Siria

[Siria][grids]

Rusia

[Rusia][twocolumns]

Mosul, una tumba para 40.000 civiles


Bajo fuego cruzado de los francotiradores del EI y las bombas de la coalición

El número de civiles muertos en el asedio de nueve meses es mucho más alto que el que se informó previamente, pero el servicio de inteligencia del Gobierno Regional de Kurdistán tiene fama de ser extremadamente preciso y bien informado.

Por Patrick Cockburn *

Una mujer camina con su bebé delante de las ruinas de mezquita de Al Nuri, en el oeste de Mosul. Imagen: AFP

Desde Irbil en Irak

Más de 40.000 civiles murieron en la devastadora batalla por volver a retomar Mosul del Estado Islámico (EI), según informes de inteligencia revelados exclusivamente a The Independent, un número de muertos mucho más alto que las estimaciones previas. Los residentes de la ciudad sitiada fueron asesinados por las fuerzas terrestres iraquíes que intentaban forzar a los militantes, así como por los ataques aéreos y los combatientes del EI, según los servicios de inteligencia kurdos.

Hoshyar Zebari, hasta hace poco un alto ministro en Bagdad, dijo a The Independent que muchos cuerpos “todavía están enterrados bajo los escombros”. “El nivel de sufrimiento humano es inmenso”, dijo. “La inteligencia kurda cree que más de 40.000 civiles han sido asesinados como resultado del poder de fuego masivo usado contra ellos, especialmente por la policía federal, los ataques aéreos y el propio EI”, agregó Zebari.

Zebari, natural de Mosul y alto funcionario kurdo que fue ministro de Hacienda iraquí y antes de eso ministro de Relaciones Exteriores, enfatizó en una entrevista exclusiva que el bombardeo incesante de la artillería por unidades de la policía federal iraquí, en la práctica un ejército fuertemente armado Unidad, había causado una inmensa destrucción y pérdida de vidas en el oeste de Mosul. 

La cifra dada por Zebari para el número de civiles muertos en el asedio de nueve meses es mucho más alta que la que se informó previamente, pero el servicio de inteligencia del Gobierno Regional de Kurdistán tiene fama de ser extremadamente preciso y bien informado. El EI impidió el monitoreo de las víctimas, mientras que los grupos externos se han centrado en gran medida en los ataques aéreos más que en la artillería y los cohetes como causa de muertes civiles. Airwars, uno de esos grupos de monitoreo, estimó que los ataques pudieron haber matado a 5.805 personas no militares en la ciudad entre el 19 de febrero y el 19 de junio.

Zebari acusa al gobierno de Bagdad del que hasta hace poco era miembro, de no hacer lo suficiente para aliviar el sufrimiento. “A veces se puede pensar que el gobierno es indiferente a lo que sucedió”, dijo. Duda que los cristianos, yazidis, kurdos y otras minorías, que vivieron en y alrededor de Mosul durante siglos, puedan reconciliarse con la mayoría árabe sunita a quien culpan de matarlos y violarlos. Dice que alguna forma federal de gobierno en el futuro sería lo mejor.

Leyendo los informes de inteligencia kurdos, Zebari dice que un alto nivel de corrupción entre las fuerzas militares iraquíes que ocupan Mosul está socavando las medidas de seguridad para suprimir al EI después de su derrota. Dice que los individuos sospechosos son capaces de pasar a través de los puntos de control militares pagando 1,000 dólares y puede traer un vehículo pagando $ 1,500. Él dice que la corrupción de este tipo es particularmente grande en las decimosexto y novenas divisiones del ejército iraquí y los voluntarios tribales (Hashd al-Ashairi), salidos en parte de la minoría de Shabak en la llanura de Nineveh.

La capacidad de los militantes del EI para permanecer libres o para ser liberados mediante el pago de sobornos produjo un cambio de actitud entre las personas en Mosul que Zebari dice “estaban previamente dispuestos a dar información sobre los miembros del EI a las fuerzas de seguridad iraquíes”. Ahora desconfían de ello, porque ven a los miembros del EI, a quienes habían identificado y que habían sido arrestados, nuevamente en las calles capaces de vengarse de los informantes. Varias personas anti-Estado Islámico en Mosul le conformaron a The Independent que este es de hecho el caso y que tiene miedo de estos repatriados y las “células durmientes” del EI que siguen existiendo.

Los civiles en Mosul dicen que no critican el comportamiento hacia ellos de las unidades de combate que soportaron el peso de la lucha, como el Servicio de Lucha contra el Terrorismo, pero que están preocupados acerca de qué esperar de las tropas menos disciplinadas. La creencia de que los combatientes del EI y los funcionarios detenidos en Mosul más tarde que temprano serían capaces de sobornar para lograr su camino hacia la libertad, explica por qué los soldados, la mayoría de los cuales no son cómplices de las redes de soborno, ejecutaron sumariamente a los prisioneros del EI, a veces tirándolos desde edificios altos.

La corrupción por parte de las fuerzas militares de ocupación adopta diferentes formas, según la información de inteligencia kurda citada por Zebari. A algunas personas “se les cobra 100 dólares por quitar un cuerpo de los escombros y a otros $ 500 para reocupar su casa”, donde todavía está de pie. El ejército iraquí y las unidades de las milicias siempre fueron conocidos por la exigencia de honorarios y de dinero para la de protección de los civiles, con camiones que transportan mercancías en las carreteras siendo un objetivo particularmente rentable cuando pasan a través de controles militares.

Gran parte de la culpa por el calamitoso nivel de destrucción en el oeste de Mosul se debe a los ataques aéreos, pero es evidente a nivel de tierra que gran parte del daño fue causado por las artillería y los cohetes. Esto está confirmado por un informe de Amnistía Internacional publicado la semana pasada titulado “A toda costa”. La catástrofe civil en el oeste de Mosul, Irak, apunta a un uso mayor y más indiscriminado de su poder de fuego por las fuerzas progubernamentales en las etapas finales del ataque sobre el este de Mosul, comenzando en enero de 2017 y continuando durante los siguientes seis meses durante el asalto en el oeste de Mosul. Dice que el gobierno iraquí y las fuerzas de la coalición encabezadas por Estados Unidos “dependían en gran medida de armas explosivas con efectos de gran alcance como los IRAM (Improvised Rocket Assisted Munitions - Cohetes improvisado asistidos con municiones)”. Con sus habilidades de focalización, estas armas causaron estragos en el oeste de Mosul densamente poblado, donde grandes grupos de civiles estaban atrapados en hogares o refugios improvisados”. La ONU estimó que Mosul tenía 1,2 millones de habitantes al comienzo del asedio.

Además, los francotiradores del EI mataron a un gran número de civiles tratando de escapar. El grupo militante estaba utilizando a los civiles como “escudos humanos”, aunque su presencias protegieran muy poco. Zebari dijo que la inteligencia había incluso interceptado mensajes “de los combatientes del EI a sus comandantes diciendo que estaban cansados de matar a civiles”.

Cuando se le preguntó si el autoproclamado califa Abu Bakr al-Baghdadi está vivo o muerto, Zebari dijo que no lo sabía. Pero agregó que si Baghdadi estaba muerto, era extraño que ningún nuevo líder califa o líder del EI hubiera sido declarado, ya que parte de la ideología de estos movimientos es que no dependen de un solo ser humano. Los sucesores habían sido rápidamente anunciados cuando Abu Musab al-Zarqawi, líder de Al Qaeda en Irak, murió en un ataque aéreo en 2006 y Osama bin Laden fue muerto a tiros por las fuerzas especiales estadounidenses en Pakistán en 2011. Además, Que “no ha habido ningún signo de un cambio en la estructura de comando y control de Isis”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Pagina/12.

https://www.pagina12.com.ar/51890-mosul-una-tumba-para-40-000-civiles


Antiimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

EE.UU.

[EE.UU.][bsummary]