Régimen de ISrael: No solo manzanas podridas, un sistema podrido - Antiimperialista

Titulares

lunes, agosto 06, 2018

Régimen de ISrael: No solo manzanas podridas, un sistema podrido


Libby Lenkinski
La violencia de los colonos contra lxs activistas de los DDHH y lxs palestinxs no es obra de unas pocas "manzanas podridas"
Es una estrategia respaldada por el Gobierno que podría tener consecuencias peligrosas. Deberíamos tomarlo en serio.

En las últimas semanas, en la ciudad cisjordana de Hebrón los colonos han intensificado su hostigamiento contra los activistas de Breaking the Silence que conducen las giras por la ciudad para israelíes e internacionales por igual. Hace dos semanas, los colonos arrojaron pintura a la guía del tour, Frima Bubis, mientras guiaba a un grupo de marginados de Birthright, y el domingo un activista de derecha agredió físicamente al fundador de Breaking the Silence, Yehuda Shaul, durante una gira.

Es conveniente para algunos observadores, y ciertamente para el Gobierno israelí, considerar estos actos y a estos individuos como aberraciones, extremistas, y solo como unas pocas manzanas podridas.
Ojalá esa fuera la historia.


Yehuda Shaul, de Breaking the Silence, que conduce una gira en Hebrón.

De hecho, la reacción a estos eventos ha demostrado que no son aberraciones. Que, de hecho, están habilitados por las autoridades israelíes. Aunque la persona que agredió a Yehuda fue arrestada, interrogada y liberada, Israel se ha negado sistemáticamente a tomar en serio el problema actual de la violencia de los colonos y a utilizar las herramientas disponibles para tratarlo adecuadamente.

Imaginen por un momento cómo sería si el Gobierno israelí tomara en serio la violencia de los colonos. Aquí están los ejemplos de situaciones que nos gustaría ver hoy: las fuerzas del orden intervienen para arrestar a colonos violentos grabados en cintas de video por agredir a Shaul, Bubis y al director ejecutivo de Breaking the Silence, Avner Gvaryahu; mayor seguridad proporcionada por el Gobierno para los viajes de Breaking the Silence para garantizar su seguridad; debido proceso legal, investigación, cargos y sentencias. Todos y cada uno de los diputados que creen en el Estado de derecho hablarán y dejarán claro que este comportamiento es inaceptable. Cobertura de incidentes violentos en todos los principales canales de medios. Condena de los colonos y líderes religiosos.

La integrante de Breaking the Silence Frima (Murphie) Bubis hablando con la policía israelí después de que un niño colono le arrojara pintura en la cabeza durante una gira en Hebrón, el 16 de julio de 2018.

Nada de esto está sucediendo. ¿Por qué? Debido a que el asalto a Yehuda no fue obra de una manzana podrida, fue el efecto de un sistema podrido que debe ser reparado. Algunos dirán que no es gran cosa: tenemos peces más grandes para freír, pero están equivocados. Aquí hay tres razones por las cuales:

1. La historia real es la ocupación.
Yehuda no quiere atención después del asalto. Esto es lo que publicó en facebook después del ataque:


“Gracias a todos por su apoyo y preocupación en los últimos días. Estoy bien. Ayer, los colonos atacaron a dos palestinos en Hebrón con aerosol con gas pimienta: volvamos nuestra atención a quienes más lo necesitan”.

Esto no es raro para las personas que conocen la ocupación y ven quién realmente sufre la peor parte de la violencia de los colonos: los palestinos. Siempre debemos recordar que, por difícil que sea la situación para los defensores israelíes de los derechos humanos, no vivimos bajo la ocupación y somos parte de la clase privilegiada de muchas maneras.

Y aún así, que Shaul fuera agredido físicamente en Hebrón no debería pasar desapercibido. Esta escalada de violencia y odio hacia los defensores de los derechos humanos en Israel debe cesar. Hace tres años escribí que este tipo de violencia era un canario en una mina de carbón, lo que indica un empeoramiento de la política y una dependencia del miedo y la intimidación. Creo que hemos visto esos resultados como verdaderos.

2. La incitación es parte de la estrategia general de la derecha.
El ataque a Yehuda es el resultado de la puesta en juego de la estrategia del Primer Ministro Netanyahu de los últimos 10 años. En 2007, Netanyahu dijo que Israel estaba en peligro de perder la legitimidad para defenderse. Más tarde ese año, el asesor de Netanyahu, Ron Dermer, ahora embajador de Israel en los Estados Unidos, dijo que serían los "enemigos internos", esos israelíes "aireando la ropa sucia" de las políticas de Israel para que el mundo vea, quienes serían culpables de ello, la "deslegitimación".

Activistas de derecha de 'Im Tirzu' manifestando en la entrada de la Universidad de Tel Aviv, 20 de noviembre de 2014.

¿Y quién saca a relucir la ropa sucia? Ciudadanos palestinos de Israel y organizaciones de derechos humanos. Por lo tanto, el pensamiento a continuación es que debemos irnos.

Durante gran parte de la última década, el Gobierno de Netanyahu y su red de ONG (financiadas por el Gobierno) han estado atacando a estos "enemigos desde adentro" a través de legislación, campañas de desprestigio y ahora violencia.

El grupo de extrema derecha Im Tirtzu atacó a la expresidenta del Nuevo Fondo de Israel, Naomi Chazan, con odiosos carteles publicitarios. Años más tarde dirigen su atención a Breaking the Silence. Apenas el mes pasado, entre varias leyes peligrosas, la Knesset aprobó una ley que otorga al ministro de Educación la autoridad para prohibir que Breaking the Silence ingrese a las escuelas.

La retórica necesaria para aprobar este tipo de legislación no es nada menos que incitación, así que, ¿nos sorprendemos cuando los colonos toman la iniciativa y atacan una guía de Breaking the Silence? No deberíamos. La sangre en los puños de un colono no está solo en sus manos.

Colonos judíos disfrazados bailan con soldados israelíes durante el desfile anual que marca el día festivo judío de Purim en la dividida ciudad cisjordana de Hebrón. 12 de marzo de 2017.

El mapa político muestra esta situación. Mientras la derecha ha dedicado una década a demonizar a Breaking the Silence, la oposición ha decidido jugar su estrategia en lugar de oponerse a la creciente incitación y violencia. Cualquiera que no hable sobre estas cosas está ayudando a la extrema derecha a lograr sus objetivos. Es así de simple. Es complicidad. Y es un gran problema.

3. Están empujando y probando lentamente nuestra capacidad de indignación.
Mientras los colonos radicales levantan las señales que reciben de su Gobierno, lo opuesto también es cierto. El Gobierno israelí y sus ONG ponen a prueba ideas radicales para sondear la opinión pública, que luego siguen con leyes y políticas que poco a poco empujan al público y a la narrativa nacional cada vez más hacia la derecha.

La semana pasada, en medio de la tormenta de actividad antidemocrática, el Primer Ministro Netanyahu una vez más llevó a facebook a atacar al Nuevo Fondo Israelí por rechazar la Ley Estado Nación Judío. Su publicación fue un incidente relativamente menor, pero fue un globo sonda: está evaluando la disposición del público para sacarnos de la sociedad.

Una mujer y unos niños palestinos pasan al lado de un eslogan "Gasear a los árabes! Liga de Defensa Judía" pintado en una pared exterior de la Escuela de Córdoba, cerca de la calle Shuhada, Hebrón, 22 de octubre de 2012.

La escalada de la violencia de los colonos en Hebrón es una estrategia que tiene consecuencias potenciales muy reales, que deberíamos tomar con seriedad.

En 1983, el educador y activista israelí Emil Grunzweig fue asesinado durante una manifestación de Paz Ahora por un radical derechista llamado Yonah Avrushmi. Después de varios años de incitación contra los activistas por la paz por parte de rabinos y otros líderes de derecha, Avrushmi consideró apropiado tomar el asunto en sus propias manos y lanzó una granada a Grunzweig durante la protesta en Jerusalén.

En 1995, el tono y el tenor de la incitación de la derecha contra el primer ministro Yitzhak Rabin y la izquierda estaba a punto de estallar con efigies ardiendo y representaciones del primer ministro en un ataúd, y el radical derechista Yigal Amir consideró oportuno tomar medidas con su propias manos. Asesinó a Rabin cuando salió del escenario en una manifestación de paz en Tel Aviv, un acto que posteriormente lanzó una nueva era política y catapultó a los que estaban detrás de la incitación mortal en los pasillos del poder.

Tenemos estos precedentes en nuestra historia. Sabemos que esto puede suceder y sucederá. ¿Cuántas señales más necesitamos tomar en serio para darnos cuenta de la incitación y los globos sonda?

972mag. Traducido del inglés para Rebelión por J. M. Extractado por La Haine



https://www.lahaine.org/mundo.php/regimen-de-israel-no-solo

Antiimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario