Vela evita el segundo día de su juicio por robo de bebés - Antiimperialista

Vela evita el segundo día de su juicio por robo de bebés

Compártelo

El ginecólogo acusado del robo de una niña ha conseguido evitar la justicia por unos días

El Salto


El juicio al ginecólogo Eduardo Vela Vela, por el robo de una niña, ha sido suspendido esta mañana. La segunda y última sesión, que debía celebrarse, quedando listo el juicio para sentencia por la sustracción Inés Madrigal Pérez en la Clínica San Ramón de Madrid en 1969, no ha podido llevarse a cabo al comunicar su abogado, Rafael Casas Herranz, que el acusado se encontraba ingresado en urgencias por decisión de su familia. Casas Herranz es el yerno de Vela, está casado con su hija mayor, Adela Vela Bermejo.

Antes de iniciarse la segunda parte del juicio más esperado por las miles de víctimas del robo de niños, el letrado del ginecólogo ha tomado la palabra y ha dicho que "en este momento Eduardo Vela está siendo atendido por mareos y ha tenido que ser llevado a urgencias" porque el servicio del 112, según las palabras de Casas Herranz, "no podía atenderle". "Aunque se ha llamado al centro de salud, han indicado también que no podían atenderle, por eso ha sido llevado a Urgencias para que sea atendido allí de la forma más rápida posible", ha añadido el letrado sobre las 10,40h en la sala de la Audiencia Provincial de Madrid donde debía dar inicio la última sesión del juicio.

Según el abogado, "anoche ya se sentía mal" y el anciano, de 86 años, recibió atención médica en su domicilio. “Pero esta mañana, al levantarse, bueno... no se ha podido levantar —aclara— y, al no prestarle atención (el 112), ha sido llevado a urgencias", ha repetido el abogado. Después ha aclarado que el 112 no consideró que hubiera que trasladar al paciente a urgencias como pretendía la familia y por ello esta decidió trasladarle por su cuenta. El abogado Casas no ha aportado ningún documento, ni certificado médico, y solo ha indicado que era “una comunicación que había recibido a través del móvil”. Al final de la jornada de ayer, el abogado de Vela solicitó en la sala a la presidenta del tribunal, María Luisa Aparicio, que el médico no acudiera hoy, lo que fue rechazado por la jueza.

Ante el asombro de la sala, la presidenta del tribunal, María Luisa Aparicio, tras segundos de silencio, ha propuesto iniciar la sesión del juicio mientras se esperaban noticias del hospital sobre el estado del acusado y su incorporación a la sesión. Ha planteado a las partes que se iniciara, como estaba previsto, con una videoconferencia de una periodista francesa, testigo de Inés Madrigal. Sin embargo, el letrado que defiende al médico se ha opuesto y, por ello, se ha decidido esperar hasta las 12.30h para saber si Eduardo Vela se reincorporaría o aplazar la sesión.

Finalmente, y a falta de noticias y el certificado médico, se ha suspendido el juicio ante el evidente enfado del tribunal que debía juzgar al medico que dirigió la clínica San Ramón entre 1961 y 1981, acusado por centenares de víctimas de robo de bebés y que se ha sentado, por fin, en el banquillo por el caso de Madrigal.

Ayer Eduardo Vela llegó en silla de ruedas y se mostró en todo momento ausente y silencioso ante el interrogatorio de la fiscal y el abogado de Madrigal, Guillermo Peña. Sin dar respuesta y en otros casos con frases como "no lo recuerdo", "no sé". Incluso no reconoció su firma en un documento oficial sobre Inés Madrigal que antes sí había ratificado. Afirmó que no había control sobre el libro de entrada de la Clínica San Ramón y que él "no entregó a ninguna niña", a la pregunta de la fiscal sobre la entrega de la niña Inés Madrigal a su madre adoptiva, Inés Pérez, y que fue registrada como hija biológica de esta.

Eduardo Vela está acusado de tres delitos: detención ilegal, suposición de parto por un facultativo y falsedad documental en documento oficial. La Fiscalía pide una pena de once años de prisión.El juicio de todos los bebés robados Madrigal recordó ayer que se había llegado hasta aquí gracias a su madre adoptiva, quien reconoció los hechos y se ofreció a ser denunciada por su hija para avanzar. La madre declaró los hechos ante el juzgado hace unos años y después falleció, en 2016, a los 93 años. A la salida de la primera jornada, a las puertas de la audiencia provincial de Madrid.

"Este no es solo mi juicio, es el juicio de todas vosotras, de todos los niños y niñas robadas", dijo Madrigal ante las madres de diversas Asociaciones de bebés robados que buscan a sus hijos y que estaban ayer concentradas ante la Audiencia Provincial de Madrid, llegadas de todos los puntos del Estado español.

Para Guillermo Peña Salsamendi, abogado de Inés Madrigal, el aplazamiento de la sesión "es una medida dilatoria de muy corto recorrido y de mala fe". Según fuentes del juzgado, si esta segunda parte se celebra antes de 30 días no habría que repetir la primera parte del juicio. Todo indica que será así ya que la presidenta del tribunal espera celebrar la vista para dentro de una semana.

Peña ha asegurado que "confía en que la vista se celebre antes de esos 30 días para que no se tenga que repetir completo el juicio y los problemas que tuvimos ayer". Insiste en que esta estrategia es solo dilatoria "porque los testigos que hoy iban a pasar por aquí van a pasar". Hoy estaba prevista la declaración de una periodista francesa que estuvo en casa de Vela en 2014 y a la que, según recoge un vídeo, el ginecólogo le declaro que él entregaba a los bebés y que recordaba el caso de Inés Madrigal. También tenía que declarar un policía nacional, un grafólogo y otros testigos que aportarían más evidencias sobre la denuncia de la bebé robada Inés Madrigal.Por su parte, Madrigal ha declarado ante los medios de comunicación que "esto lo esperaba ayer, pero no hoy... pero se va a seguir hablando de los bebés robados y, es más, vamos a hacer todo lo posible para que en la testifical que estaba prevista hoy estén las dos periodista francesas, que es lo que nos interesa, y que es lo que el abogado de Vela y el médico han tratado de impedir por todos los medios, porque algo ocurrirá cuando estas periodistas francesas declaren que, tanto la mujer de Vela, Adela Bermejo, como el propio Vela reconocieron que a mí me entregaron a mi madre", explica Madrigal.

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=243454



Antiimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages