad anterior por este mismo daño que causó la muerte a otros animales, donde se dispusieron acciones a realizar para erradicar la causa que provocó la contaminación, sin embargo, no se accionó trayendo consigo este nuevo proceso, tal y como lo establece la ley.
Antes de del año 1991, cuando el Arbitraje Estatal estaba en funciones, al ser un órgano de jurisdiccional y de dirección conocía de los procesos de medio ambiente que podía detectar éstos en el ejercicio de su competencia.

En el último caso resuelto, se trata de un vertimiento de agua residual de una entidad que a traviesa las tierras de un campesino transitando por una pequeña zanja, lo que le provocó según su dicho la muerte de 50 chivos y aborto de dos vacas, sin que los certificados de muertes del veterinario dieran al traste con la posibilidad de una intoxicación, caso éste en el que las pruebas, dado el tiempo trascurrido de los hechos a la demanda habían desaparecido, ya que estas técnicamente y en la practica son muy volátiles y desaparecen con prontitud.

En los seis casos se le dio cuenta al CITMA y a la Fiscalía, a los efectos de los intereses estatales, y ambos organismos responden no tener algún interés con excepción del último de los casos narrados, en razón del cual el CITMA ya venia conociendo del asunto por queja promovida a instancia del propio actor; quien resolvió de forma administrativa, toda vez que las impugnaciones realizadas por el campesino no pudieron ser apreciadas, dado el transcurso de más de un año del daño.
Los tres casos restantes son del año 2006, dos de éstos se corresponden a ilícitos civiles, donde los campesinos resultan afectados, según plantean por un riego de la aviación en el cumplimiento de una actividad de los servicios contratados por terceros, de los cuales no se puede ofrecer detalles por encontrarse en trámites.

CONCLUSIONES:
Existe desconocimiento por parte de la población (personas naturales y jurídicas) sobre la posibilidad de tutela jurídica ante la violación de las medidas de protección al medio ambiente y uso natural de los recursos, se incluye al nuevo sujeto que aparece en la LPCALE, para reclamar que es el Ministerio de la Agricultura.
La capacitación y educación profiláctica a los individuos y los empresarios, lo que redunda en beneficio del interés protegido en la ley 81 de Medio Ambiente, que en los artículos 147 y 152 hace referencia a los ruidos, olores, vibraciones, y otros factores físicos que afectan la salud humana y el Medio Ambiente.
Existe deficiencia en los programas de estudios desde edades tempranas a los efectos de tomar conciencia por parte de toda la población en el cuidado en la protección contra los ruidos, olores, vibraciones, y otros factores físicos que afectan la salud humana y demás violaciones que afectan al Medio Ambiente y amenazan la especie humana en el planeta.
Los abogados, empresarios y la ciudadanía en general desconocen, lo saludable de hacer uso de las Medidas Previas, durante las primeras horas en que se produzca el Daño Medio Ambiental.

BIBLIOGRAFÍA

ALONSO PEREZ, M. :" Las relaciones de vecindad", Anuario de Derecho Civil, 1983-1

ALGARRA PRATS , E.: La defensa jurídico- privada frente a humos, olores, ruidos y otras agresiones a la propiedad y la persona, Madrid, 1995

CABANILLAS SÁNCHEZ, A. : " La responsabilidad civil por inmisiones y daños al medio ambiente ", Anuario de Derecho Civil, Tomo XLIX, fascículo I, 1996

CASTÁN TOBEÑAS, J. : Derecho Civil Español, Común y Foral, Tomo II, volumen 1, Madrid,1992

CERDA OLMO, M. : " La responsabilidad civil por daños futuros", Anuario de derecho Civil, Tomo XXXVIII, Fascículo III, 1985

COLECTIVO DE AUTORES: Derecho del medio ambiente, Madrid, 1995

DIEZ PICAZO, L. : " Sistemas de Derecho Civil ", Volumen III, 1990

VON WANGENHEIM, G.: " Valores límites e indemnización por inmisiones ", , año 2002

MORENO TRUJILLO, E.: La protección jurídico privada del medio ambiente y la responsabilidad por su deterioro, Barcelona, 1991

MARTIN MATEO, R.: Tratado de Derecho Ambiental, Madrid, 1991

NIETO NÚÑEZ, S.: Protección administrativa del medio ambiente, Cuadernos de Derecho Judicial, 1992- 1995

PUMPIDO TOUROM, C.: El derecho de propiedad y el Medio Ambiente, Cuadernos de Derecho Judicial, 1992-1995
LEGISLACIÓN.

LPECALE

Ley 59, de 1987, Código Civil

Ley 65,de 1988, Ley General de la Vivienda

Ley 77, de 1972, Ley de procedimiento Civil Administrativo y Laboral

Ley/ Decreto 47 de 1952, Ley de Propiedad Horizontal

Ley 81, de 1998, Ley de Medio Ambiente

Resolución 4, de 1991, Reglamento de Edificios Multifamiliares.

Declaración de Río 1992

Ley catalana 13-1990, de 9 de julio, la acción negatoria, las inmisiones, las servidumbres y las relaciones de vecindad.

Código civil alemán BGB

MECANISMOS JURÍDICO- ECONÓMICO AL MEDIO AMBIENTE





Autor:

MSc. Salvador S. Villalobos González.

Presidente Titular

Juez Profesional de la Sala de lo Económico del

TPP Camagüey, Profesor Adjunto de la Universidad

de Camagüey y Vicepresidente del Capitulo de

Derecho Económico de la Unión Nacional de Juristas

en Camagüey.

MSc. Yenicet Tormentín Zayas



Profesora titular de la Universidad de Camaguey y Jueza

Suplente de la sala de lo Económico, Miembro del Capitulo de

Derecho Económico.- Msc. Carlos Yalexo Martínez, Coordinador de la Carrera de Derecho en la municipalización en la univerzaliación.

MSc. Rayza C Martínez Reyes,

Jueza Profesional de la Sala

MSc. Rafael E Fonseca Saborit,

Jueza Profesional de la Sala


Camagüey, 2007.

Universidad de Camagüey

Facultad de Derecho





http://www.monografias.com/trabajos53/proteccion-medioambiental/proteccion-medioambiental.shtml

_________________________________________


Medio Ambiente



El Medio Ambiente es todo aquello que nos rodea y que debemos cuidar para mantener limpia nuestra ciudad, colegio, hogar, etc., en fin todo en donde podamos estar, por esto hemos realizado la siguiente investigación acerca del Medio Ambiente.

2. Concepto de Medio Ambiente.

Medio ambiente, conjunto de elementos abióticos (energía solar, suelo, agua y aire) y bióticos (organismos vivos) que integran la delgada capa de la Tierra llamada biosfera, sustento y hogar de los seres vivos.

3. CONSTITUYENTES DEL MEDIO AMBIENTE.

La atmósfera, que protege a la Tierra del exceso de radiación ultravioleta y permite la existencia de vida es una mezcla gaseosa de nitrógeno, oxígeno, hidrógeno, dióxido de carbono, vapor de agua, otros elementos y compuestos, y partículas de polvo. Calentada por el Sol y la energía radiante de la Tierra, la atmósfera circula en torno al planeta y modifica las diferencias térmicas. Por lo que se refiere al agua, un 97% se encuentra en los océanos, un 2% es hielo y el 1% restante es el agua dulce de los ríos, los lagos, las aguas subterráneas y la humedad atmosférica y del suelo. El suelo es el delgado manto de materia que sustenta la vida terrestre. Es producto de la interacción del clima y del sustrato rocoso o roca madre, como las morrenas glaciares y las rocas sedimentarias, y de la vegetación. De todos ellos dependen los organismos vivos, incluyendo los seres humanos. Las plantas se sirven del agua, del dióxido de carbono y de la luz solar para convertir materias primas en carbohidratos por medio de la fotosíntesis; la vida animal, a su vez, depende de las plantas en una secuencia de vínculos interconectados conocida como red trófica.

Durante su larga historia, la Tierra ha cambiado lentamente. La deriva continental (resultado de la tectónica de placas) separó las masas continentales, los océanos invadieron tierra firme y se retiraron de ella, y se alzaron y erosionaron montañas, depositando sedimentos a lo largo de las costas (véase Geología). Los climas se caldearon y enfriaron, y aparecieron y desaparecieron formas de vida al cambiar el medio ambiente. El más reciente de los acontecimientos medioambientales importantes en la historia de la Tierra se produjo en el cuaternario, durante el pleistoceno (entre 1,64 millones y 10.000 años atrás), llamado también periodo glacial. El clima subtropical desapareció y cambió la faz del hemisferio norte. Grandes capas de hielo avanzaron y se retiraron cuatro veces en América del Norte y tres en Europa, haciendo oscilar el clima de frío a templado, influyendo en la vida vegetal y animal y, en última instancia, dando lugar al clima que hoy conocemos. Nuestra era recibe, indistintamente, los nombres de reciente, postglacial y holoceno. Durante este tiempo el medio ambiente del planeta ha permanecido más o menos estable.

4. PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES.

La especie Homo sapiens, es decir, el ser humano, apareció tardíamente en la historia de la Tierra, pero ha sido capaz de modificar el medio ambiente con sus actividades. Aunque, al parecer, los humanos hicieron su aparición en África, no tardaron en dispersarse por todo el mundo. Gracias a sus peculiares capacidades mentales y físicas, lograron escapar a las constricciones medioambientales que limitaban a otras especies y alterar el medio ambiente para adaptarlo a sus necesidades.

Aunque los primeros humanos sin duda vivieron más o menos en armonía con el medio ambiente, como los demás animales, su alejamiento de la vida salvaje comenzó en la prehistoria, con la primera revolución agrícola. La capacidad de controlar y usar el fuego les permitió modificar o eliminar la vegetación natural, y la domesticación y pastoreo de animales herbívoros llevó al sobrepastoreo y a la erosión del suelo. El cultivo de plantas originó también la destrucción de la vegetación natural para hacer hueco a las cosechas y la demanda de leña condujo a la denudación de montañas y al agotamiento de bosques enteros. Los animales salvajes se cazaban por su carne y eran destruidos en caso de ser considerados plagas o depredadores.

Mientras las poblaciones humanas siguieron siendo pequeñas y su tecnología modesta, su impacto sobre el medio ambiente fue solamente local. No obstante, al ir creciendo la población y mejorando y aumentando la tecnología, aparecieron problemas más significativos y generalizados. El rápido avance tecnológico producido tras la edad media culminó en la Revolución Industrial, que trajo consigo el descubrimiento, uso y explotación de los combustibles fósiles, así como la explotación intensiva de los recursos minerales de la Tierra. Fue con la Revolución Industrial cuando los seres humanos empezaron realmente a cambiar la faz del planeta, la naturaleza de su atmósfera y la calidad de su agua. Hoy, la demanda sin precedentes a la que el rápido crecimiento de la población humana y el desarrollo tecnológico someten al medio ambiente está produciendo un declive cada vez más acelerado en la calidad de éste y en su capacidad para sustentar la vida.

4.1 Dióxido de carbono

Uno de los impactos que el uso de combustibles fósiles ha producido sobre el medio ambiente terrestre ha sido el aumento de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera. La cantidad de CO2 atmosférico había permanecido estable, aparentemente durante siglos, pero desde 1750 se ha incrementado en un 30% aproximadamente. Lo significativo de este cambio es que puede provocar un aumento de la temperatura de la Tierra a través del proceso conocido como efecto invernadero. El dióxido de carbono atmosférico tiende a impedir que la radiación de onda larga escape al espacio exterior; dado que se produce más calor y puede escapar menos, la temperatura global de la Tierra aumenta.


Un calentamiento global significativo de la atmósfera tendría graves efectos sobre el medio ambiente. Aceleraría la fusión de los casquetes polares, haría subir el nivel de los mares, cambiaría el clima regional y globalmente, alteraría la vegetación natural y afectaría a las cosechas. Estos cambios, a su vez, tendrían un enorme impacto sobre la civilización humana. En el siglo XX la temperatura media del planeta aumentó 0,6 ºC y los científicos prevén que la temperatura media de la Tierra subirá entre 1,4 y 5,8 ºC entre 1990 y 2100.

4.2 Acidificación

Asociada también al uso de combustibles fósiles, la acidificación se debe a la emisión de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno por las centrales térmicas y por los escapes de los vehículos a motor. Estos productos interactúan con la luz del Sol, la humedad y los oxidantes produciendo ácido sulfúrico y nítrico, que son transportados por la circulación atmosférica y caen a tierra, arrastrados por la lluvia y la nieve en la llamada lluvia ácida, o en forma de depósitos secos, partículas y gases atmosféricos.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

La lluvia ácida es un importante problema global. La acidez de algunas precipitaciones en el norte de Estados Unidos y Europa es equivalente a la del vinagre. La lluvia ácida corroe los metales, desgasta los edificios y monumentos de piedra, daña y mata la vegetación y acidifica lagos, corrientes de agua y suelos, sobre todo en ciertas zonas del noreste de Estados Unidos y el norte de Europa. En estas regiones, la acidificación lacustre ha hecho morir a poblaciones de peces. Hoy también es un problema en el sureste de Estados Unidos y en la zona central del norte de África. La lluvia ácida puede retardar también el crecimiento de los bosques; se asocia al declive de éstos a grandes altitudes tanto en Estados Unidos como en Europa.

4.3 Destrucción del ozono

En las décadas de 1970 y 1980, los científicos empezaron a descubrir que la actividad humana estaba teniendo un impacto negativo sobre la capa de ozono, una región de la atmósfera que protege al planeta de los dañinos rayos ultravioleta. Si no existiera esa capa gaseosa, que se encuentra a unos 40 km de altitud sobre el nivel del mar, la vida sería imposible sobre nuestro planeta. Los estudios mostraron que la capa de ozono estaba siendo afectada por el uso creciente de clorofluorocarbonos (CFC, compuestos de flúor), que se emplean en refrigeración, aire acondicionado, disolventes de limpieza, materiales de empaquetado y aerosoles. El cloro, un producto químico secundario de los CFC ataca al ozono, que está formado por tres átomos de oxígeno, arrebatándole uno de ellos para formar monóxido de cloro. Éste reacciona a continuación con átomos de oxígeno para formar moléculas de oxígeno, liberando moléculas de cloro que descomponen más moléculas de ozono.

Al principio se creía que la capa de ozono se estaba reduciendo de forma homogénea en todo el planeta. No obstante, posteriores investigaciones revelaron, en 1985, la existencia de un gran agujero centrado sobre la Antártida; un 50% o más del ozono situado sobre esta área desaparecía estacionalmente. En el año 2001 el agujero alcanzó una superficie de 26 millones de kilómetros cuadrados, un tamaño similar al detectado en los tres últimos años. El adelgazamiento de la capa de ozono expone a la vida terrestre a un exceso de radiación ultravioleta, que puede producir cáncer de piel y cataratas, reducir la respuesta del sistema inmunitario, interferir en el proceso de fotosíntesis de las plantas y afectar al crecimiento del fitoplancton oceánico. Debido a la creciente amenaza que representan estos peligrosos efectos sobre el medio ambiente, muchos países intentan aunar esfuerzos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. No obstante, los CFC pueden permanecer en la atmósfera durante más de 100 años, por lo que la destrucción del ozono continuará durante décadas.

4.4 Hidrocarburos clorados

El uso extensivo de pesticidas sintéticos derivados de los hidrocarburos clorados en el control de plagas ha tenido efectos colaterales desastrosos para el medio ambiente. Estos pesticidas organoclorados son muy persistentes y resistentes a la degradación biológica. Muy poco solubles en agua, se adhieren a los tejidos de las plantas y se acumulan en los suelos, el sustrato del fondo de las corrientes de agua y los estanques, y la atmósfera. Una vez volatilizados, los pesticidas se distribuyen por todo el mundo, contaminando áreas silvestres a gran distancia de las regiones agrícolas, e incluso en las zonas ártica y antártica.

Aunque estos productos químicos sintéticos no existen en la naturaleza, penetran en la cadena alimentaria. Los pesticidas son ingeridos por los herbívoros o penetran directamente a través de la piel de organismos acuáticos como los peces y diversos invertebrados. El pesticida se concentra aún más al pasar de los herbívoros a los carnívoros. Alcanza elevadas concentraciones en los tejidos de los animales que ocupan los eslabones más altos de la cadena alimentaria, como el halcón peregrino, el águila y el quebrantahuesos. Los hidrocarburos clorados interfieren en el metabolismo del calcio de las aves, produciendo un adelgazamiento de las cáscaras de los huevos y el consiguiente fracaso reproductivo. Como resultado de ello, algunas grandes aves depredadoras y piscívoras se encuentran al borde de la extinción. Debido al peligro que los pesticidas representan para la fauna silvestre y para los seres humanos, y debido también a que los insectos han desarrollado resistencia a ellos, el uso de hidrocarburos halogenados como el DDT está disminuyendo con rapidez en todo el mundo occidental, aunque siguen usándose en grandes cantidades en los países en vías de desarrollo. A comienzos de la década de 1980, el EDB o dibromoetano, un pesticida halogenado, despertó también gran alarma por su naturaleza en potencia carcinógena, y fue finalmente prohibido.

Existe otro grupo de compuestos íntimamente vinculado al DDT: los bifenilos policlorados (PCB). Se han utilizado durante años en la producción industrial, y han acabado penetrando en el medio ambiente. Su impacto sobre los seres humanos y la vida silvestre ha sido similar al de los pesticidas. Debido a su extremada toxicidad, el uso de PCB ha quedado restringido a los aislantes de los transformadores y condensadores eléctricos.

El TCDD es el más tóxico de otro grupo relacionado de compuestos altamente tóxicos, las dioxinas o dibenzo-para-dioxinas. El grado de toxicidad para los seres humanos de estos compuestos carcinógenos no ha sido aún comprobado. El TCDD puede encontrarse en forma de impureza en conservantes para la madera y el papel y en herbicidas. El agente naranja, un defoliante muy utilizado, contiene trazas de dioxina.

4.5 Otras sustancias tóxicas

Las sustancias tóxicas son productos químicos cuya fabricación, procesado, distribución, uso y eliminación representan un riesgo inasumible para la salud humana y el medio ambiente. La mayoría de estas sustancias tóxicas son productos químicos sintéticos que penetran en el medio ambiente y persisten en él durante largos periodos de tiempo. En los vertederos de productos químicos se producen concentraciones significativas de sustancias tóxicas. Si éstas se filtran al suelo o al agua, pueden contaminar el suministro de agua, el aire, las cosechas y los animales domésticos, y han sido asociadas a defectos congénitos humanos, abortos y enfermedades orgánicas. A pesar de los riesgos conocidos, el problema no lleva camino de solucionarse. Recientemente, se han fabricado más de 4 millones de productos químicos sintéticos nuevos en un periodo de quince años, y se crean de 500 a 1.000 productos nuevos más al año.

4.6 Radiación

Aunque las pruebas nucleares atmosféricas han sido prohibidas por la mayoría de los países, lo que ha supuesto la eliminación de una importante fuente de lluvia radiactiva, la radiación nuclear sigue siendo un problema medioambiental. Las centrales siempre liberan pequeñas cantidades de residuos nucleares en el agua y la atmósfera, pero el principal peligro es la posibilidad de que se produzcan accidentes nucleares, que liberan enormes cantidades de radiación al medio ambiente, como ocurrió en Chernóbil, Ucrania, en 1986. Un problema más grave al que se enfrenta la industria nuclear es el almacenamiento de los residuos nucleares, que conservan su carácter tóxico de 700 a 1 millón de años. La seguridad de un almacenamiento durante periodos geológicos de tiempo es, al menos, problemática; entre tanto, los residuos radiactivos se acumulan, amenazando la integridad del medio ambiente.

4.7 Pérdida de tierras vírgenes

Un número cada vez mayor de seres humanos empieza a cercar las tierras vírgenes que quedan, incluso en áreas consideradas más o menos a salvo de la explotación. La insaciable demanda de energía ha impuesto la necesidad de explotar el gas y el petróleo de las regiones árticas, poniendo en peligro el delicado equilibrio ecológico de los ecosistemas de tundra y su vida silvestre. La pluvisilva y los bosques tropicales, sobre todo en el Sureste asiático y en la Amazonia, están siendo destruidos a un ritmo alarmante para obtener madera, despejar suelo para pastos y cultivos, para plantaciones de pinos y para asentamientos humanos. En la década de 1980 se llegó a estimar que las masas forestales estaban siendo destruidas a un ritmo de 20 ha por minuto. Otra estimación daba una tasa de destrucción de más de 200.000 km2 al año. En 1993, los datos obtenidos vía satélite permitieron determinar un ritmo de destrucción de casi 15.000 km2 al año, sólo en la cuenca amazónica. Esta deforestación tropical podría llevar a la extinción de hasta 750.000 especies, lo que representaría la pérdida de toda una multiplicidad de productos: alimentos, fibras, fármacos, tintes, gomas y resinas. Además, la expansión de las tierras de cultivo y de pastoreo para ganado doméstico en África, así como el comercio ilegal de especies amenazadas y productos animales podría representar el fin de los grandes mamíferos africanos.

4.8 Erosión del suelo

La erosión del suelo se está acelerando en todos los continentes y está degradando unos 2.000 millones de hectáreas de tierra de cultivo y de pastoreo, lo que representa una seria amenaza para el abastecimiento global de víveres. Cada año la erosión de los suelos y otras formas de degradación de las tierras provocan una pérdida de entre 5 y 7 millones de hectáreas de tierras cultivables. En el Tercer Mundo, la creciente necesidad de alimentos y leña han tenido como resultado la deforestación y cultivo de laderas con mucha pendiente, lo que ha producido una severa erosión de las mismas. Para complicar aún más el problema, hay que tener en cuenta la pérdida de tierras de cultivo de primera calidad debido a la industria, los pantanos, la expansión de las ciudades y las carreteras. La erosión del suelo y la pérdida de las tierras de cultivo y los bosques reduce además la capacidad de conservación de la humedad de los suelos y añade sedimentos a las corrientes de agua, los lagos y los embalses. Véase también Degradación del suelo.

4.9 Demanda de agua y aire

Los problemas de erosión descritos más arriba están agravando el creciente problema mundial del abastecimiento de agua. La mayoría de los problemas en este campo se dan en las regiones semiáridas y costeras del mundo. Las poblaciones humanas en expansión requieren sistemas de irrigación y agua para la industria; esto está agotando hasta tal punto los acuíferos subterráneos que empieza a penetrar en ellos agua salada a lo largo de las áreas costeras en Estados Unidos, Israel, Siria, los estados árabes del golfo Pérsico y algunas áreas de los países que bordean el mar Mediterráneo (España, Italia y Grecia principalmente). Algunas de las mayores ciudades del mundo están agotando sus suministros de agua y en metrópolis como Nueva Delhi o México D.F. se está bombeando agua de lugares cada vez más alejados. En áreas tierra adentro, las rocas porosas y los sedimentos se compactan al perder el agua, ocasionando problemas por el progresivo hundimiento de la superficie; este fenómeno es ya un grave problema en Texas, Florida y California.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior

El mundo experimenta también un progresivo descenso en la calidad y disponibilidad del agua. En el año 2000, 508 millones de personas vivían en 31 países afectados por escasez de agua y, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 1.100 millones de personas carecían de acceso a agua no contaminada. En muchas regiones, las reservas de agua están contaminadas con productos químicos tóxicos y nitratos. Las enfermedades transmitidas por el agua afectan a un tercio de la humanidad y matan a 10 millones de personas al año.

Durante la década de 1980 y a comienzos de la de 1990, algunos países industrializados mejoraron la calidad de su aire reduciendo la cantidad de partículas en suspensión así como la de productos químicos tóxicos como el plomo, pero las emisiones de dióxido de azufre y de óxidos nitrosos, precursores de la deposición ácida, aún son importantes.

4.10 La Cumbre de la Tierra

En junio de 1992, la Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas, también conocida como la Cumbre de la Tierra, se reunió durante 12 días en las cercanías de Río de Janeiro, Brasil. Esta cumbre desarrolló y legitimó una agenda de medidas relacionadas con el cambio medioambiental, económico y político. El propósito de la conferencia fue determinar qué reformas medioambientales era necesario emprender a largo plazo, e iniciar procesos para su implantación y supervisión internacionales. Se celebraron convenciones para discutir y aprobar documentos sobre medio ambiente. Los principales temas abordados en estas convenciones incluían el cambio climático, la biodiversidad, la protección forestal, la Agenda 21 (un proyecto de desarrollo medioambiental de 900 páginas) y la Declaración de Río (un documento de seis páginas que demandaba la integración de medio ambiente y desarrollo económico). La Cumbre de la Tierra fue un acontecimiento histórico de gran significado. No sólo hizo del medio ambiente una prioridad a escala mundial, sino que a ella asistieron delegados de 178 países, lo que la convirtió en la mayor conferencia celebrada hasta ese momento.

5. PERSPECTIVAS

Las perspectivas de futuro, en lo que al medio ambiente se refiere son poco claras. A pesar de los cambios económicos y políticos, el interés y la preocupación por el medio ambiente aún es importante. La calidad del aire ha mejorado, pero están pendientes de solución y requieren una acción coordinada los problemas de la lluvia ácida, los clorofluorocarbonos, la pérdida de ozono y la enorme contaminación atmosférica del este de Europa. Mientras no disminuya la lluvia ácida, la pérdida de vida continuará en los lagos y corrientes del norte, y puede verse afectado el crecimiento de los bosques. La contaminación del agua seguirá siendo un problema mientras el crecimiento demográfico continúe incrementando la presión sobre el medio ambiente. La infiltración de residuos tóxicos en los acuíferos subterráneos y la intrusión de agua salada en los acuíferos costeros de agua dulce no se ha interrumpido.

El agotamiento de los acuíferos en muchas partes del mundo y la creciente demanda de agua producirá conflictos entre el uso agrícola, industrial y doméstico de ésta. La escasez impondrá restricciones en el uso del agua y aumentará el coste de su consumo. El agua podría convertirse en la crisis energética de comienzos del siglo XXI. La contaminación de las aguas dulces y costeras, junto con la sobreexplotación, ha mermado hasta tal punto los recursos de los caladeros piscícolas que sería necesario suspender la pesca durante un periodo de cinco a diez años para que las especies se recuperaran. Si no se desarrollan esfuerzos coordinados para salvar hábitats y reducir el furtivismo y el tráfico internacional ilegal de especies salvajes, muchas de ellas se extinguirán. A pesar de nuestros conocimientos sobre cómo reducir la erosión del suelo, éste continúa siendo un problema de alcance mundial. Esto se debe, en gran medida a que muchos agrónomos y urbanistas muestran un escaso interés por controlarla. Por último, la destrucción de tierras vírgenes, tanto en las regiones templadas como en las tropicales, puede producir una extinción masiva de formas de vida vegetales y animales.

Para reducir la degradación medioambiental, las sociedades deben reconocer que el medio ambiente es finito. Los especialistas creen que, al ir creciendo las poblaciones y sus demandas, la idea del crecimiento continuado debe abrir paso a un uso más racional del medio ambiente, pero que esto sólo puede lograrse con un espectacular cambio de actitud por parte de la especie humana. El impacto de la especie humana sobre el medio ambiente ha sido comparado con las grandes catástrofes del pasado geológico de la Tierra; independientemente de la actitud de la sociedad respecto al crecimiento continuo, la humanidad debe reconocer que atacar el medio ambiente pone en peligro la supervivencia de su propia especie.

Dentro de los esfuerzos por controlar el deterioro medioambiental, en marzo de 2002, se puso en órbita el satélite ambiental europeo Envisat, con el fin de obtener información precisa sobre el medio ambiente. El Envisat dispone de 10 instrumentos científicos que recogerán datos sobre el nivel de los océanos, las emisiones de gases de efecto invernadero, las inundaciones, el tamaño de la capa de ozono, o la deforestación, entre otros. Los datos enviados por el satélite servirán, no sólo para conocer el estado de los ecosistemas, sino también para tomar decisiones políticas y controlar el cumplimiento, por parte de los distintos países, del Protocolo de Kioto y de otros tratados medioambientales.

6. Medio Ambiente en Venezuela
Temas medioambientales: Venezuela protege el 36,3% (1997) de su territorio, siendo el mayor porcentaje de los países de América. Los vecinos de Venezuela, Colombia, Brasil y Guyana protegen sólo el 9%, el 4,2% y el 0,30%, respectivamente. A pesar de estas medidas proteccionistas, Venezuela está perdiendo parte de sus valiosos bosques tropicales. Entre 1990 y 1995, se eliminaron más de 2,5 millones de hectáreas. Además, la degradación del suelo en las praderas de Los Llanos, derivadas de varios años de sobrepastoreo, se ha convertido en un problema grave. Venezuela está muy industrializada, ya que el 36,4% (2000) de su producto interior bruto (PIB) proviene de la industria. Uno de los principales recursos del país es el petróleo. Los vertidos ocasionales de petróleo han provocado la muerte de peces y el cierre de algunas urbanizaciones costeras en el lago de Maracaibo. La contaminación industrial también afecta a la costa del mar Caribe, donde vive la mayor parte de la población. La falta de instalaciones para el tratamiento de aguas residuales también ha contribuido a la contaminación de la costa del mar Caribe. En las zonas urbanas, sólo el 71% (2000) de la población tiene acceso a instalaciones sanitarias adecuadas; en las áreas rurales, la cifra baja al 48%. La contaminación del aire es otro problema de los centros urbanos como Caracas, Maracaibo y Valencia. Venezuela forma parte de tratados internacionales relativos a biodiversidad, cambio climático, especies en peligro de extinción, conservación de la vida marina, contaminación naval, bosques tropicales y humedales.

7. Conclusión

El Medio Ambiente es la obra más grande de Nuestro Señor, es por eso que debemos cuidarla y conservarla para bien de nosotros mismos y de todos los seres vivos que habitan nuestro planeta. Causas como la destrucción de la capa de ozono, la contaminación del agua, el dióxido de carbono, acidificación, erosión del suelo, hidrocarburos clorados y otras causas de contaminación como el derramamiento de petróleo están destruyendo nuestro planeta, pero la "causa que produce las demás causas" somos nosotros mismos..., hay personas que no les importa tirar una lata en la calle o un papel, o cualquier otra cosa, sabiendo que cada vez más están contaminando el ambiente, lo correcto sería colocar la basura o los residuos en la papelera o llevarlo al basurero más cercano que se encuentre en la calle, con respecto a la contaminación del aire los conductores debería buscar la forma de que su vehículo no origine tanto dióxido de carbono, que es totalmente dañino así como también los ácidos usados para las plantas, también los insecticidas y demás sprays químicos, para la capa de ozono que es muy importante para nosotros porque nos protege de los rayos ultravioletas del sol. Mi mensaje es: "No tires basura donde no debes, mantén limpio tu medio ambiente como si fuera tu propia vida, porque lo es".

8. BIBLIOGRAFÍA
Google Venezuela

Biblioteca de Consulta Microsoft Encarta 2003
Bellamy, David y otros. Salvemos la Tierra. Madrid: Ediciones Aguilar, 1991. Obra de carácter divulgativa sobre los problemas medioambientales.
Bilbao, A. y otros. Desarrollo, pobreza y medio ambiente. Madrid: Ediciones Talasa, 1994. Obra divulgativa sobre el desequilibrio entre países ricos y pobres.
Drago, Tito. El futuro es hoy: reflexiones sobre medio ambiente. Madrid: Cruz Roja Española, 1990. Obra divulgativa que repasa los problemas ambientales más importantes; bibliografía.
Gribbin, John. El planeta amenazado. Madrid: Ediciones Pirámide, 1987. Reunión de artículos sobre los distintos problemas ambientales del planeta.
Tobías, M. El hombre contra la tierra. Población y biosfera al final del milenio. Barcelona: Ediciones Flor del Viento, 1996. Obra de carácter divulgativa.
Tapia, F. y otros. Medio ambiente: ¿alerta verde? Madrid: Editorial Acento, 1995. Obra de divulgación sobre desarrollo y gestión ambiental.




Autor:



Héctor Tablero

Barcelona, Venezuela



Leer más: http://www.monografias.com/trabajos15/medio-ambiente-venezuela/medio-ambiente-venezuela.shtml#ixzz4cDERIRCU

http://www.monografias.com/trabajos15/medio-ambiente-venezuela/medio-ambiente-venezuela.shtml

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages