Trascender ¿hacia dónde?, subir, pero ¿a qué altura?, - Antiimperialista

Trascender ¿hacia dónde?, subir, pero ¿a qué altura?,

Compártelo

Revisión del libro Has de cambiar tu vida, de Peter Sloterdijk


Quisiera hacer una breve revisión del libro Has de cambiar tu vida de Peter Sloterdijk. El afamado autor, para situarlo en su contexto, tiene la importancia para la filosofía de la actualidad, como la tiene Chomsky para la política del hoy en día.

En cuanto a este detallado trabajo, el autor trata de presentar un manifiesto de la vida óptima, es decir, algo decisivo para todas las morales. Explica, el filósofo, que para la posmodernidad es imprescindible contar con un modelo político y social que le asigne un espacio al hombre para automejorar, mediante un modelo que no imposibilite ir hacia adelante y hacia arriba.

En tanto, que es necesario hacer algunas observaciones, en principio conocidas empero que no han sido clarificadas en el libro. Un buen modelo de economía socialista no debe porque no permitir al sujeto ir hacia arriba, es mas todos los logros de la clase obrera se han alcanzado por perseguir aquel fin del mejoramiento de su condición de vida. En esta breve reseña explicamos que no es propiedad del neoliberalismo el querer ser más.

El movimiento hacia adelante y hacia arriba es, para el progresismo, una travesía de la cultura de la excelencia, que se puede llevar a la práctica a partir de las propias fuerzas personales y colectivas. El modelo debe cambiar de tal forma que sean tales sus fuerzas que no imposibilite una corriente social en la que la persona humana se pueda modelar así mismo como un todo holístico. Nuestra nave del progreso no habría llegado ya tan lejos de no haber sido por tratar de, el ir hacia adelante que significa, según Peter Sloterdijk, al mismo tiempo un ir hacia arriba.

Sloterdijk, en el libro que nos presenta, contesta de muy buena forma a la cuestión: Trascender ¿hacia dónde?, subir, pero ¿a qué altura?, Se interpreta su respuesta como el ir hacia adelante lleno y no vacío de sentido, se interpreta como una vida de profundidad de conciencia y de plenitud, que requiere un mundo sano, donde quepamos todos y nadie sobre; porque no se puede tener buena conciencia, aunque ya sea que se edifiquen muros, ahí donde vivan los ninguneados o los desgraciados, los excluidos y descartados, los marginados, explotados y pisoteados.

Se suele tener un ángulo de ataque contra Marx: El de limitar la libertad, esta tendencia se cree casi en lo unánime. Se nos ha dicho que el neoliberalismo es el sistema de la libertad y las riquezas que, con un poco de suerte y trabajo, premia el mérito; mientras que los modelos estatistas de solidaridad quedan relegado a las posturas de igualdad y la pobreza, que premian al que no hace nada. Esta disyuntiva, entre estos regímenes políticos citados; parece ignorar que la verdad en cuanto tal es que el progresismo asociado a la izquierda, como lo entiendo yo, debe creer en la mejora técnica de la humanidad, en la vida de las libertades morales y en la pluralidad; en que el hombre pueda dirigirse hacia adelante o ascender hacia arriba todo lo posible, sin sufrir del estrés o de las tensiones verticales, que tienen lugar cuando se vive en el mundo de la competencia economicista.

Hay una crítica válida hechas por los portavoces del libre mercado, que dice que en lugar de estar sentado días enteros viviendo del estado, hay que incentivar al proletario a trabajar, a mantener una cultura de trabajo y de productividad. Me parece que por esto es importante que todo marxista lea esta obra, que enfatiza, su autor, Peter Sloterdijk a lo largo de sus páginas la preponderancia de la virtud del mejoramiento de la salud y el training, de la vida de superación y excelencia, la vida de la automejora y el desarrollo de la calidad humana; que se tienen que vivir como un mandamiento, como un comportamiento que proporcione el fundamento para todo lo que se hace en la vida, para que se produzca finalmente como resultado una tranquilidad de ánimo y la alegría de vivir, que en no pocos casos se ve en detrimento por los ajetreos de la vida profesional por la exigencia de la codiciosa mano invisible de la oferta y demanda que dirige el mercado.

Los logros de la vida de tipo del virtuosismo o atletismo, del progreso físico, mental, moral y espiritual, gran parte de las veces se ve en detrimento por los modelos cuyo contexto es la ilimitada acumulación de riquezas; que hace al hombre, al tratar de adaptarse al modelo capitalista neoliberal, terminar en un agotamiento, hace al hombre vivir en la sociedad del cansancio.

Si tomamos el imperativo de mejorar en lo holístico al humano en su salud, y no a mitad de precio, como suele desarrollarse el hombre moderno, que la voluntad de su esfuerzo la extiende en tan solo una parte de la actividad humana: El economicismo, detectamos inmediatamente, que esta aproximación a la noción de la naturaleza humana es sesgada, es adentrarse en el mundo de la superficialidades, amargura e infelicidad. La idea del progreso es la idea del hombre como todo holístico que debe desarrollar todas sus cualidades, desde la bondad con uno mismo hasta la caridad con la humanidad. No podemos dejar a un lado el progreso armónico físico, mental, moral y espiritual, en favor de una imposición del poder exterior del modelo de ultraje de la existencia orientado al exacerbado individualismo, que hace involucrarnos en el mundo de las leyes selvática para sobrevivir, porque se nos impone desde el exterior, una especie de autotortura del sálvese quien pueda, de la supervivencia del mas fuerte.

En esta filosofía de la salud, el escritor de “Estrés y libertad” explica las razones de los tipos de ejercicios a seguir para mantener la forma y aliviar la vida. Señala en el “has de cambiar tu vida” que nos encontramos con el camino de la perfección cuando se suministran las fórmulas inherentes a la eudemonología, en la vida de la continua autosuperación. La primera virtud debe ser trabajar para uno mismo y solidarizarse con los demás.

La cultura de la excelencia, nos dice el autor, debe estar asentada a través del imaginario colectivo para que se pueda dar cumplimiento a los comportamientos de superación y ejercitación de la automejora, de ahí la importancia de la educación para que se haga el cambio de mentalidad o paradigma en los niños, adolescentes y adultos para que se comprenda que el modo de ser hombre se encuentra en un sistema donde a todos nos toque más de las riquezas materiales, y que cada quien, tenga el espacio, para poder crecer en las zonas espirituales, pues ya no basta el ultraliberalismo, que rige la globalización, y la explota en detrimento de las grandes mayorías, se requiere de modelos más complejos y completos que no provoquen en lo intrínseco de la naturaleza del hombre desarraigo en los entornos donde se desarrollan.

El autor es propietario del canal de Youtube: www.youtube.com/c/ALEJANDRIAenAUDIO 


https://www.rebelion.org/noticia.php?id=242056


Antiimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages