Titulares

viernes, 28 de julio de 2017

El conflicto de PepsiCo está mostrando cuál es el plan que se viene después de octubre


Entrevista a María del Carmen Verdú, coordinadora de Correpi y candidata a diputada por el FIT



M.H.: El viernes 14/7 se hizo un importante homenaje a “Cachito” Fukman en ATE de la calle Belgrano, donde participaste junto a Nora Cortiñas, Miriam Bregman, compañeros de la Asociación de ex detenidos desaparecidos, Vicente Zito Lema y otros.

M.C.V.: “Cachito” fue un compañero que nos marcó a todos los que tuvimos la suerte de conocerlo y compartir la militancia con él. Alguien que no sólo nos dejó un importantísimo legado político, sino que tuvimos la suerte de contar con un hermano, un padre los más jóvenes; él era un año apenas mayor que yo y siempre jodía conque era la diferencia entre su historia de militante estudiantil secundario y en la organización Montoneros y su secuestro en la ESMA y su decisión de reincorporarse a la militancia luego de ser puesto en libertad pocos años después, en 1980, después nunca más paró de militar. En el gremio docente, como dirigente gremial, luego cuando se formó la Asociación de ex detenidos junto a Adriana Calvo, siempre fue de los más activos de ese organismo que marcó una importante diferencia en el movimiento de DD HH en Argentina y, finalmente, como motor central del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, ese espacio que no tiene parangón en el mundo por la articulación de más de 200 organizaciones, más allá de que a lo largo del año por su dinámica de reuniones semanales y quincenales en las plenarias a veces hay menos cantidad de compañerxs, pero donde por un lado tenés la diversidad más grande en cuanto al tipo de organizaciones, de tradiciones, hay organizaciones políticas de DD HH, gremiales, sociales, anti represivas, etc., y con un mecanismo de consensos y toma de decisiones que nos permite una participación instantánea en todos los temas que tienen que ver con la represión y la impunidad en todo el país. Sin ir más lejos, el día de la represión en PepsiCo fueron 15 minutos de discusión en el whatsapp para que saliera la convocatoria unificada del Encuentro a tomar por asalto la ronda de las Madres de Plaza de Mayo y convertirla en el acto de repudio por lo sucedido a la madrugada y durante la mañana en Florida.

“Cachito” fue todo eso, un cachito de cada cosa y un todo que a muchos nos ha marcado muy fuertemente y por eso el viernes fue, por sobre todas las cosas, un momento muy emotivo. Habló Osvaldo Barros de la Asociación de ex detenidos desaparecidos, porque el “Sueco” Lorkipanidze prefirió intervenir después porque sabía que no se bancaba estar en el foco hablando por el micrófono por su enorme cercanía con él. Para él era su hermanito chiquito, así como para mí era mi hermano mayor. El “Sueco” empezó a militar con él a los 17 años junto al otro hermano Fukman que fue asesinado en 1977 y para él la pérdida de “Cachito” fue la misma sensación del que pierde a quien tiene que cuidar y proteger. También estuvo Norita Cortiñas que tiene esa magia tan especial que nos hizo reír a todos contándonos anécdotas, sobre todo cuando dijo que ella lo que quiere es morir joven, que no está dispuesta a morirse vieja y la escuchás desde ese metro cuarenta de altura escaso que tiene y efectivamente la tipa es lo más joven y energético que conozco.

M.H.: Y muy coqueta.

M.C.V.: Nunca le falta el rouge en la cartera para arreglarse antes de ponerse el pañuelo y salir en la foto. Fue un panel de lujo. Lamentablemente Miriam Bregman no se pudo quedar porque cuando estábamos por empezar llegó la noticia de que desde la planta de PepsiCo reclamaban la presencia de los abogados porque estaban empezando a cortar máquinas y llevárselas; el día anterior había sido la represión. Siendo Correpi los que poníamos la casa, Miriam partió para acompañar a los trabajadores de PepsiCo, nos dejó un videíto que pudimos pasar en lugar de su presencia en el panel. Y después Vicente Zito Lema que habló no más que treinta segundos y a continuación abrió su cuaderno manuscrito y empezó a leer dos poemas que escribió en homenaje a “Cachito” en este lapso desde su fallecimiento hasta ahora y nos dejó a todos conmocionados y con la convicción de la necesidad absoluta de fortalecer todas las luchas y las resistencias y retomar ese legado que yo sintetizaba en dos o tres ejes centrales.

En primer lugar su convicción absoluta de que solo se puede intervenir en el campo de los DD HH, en la lucha contra la represión y la impunidad desde un lugar de absoluta, total y franca independencia del aparato estatal, de los gobiernos, de cualquiera de sus órganos y organismos, ese es el gran elemento que siempre ha liado a Correpi en una especie de asociación ilícita de la que estamos muy orgullosos.

El segundo elemento la necesidad de, a partir de esa definición muy dura, salir a buscar los consensos y campos de unidad para poder estar codo a codo en la calle, sin miedo a perder la identidad porque para eso están las banderas y los principios, pero sin miedo, a marchar con el que venga si el reclamo es el mismo. Así lo vimos el 10 de mayo en la marcha contra el 2x1, donde la decisión que tomó el Encuentro de levantar la marcha del día siguiente que era por el mismo tema y sumarse a la convocatoria que sabíamos que iba a ser masiva porque interpelaba a grandes sectores independientes de nuestro pueblo para repudiar esta ley que generó una de las movilizaciones más importantes que recuerdo en materia de DD HH, sólo comparable quizás a la gigantesca movilización del ´89 contra los indultos.

Y en tercer lugar, a partir de la intervención que “Cachito” fomentó en Ex detenidos y en el conjunto del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, de no solamente hablar de la represión y la impunidad de ayer, sino tomar fuertemente como parte de la agenda y como eje central la represión actual, tanto la criminalización de la protesta, los represaliados por luchar, la defensa irrestricta de los presos políticos, como la pelea por la causa de Luciano Arruga, por infinidad de casos de gatillo fácil en las que nos acompañó tomándose el tren para ir a Mercedes, a Quilmes, porque lógicamente estos casos no ocurren ni en Recoleta ni en Puerto Madero. Y de tomar con la misma fuerza la pelea contra la militarización de los barrios.

El año pasado cuando hicimos la gran campaña nacional contra las detenciones arbitrarias fue central que él empujara y tomara nuestra convocatoria como propia, de hecho terminó siendo impulsada con la misma fuerza por él como por nosotros y de esa manera logramos esa enorme movilización del 25 de abril en el aniversario de los 25 años de la detención, tortura y muerte de Walter Bulacio. Todo eso era “Cachito”.

M.H.: Mencionaste a Vicente Zito Lema, con él suelo hablar de la ética, considero que hay 4 grandes intelectuales argentinos de los últimos años que de alguna manera representan la cuestión ética que para mí es central, dos vivos que son Vicente Zito Lema y Osvaldo Bayer y dos que murieron hace algunos años que son David Viñas y León Rozitchner. Frei Betto en su última visita a la Argentina volvió a instalar este tema, que creo está muy devaluado por lo que está sucediendo en nuestro país y en otros países latinoamericanos. Creo que “Cachito” también simboliza esa práctica de la ética que tiene que ver con cuestiones como las que se vivieron el día miércoles en PepsiCo. La presencia de un grupo de compañeros, abogados y dirigentes de izquierda acompañando y protegiendo a los trabajadores. Es un tema central, más allá de alguna cuestión que puede ser discutida desde el punto de vista político, ideológico y/o programático. Y que no es una casualidad y es una cuestión que remarco, porque prácticamente esa presencia de la izquierda fue excluyente, ya que no hubo otras organizaciones políticas allí. Me cayó muy mal el comentario de Gabriela Cerruti contra Del Caño acusándolo de populismo, que de alguna manera después le dio letra al gobierno nacional y que coincidió con alguna declaración hecha inclusive por el jefe policial del operativo.

M.C.V.: Es que cuando se trata de deslegitimar y desprestigiar a la izquierda diciendo “politizan los conflictos” o “las fábricas donde está la izquierda cierran”, capaz habría que aclararle a Patricia Bullrich que la ex Terrabusi hoy Kraft no solo no esta cerrada sino que hasta el último trabajador que intentaron despedir en aquella gran avanzada represiva del 2009 tuvo que ser reincorporado precisamente por la acción de los trabajadores organizados apoyados por un amplio arco de la izquierda. También mencionó a Donelley, que no existe más porque hoy se llama Madigraf y es una cooperativa bajo control obrero.

Cuando se habla de la politización de los conflictos gremiales, lo que ha sido repetido por varios, y tiene contacto con lo que decía Cerruti de “ir a hacer populismo”, como si ir a exponerte a los gases, a las balas de goma y demás fuera algo que a uno lo entretiene y lo divierte porque no tiene nada que hacer un miércoles a la noche; en realidad lo que oculta es que cuando estás hablando de un lock out patronal, de una empresa multinacional que logra sin ningún esfuerzo que todo el aparato estatal y en particular el poder judicial y el sistema penal se pongan a su servicio para el uso de la fuerza del aparato represivo y así se resuelva a su favor lo que todos estamos de acuerdo que es un conflicto laboral, entonces cómo no va a ser político. Si el fiscal me dice que en realidad está convencido del reclamo de los trabajadores pero que tenía que aplicar la Ley y el Código y que la empresa le había pedido el desalojo y que por eso le había solicitado a la jueza Rodríguez Mentasti que lo decretara y ella 24 horas antes nos había dicho en su despacho que entre lo legal y lo justo ella tenía que hacer lo legal.

Lo que en realidad están reconociendo estos dos funcionarios es que obedecen a un orden político, entonces mirá si no es político el conflicto. Mirá si no es político el gobierno cuando el Presidente Macri en una de sus intervenciones públicas, para acordarse siempre porque lo pinta de cuerpo entero, sale al día siguiente a decir con un par de ejemplos que no tienen nada que ver: “si yo invito a alguien a mi casa no puedo decir que no se puede ir nunca” o “quiero que vengan inversiones del exterior a la Argentina y les tengo que dar reglas de juego para que si quieren cerrar o mudarse lo puedan hacer, porque si no, no van a querer venir”. Es la declaración más claramente defensora del derecho de propiedad privada a ultranza sin ningún tipo de compasión social, ya no función social. O sea, para que vengan tengo que darles todo lo que necesitan y si necesitan cerrar esta planta, dejar 600 familias en la calle, de las cuales una gran mayoría son mujeres cabeza de familia, a quienes veíamos con sus niños en la planta durante la semana que duró la toma porque ya no tenían mercadería para darles de comer en la casa y tampoco con quien dejarlos porque la guardería en el horario de trabajo la pagaba PepsiCo; entonces al cerrar la planta no tenían con quién dejar a los chiquitos que iban al colegio, a algunos lograron ubicarlos en casas de parientes, pero los más chiquitos estaban allí con ellas.

Seiscientas familias en la calle para que la empresa se pueda concentrar en Mar del Plata donde el plan es aplicar contratos basura, porque precisamente ésta era una planta en la que la mayoría de los trabajadores tenían mucha antigüedad, los que menos tenían eran empleados de 8/10 años, entonces tenían que pagar salarios acordes a esa antigüedad y eso no es negocio. Lo que se busca es reducir el costo laboral, que es lo que tanto le preocupa al gobierno y, por supuesto, a través de su voz a los empresarios.

Lo cierto es que, como decíamos en la conferencia de prensa en el Congreso y en la asamblea abierta que se hizo en el hotel Bauen, que también tuvo esta característica del enorme arco y variedad de organizaciones que acudieron a dar su solidaridad al conflicto, y que fueron quienes protagonizaron esta marcha con más de 30.000 personas que acabamos de tener en la Ciudad de Buenos Aires y que todavía está allí frente al Ministerio de Trabajo.

El conflicto de PepsiCo es un conflicto testigo porque está mostrando cuál es el plan que se viene después de octubre que es el ajuste, pero no de cuestiones menores, sino la restructuración profunda de las cuestiones laborales y las relaciones de producción de nuestro país.

M.H.: Ganen o pierdan.

M.C.V.: Por supuesto. Si ganan lo harán con más consentimiento, si pierden con más palos, pero lo van a hacer. Es lo que vinieron a hacer.

Causa penal al periodista “Baby” Etchecopar por amenazas coactivas e intimidación pública contra mujeres 

M.H.: Otro tema que quiero abordar es que estás involucrada en la denuncia contra el periodista “Baby” Etchecopar.

M.C.V.: Lo que sucedió es que luego del femicidio de Micaela García este señor en su programa de radio, en Radio 10, dijo una serie de barbaridades comentando el hecho, entre ellas, por ejemplo, que si tu hija de 12 años se saca una selfie haciendo trompita y mostrando las tetas uno tiene que entender que eso es una provocación y, por lo tanto, no puede sorprender que aparezcan tantos violadores. Eso en criollo básico es la justificación de la violencia de los ataques sexuales contra niñas, adolescentes y mujeres, es la criminalización y la re victimización de las chicas que sufren estos ataques, por lo tanto, fue una frase muy repudiada por el conjunto del movimiento de mujeres y por muchas personas de buen criterio y en particular la campaña nacional contra las violencias hacia las mujeres, que es un ámbito de articulación del que participan muchas organizaciones, la mayoría de ellas feministas, pero también colaboramos muchas como Correpi, por ejemplo; nuestra Comisión de género tiene íntima relación con las compañeras de la campaña, quienes decidieron en el marco de un plan de lucha que incluía un acampe frente al Consejo nacional de la mujer, justamente para exigir el cumplimiento de políticas públicas que existen y a las que se están desfinanciando, cerrando programas, echando empleados, entre ellas las que tienen que ver con la violencia mediática. Se resolvió visibilizar este hecho exigiendo a la radio, a la productora, al Enacom y demás organizaciones del ámbito de los medios que cumplan con las normas que existen como la Ley que ordena que en este tipo de casos debe haber una multa a ese comunicador que se manda semejante discurso y el producido de la multa tiene que aplicarse a financiar estos programas, por ejemplo, el auxilio de mujeres violentadas.

A partir de esa visibilización, que fue una cosa muy sencilla, 15/20 compañeras que fueron con carteles y un megáfono a la puerta de la radio, este hombre redobló la apuesta y dijo una serie de barbaridades al aire que lo pintan de cuerpo entero porque habló de “sucias con olor a menstruación, choriplaneras” y un montón de barbaridades más, y lo más grave del asunto fue que tomó el comunicado de la campaña, donde aparecen como siempre los nombres y teléfonos de dos o tres compañeras para atender a la prensa, los dio al aire e instó a su audiencia a que las llamaran para defenderlo a él. Con lo cual en las 3 o 4 semanas siguientes los teléfonos de estas compañeras estallaron, literalmente se bloquearon en más de una oportunidad por los centenares de mensajes, videos explícitos, puteadas, amenazas, llamados, etc. Que las inundaron, que generaron naturalmente situaciones muy violentas hacia ellas porque hubo amenazas muy explícitas, de muerte, de violación, de prenderles fuego la casa con sus hijas adentro, etc. Lo que naturalmente motivó que las compañeras de la campaña consultaran con Correpi, inmediatamente nos pusimos a disposición y se hizo la denuncia penal y posteriormente las compañeras se presentaron como querellantes con nuestro patrocinio y el del colectivo de abogados populares La Ciega que también forma parte de la campaña.

La causa inicialmente quedó en el juzgado general de Daniel Rafecas y rápidamente el fiscal que resultó ser Marijuan, que tanto habla de la necesidad de que las causas sean rápidas y tanto anda por ahí organizando marchas, dijo que no era para tanto, que era un simple hostigamiento y que, por lo tanto, tenía que pasar como mera contravención a la justicia de la Ciudad.

Cuando la causa volvió con Rafecas para que resolviera fue cuando se hizo la movilización, aquél miércoles de las tres movilizaciones, a las 7am en el Obelisco por el cierre de PepsiCo, a las 11am nos dividimos en Comodoro Py con las compañeras de la campaña para exigirle a Rafecas que entendiera que esto era una causa criminal y no un mero hostigamiento menor y, por otro lado, fue el día de la movilización por la liberación del Ionco Facundo Jones Huala, que fue reprimida con 7 detenidos. Un miércoles movidito.

Finalmente Rafecas nos dio la razón y sacó un dictamen en el cual dice declararse incompetente porque el delito que se cometió son amenazas coactivas y omite la intimidación pública. Porque si yo en este momento digo “llamen todos a Mario Hernandez y díganle que es un…”, no solamente te estoy amenazando y amedrentando, sino que estoy convocando a la violencia colectiva contra vos y eso se llama intimidación pública.

Afortunadamente el juez de instrucción que recibió la causa, entendió que también estaba esta figura; falta la incitación pública a la violencia colectiva que es la tercera figura que definimos en la querella y le devolvió la causa a Rafecas porque es un delito federal. Estamos en feria judicial, entendemos que para Rafecas esto no va a ser un tema de urgencia para habilitar feria, conociendo su contracción al trabajo es muy probable que no lo haga; así que probablemente terminada la feria vamos a estar quejándonos porque la causa comience a deambular por los pasillos de la Corte que va a ser la que va a tener que definir la competencia. Y digo deambular con plena conciencia porque, por ejemplo, hace más de un año que la causa por el ataque a Tiempo Argentino en una situación parecida de qué juzgado tiene que intervenir, está “circulando”.

Esperamos que no nos tome un año el determinar qué juzgado tiene que tomar la causa, pero realmente nos parece de fundamental importancia porque la violencia mediática es mucho más que simple palabra en el viento, tiene que ver con la carga simbólica.

Una cosa que me irrita muchísimo y estoy tratando de encontrarle la vuelta para trabajarlo con las compañeras de la campaña son estos señores que hacen chistes en los programas de la mañana, en las radios de mayor audiencia donde es habitual que haya un señor que cuenta chistes para matizar entre noticia y noticia y el 90% de esos chistes son gravísimas expresiones de cultura patriarcal y de violencia machista. Ni hablar de la televisión.

El FIT es el espacio que mejor representa a nivel nacional al conjunto de la izquierda

M.H.: Sos candidata a diputada nacional para las próximas elecciones.

M.C.V.: Precandidata en las PASO.

M.H.: No creo que el FIT tenga problemas para superar esa instancia, entonces vas a ser candidata a diputada nacional en las listas del Frente de Izquierda y los Trabajadores. ¿Qué te llevó a tomar esa decisión?

M.C.V.: No es una decisión individual naturalmente, desde hace un par de años empecé a integrar las filas de Izquierda Revolucionaria, una organización que hoy está en proceso de frente único con la organización Hombre Nuevo. Para fin de año seremos una sola organización. Y desde hace más o menos el mismo tiempo venimos discutiendo la necesidad de tener una intervención así como la tenemos cotidianamente en las construcciones desde abajo, en el ámbito territorial, gremial, estudiantil, de Derechos Humanos y anti represivos, de género, etc. También empezar a utilizar los momentos de disputa electoral como ámbito de intervención política. De hecho en las elecciones de 2015 llamamos a votar al FIT. No habíamos avanzado lo suficiente en ese entonces como para integrar las listas o proponernos integrarlas que no es lo mismo, sí lo teníamos más discutido en esta instancia, por eso en los meses previos al lanzamiento de las listas estuvimos en conversaciones con las fuerzas que integran el FIT porque consideramos que ese espacio es el que mejor representa y el que más referencialidad ha obtenido a nivel nacional del conjunto de la izquierda, incluso más allá de los tres partidos que lo componen. Lo que representa el FIT como fuerza de intervención de la izquierda va más allá de la intervención individual y la simple suma aritmética de sus componentes.

Esto nos parece importantísimo, porque además ha venido consolidando esa presencia de la izquierda en las elecciones que permite intervenir y llegar a espacios y sectores a los que normalmente no llegamos. Entonces, nos propusimos conformar una corriente de intervención electoral que es Poder Popular, que está compuesto por Izquierda Revolucionaria, Hombre Nuevo, Rebelión Popular, La Caldera y Marcha Guevarista del Pueblo. Y muchos independientes que se sumaron a la propuesta. Tenemos un programa, una plataforma y con ese bagaje y esa línea fuimos a discutir con el FIT y afortunadamente pudimos lograr un entendimiento importante porque tenemos espacio en las listas de Capital con mi candidatura como quinta precandidata a la Cámara de Diputados, en Provincia de Buenos Aires mi compañero Hernán “Vasco” Izurieta, delegado general de ATE del Ministerio de Trabajo y con una larga trayectoria sindical en Rompiendo Cadenas, donde es un importante referente. También en Provincia de Buenos Aires llevamos candidatos y candidatas, la mayoría somos mujeres. En La Plata Marina Capello, en la Primera sección electoral la compañera Jorgelina Matusevicius, también de gran trayectoria en AGD-UBA, es docente universitaria, trabajadora social igual que Marina. En Mar del Plata con candidatos en la lista de Concejales y en Mendoza donde nuestra organización tiene un peso importante en la realidad política a partir de que nuestro principal referente gremial es el nuevo Secretario general del SUTE, el sindicato de la educación, y ahora en la Lista Marrón, lista histórica de la izquierda en Mendoza, y primer candidato, secundado por Romina del Plá en la lista de la Multicolor para las elecciones nacionales de CTERA. Allí va mi compañero Leonardo Lopresti en la lista de Diputados provinciales.

Así que estamos haciendo esta primera experiencia desde Poder Popular, con mucha humildad porque es un terreno completamente novedoso para nosotros, con algunas lecciones que vamos aprendiendo en el camino, sin ir más lejos el día de la represión en PepsiCo teníamos planificada una recorrida por la peatonal de Quilmes para presentar a la candidata a Concejal que es de la agrupación Hombre Nuevo y obviamente tuvimos que suspenderla. Después nos reíamos porque Carla Lacorte que también va en la misma lista, es la principal referente del FIT en la zona, Pitrola y yo estábamos bajo los gases en PepsiCo, minutos antes del momento en el que se suponía nos teníamos que estar encontrando en Quilmes.

Nos parece que es una decisión importante, porque de alguna manera oxigena al FIT, permite que haya mayor participación de algunos compañeros que tal vez aferrados a algunos prejuicios o ideas de otros momentos históricos, como aquella gran abstención en las elecciones de 2003, después del “Que se vayan todos”, nos dicen que ahora sí van a votar al FIT. Nos parece importante hacer este aporte y disputar también en ese terreno.

M.H.: Vamos a suponer que se concreta tu elección a diputada nacional, ¿qué harías en la Cámara?

M.C.V.: Tenemos un programa que ataca frontalmente los dos pilares del actual gobierno que son el ajuste y la represión. Infinidad de cuestiones en las que estamos tan atrasados que aun sabiendo que ni la Cámara de Diputados ni la de Senadores ni todas las legislaturas de todas las provincias del país pueden dar una salida de fondo a los problemas de los y las trabajadores, sí hay una gran cantidad de cuestiones puntuales en las que podríamos mejorar un poquito la vida de cada uno de nosotros.

Así como en el ámbito vinculado al ajuste tenemos un montón de proyectos relacionados con la reducción de las horas de trabajo, los salarios, la prohibición de los despidos; en mi caso particular, no me cabe duda, que el primer proyecto que presentaría sería la abolición de todas las formas y facultades normadas de detenciones arbitrarias y la prohibición de todas las prácticas no normadas. Con lo cual, además de no haber descubierto América, estaríamos finalmente, y después de 15 años, haciendo que Argentina cumpla su obligación como Estado miembro de la Convención Americana de DD HH, porque eso es a lo que la condenó la Corte Interamericana en el caso Bulacio el 18 de septiembre del año 2003. Es tan sencillo como derogar la averiguación de antecedentes, los Códigos de faltas a nivel nacional y replicarlo en cada Legislatura provincial y de la Ciudad, para que de esa manera deje de morir un pibe por día en alguna comisaría o en la calle por una bala en la nuca o en la espalda. Hemos tenido 3 casos en las últimas 36 horas. Toledo en la 21-24, Cristian de 14 años en San Martin y una nena de 13 años en Misiones. Las facultades policiales para detener personas arbitrariamente son las que abren la puerta de la comisaría a la tortura y la muerte y son las que hacen que el policía desenfunde en buena cantidad de los casos el arma en la calle. 



https://www.rebelion.org/noticia.php?id=229617


Antiimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Telesur


En Vivo

Muertes en Irak

Iraq Deaths Estimator

Paraguay

Perú

Honduras

Panamá

Archivo

Compartir

Compartir
Libro

Mini Biblioteca

México

Guatemala

Puerto Rico

Turquía

Vistas a la página totales

RT

Colombia

España

Nicaragua

Aclaración

La publicación de este blog es sin fines de lucro, las imagenes que se colocan en las noticias son bajadas de las plataformas de búsqueda de internet, si alguna vez ve en esta pagina una imagen o archivo de su propiedad escribame para removerla de inmediato.

Cuba

Precio del Petróleo