Lecciones para Bolivia de la tragedia hidroeléctrica en Colombia - Antiimperialista

Lecciones para Bolivia de la tragedia hidroeléctrica en Colombia

Compártelo


Hidroituango, al igual que el Chepete en Bolivia, debía ser el mayor proyecto hidroeléctrico de Colombia. Hidroituango se empezó a construir en el 2010 y debió haberse inaugurado a fines de este año. Sin embargo, su sala de maquinas, que es cómo un edificio de 20 pisos de altura dentro de la montaña quedó inundada, miles de personas rio abajo han sido evacuadas, y la situación aun puede ser peor.

Esta hidroeléctrica de una potencia de 2.400 Megavatios, una represa de 220 metros de altura y un embalse de 70 km de largo tenía un costo inicial de 2.290 millones de dólares que posteriormente se duplicaron llegando a 5.000 millones de dólares. Hoy tras la tragedia, el costo final del proyecto es indeterminado.

“Puede ser más grave que el diluvio universal”

El desastre de Hidroituango se debe a tres derrumbes que tuvieron lugar en un túnel de desviación del río Cauca que se construyó para poder construir la gigantesca represa. Los derrumbes se produjeron en parte por las lluvias de temporada que tuvieron lugar entre los días 28 de abril y 7 mayo del presente año.

Para controlar la situación, el 10 de mayo la empresa decidió evacuar el agua por la sala de máquinas. Gran parte de la infraestructura de la hidroeléctrica quedó bajo el agua. El 12 de mayo se produjo el destaponamiento súbito de un túnel, provocando una crecida de seis veces el caudal del rio Cauca, causando estragos en las poblaciones río abajo. En Puerto Valdivia, 600 campesinos tuvieron que ser evacuados el 13 de mayo [1] . Luego de unas horas de la crecida del caudal del río, que provocó destrozos en las casas de las poblaciones ribereñas, así como la destrucción de puentes, entre otros destrozos, el paso de agua volvió a obstruirse. El peligro de una nueva crecida del caudal hizo que se extendieran las evacuaciones a 1.200 personas según el medio de comunicación El Universo. Sin embargo, otros medios como El Publimetro extienden la cifra a 4.900 evacuados en los demás municipios ribereños [2] .

La situación es tan grave que según el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, si se rompe la presa se podría generar “un caudal de hasta 250.000 metros por segundo; en otros términos, puede ser mucho más grave que el diluvio universal”.

Asimismo, indicó que en caso de que haya una creciente del caudal del río se podría generar una ola de 26 metros que afectaría primero a Puerto Valdivia y que llegaría en una hora y media. Y a las 5 horas pasaría a Cáceres y Tarazá una ola de casi 12 metros, mientras que Caucasia sería afectada 10 horas después por una ola de 6 a 7 metros, que podría cubrir el 70 por ciento del municipio. Y a Nechí llegaría 20 horas después. [3]

En medio de esta situación dramática que ha desplazado a miles de familias y provocado la perdida de viviendas, escuelas, puentes y fuentes de trabajo, , la empresa encargada de Hidroituango está tratando de terminar en 4 o 5 días la construcción de la presa para que el agua suba y corra por el vertedero.

La Fiscalía General de la República de Colombia tiene abiertas tres investigaciones por Hidroituango. Una primera investigación se abrió en febrero del 2017 por las denuncias interpuestas por el movimiento Ríos Vivos, en las que aseguraban que el proyecto generaría daños al medioambiente.

La segunda pesquisa se inició en enero pasado por presuntas irregularidades en la fase previa a la adjudicación del proyecto, en la firma de contratos, la elaboración de diseños y la ejecución de la obra de la cual participa la firma brasilera Camargo Correa involucrada en casos de corrupción en Brasil y Perú.

La tercera investigación ha empezado recién tras este desastre. Es de esperar que estas investigaciones aclaren lo sucedido, sancionen a los culpables y sobre todo aporten con luces para que no se repitan esas calamidades. [4]

Lecciones para Bolivia

Esta tragedia que esta en curso en Colombia nos debe hacer reflexionar a los Bolivianos y en particular al gobierno de Evo Morales y a las autoridades del Ministerio de Energía, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua y la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE).

1) Una mega hidroeléctrica no se debe construir sino existen los más amplios estudios, si estos no han sido verificados por entidades independientes que no tienen ningún intereses económicos en el proyecto ni están sujetos a los caprichos políticos de los gobiernos que quieren mostrar mega obras a como de lugar.

2) Para que exista una valoración lo más objetiva de los riesgos que involucra una obra de esta magnitud toda la documentación debe ser publica, de fácil acceso y puesta bajo el escrutinio de la población en general, de las comunidades más próximas a la mega obra y de las instituciones técnicas especializadas a nivel geológico, hidrológico, medioambiental, social, antropológico, etc.

3) El Estudio de Evaluación de Impacto Ambiental (EEIA) no puede ser visto como una simple formalidad que hay que cumplir para obtener la licencia ambiental para construir el mega proyecto. El EEIA debe ser hecho con objetividad y profundidad, por entidades independientes que no tengan ningún interés en la realización de la obra.

4) El EEIA de la hidroeléctrica Rositas ubicada entre Santa Cruz y Chuquisaca debe suspenderse de forma inmediata porque esta siendo realizado por la propia empresa ENDE interesada en la construcción de la hidroeléctrica. Quien haga el EEIA de Rositas o el Chepete no puede ser parte de ENDE o ser la misma empresa que hace el diseño final de la obra como es el caso de Geodata con el Chepete y El Bala.

5) La entidad que apruebe los EEIA y otorgue la licencia ambiental de estos mega proyectos tiene que ser absolutamente independiente, no sujeta a presiones políticas o económicas. En el caso de Bolivia el Ministerio de Medio Ambiente y Agua que cumple dichas funciones no tiene la autonomía necesaria para presentar observaciones sustantivas y rechazar estos proyectos. ENDE, el Ministerio de Energía, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua se limitan a cumplir las ordenes superiores del gobierno, y cuando algún funcionario no está de acuerdo simplemente lo remplazan.

6) Los estudios y el diseño de estas mega obras que deben tener una vida útil de más de 50 años deben ser extremadamente exhaustivos y tomar situaciones extremas de graves desastres naturales que se irán agravando por el cambio climático. No se puede diseñar una obra sólo en base a los datos de las últimas décadas porque el futuro no será una mera repetición del pasado.

7) Los proceso de consulta previa libre e informada a poblaciones indígenas y poblaciones del lugar debe realizarse no para comunicar la decisión de hacer una mega obra sino para escuchar con la mayor atención las observaciones de las comunidades que conocen la zona mucho mejor que muchos técnicos.

8) Firmar un contrato con una empresa para la construcción de una mega hidroeléctrica sin tener antes los estudios de evaluación de impacto ambiental es un crimen. ENDE debe dejar sin efecto el contrato firmado con la Asociación Accidental Rositas para la construcción de dicha hidroeléctrica e iniciar acciones legales contra los funcionarios involucrados en semejante atropello que puede tener consecuencias funestas por no contar previamente con un EEIA serio, responsable e independiente.


https://www.rebelion.org/noticia.php?id=242103

Antiimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages