"Quieren legalizar el 'todo vale' en materia de derechos laborales" - Antiimperialista

Titulares

lunes, 12 de junio de 2017

"Quieren legalizar el 'todo vale' en materia de derechos laborales"


Entrevista a Carlos D’Incão, especialista en mercado financiero internacional, sobre la reforma laboral


Brasil de Fato

Esta reforma quiere retroceder a los trabajadores a condiciones análogas al siglo XIX


El informe del senador Ricardo Ferraço (PSDB-ES) sobre la reforma laboral PLC 38/2017 acabó de ser aprobado al comienzo de la noche de este martes (6) por la Comisión de Asuntos Económicos del Senado. Fueron 14 votos a favor y 11 contra. En su parecer, Ferraço no hizo ningún cambio al texto recibido de la Cámara, después de dos sesiones marcadas por intensos embates entre gobierno y oposición. La estrategia del gobierno para conseguir votos y aprobar la reforma es vetar los puntos considerados más polémicos, pero la maniobra no es aceptada ni por la oposición ni por especialistas del área. 

Para Carlos D’Incão, 42 años, historiador y empresario, especialista en mercado financiero internacional, la reforma laboral contiene una contundente lógica de sumisión a los intereses de las grandes empresas y del capital extranjero. El critica el hecho de el gobierno amenace con posibles cambios en el texto y dice que la reforma causa una enorme inseguridad jurídica. “Mientras que un verdadero golpe está en curso, los tucanos [mote de los miembros del Partido de la Social Democracia Brasilera – PSDB] (junto con Temer) indican que van a mantener algunos derechos como 'el horario del almuerzo de 1 hora' y el impuesto sindical”, afirmó. 

La reforma laboral fue aprobada por la Comisión de Asuntos Económicos del Senado en medio de protestas 
(Fuente: Agencia Brasil, tomada de Brasil de Fato)


Katia Guimarães.- Usted enumeró 120 ataques a los derechos de los trabajadores en la reforma laboral. ¿Es posible apuntar cuáles son los mayores absurdos del proyecto?

Carlos D’Incão.- Diferentemente de aquello que la gran prensa está divulgando, esta no es una simple reforma, sino una profunda alteración de las relaciones de producción que va a cambiar toda la estructura de funcionamiento de la justicia laboral y de las empresas. Todo eso en beneficio único del capital. Hay una contundente lógica de sumisión a los intereses de las grandes empresas y del extranjero. Destacaría las nuevas formas de organización empresarial. Lo que se planea es el inicio de una nueva era de fraudes tributarios que afectan las pensiones, la seguridad social y el trabajo. 

Katia Guimarães.- El gobierno está prometiendo vetar puntos y editar la medida provisional. ¿Usted cree que eso puede mejorar el texto?

Carlos D’Incão.- Las aguas profundas de la reforma no están siendo expuestas a la luz del día. Yo afirmo categóricamente que, de forma maliciosa, el actual gobierno indica retroceder en cuestiones puntuales para aprobar, a la sordina, una nueva estructura productiva para el país. Para los grandes empresarios el valor de la fuerza de trabajo es una variable que puede ser trabajada a lo largo del tiempo.

Lo que les interesa de facto a ellos es una nueva estructura empresarial que establezca la legalización del "todo vale" en materia laboral, que permitirá maniobras contables y jurídicas para disminuir gran parte de la carga tributaria hoy existente. Es esto lo que el gran capital desea. En un solo golpe esta reforma laboral maximiza las ganancias de las grandes empresas y condena al sistema de pensiones y toda la seguridad social que serán, a partir de esta reforma, necesariamente privatizados. Mientras que un verdadero golpe está en curso, los tucanos (junto con Michel Temer) señalan que mantendrán algunos derechos como 'el horario del almuerzo de 1 hora' y el impuesto sindical. 

Katia Guimarães.- Por la reforma, están previstos cambios que pueden sofocar el derecho del trabajador de recurrir a la Justicia, inclusive con el fin de la prerrogativa de la jurisprudencia. ¿Cuál es la extensión de estas medidas?

Carlos D’Incão.- Estas medidas poseen un carácter retroactivo, esto es, se aplicarán inclusive a procesos que están en camino. Todo en esta reforma va en dirección de volver al proceso más moroso, en detrimento del trabajador. Con el fin de la prerrogativa de la Jurisprudencia, además de que se abre una nueva era de inseguridad jurídica para el trabajador, se cierra también un mecanismo que antes daba celeridad a los procesos. No por coincidencia, esta reforma laboral es llamada por muchos "reforma empresarial". 

Katia Guimarães.- Otro punto muy criticado es la llamada prevalencia de lo negociado sobre lo legislado. En la práctica, ¿qué puede acontecer con el trabajador?

Este punto es una gigantesca anomalía porque el texto es claro cuando abre innumerables posibilidades de negociar inclusive aspectos garantizados por la Constitución. Luego, en la práctica, el propio Derecho Constitucional estará siendo lesionado con esta reforma. Al fin, todo estará en las manos de las grandes empresas que, auxiliadas por un buen departamento jurídico, podrán hacer una serie de maniobras jurídicas.

En la práctica será posible extinguir los derechos constitucionales más elementales como el 13er salario y las vacaciones incrementadas en 1/3 [al pago de las vacaciones se incrementa 1/3 del salario]. Todo esto sin contar con el hecho de que la propia posibilidad de establecer la llamada "libre negociación" entre trabajadores y empresarios es por si sola una gran farsa. Esta reforma quiere retroceder a los trabajadores a condiciones análogas al siglo XIX. 

Katia Guimarães.- Uno de los argumentos del gobierno para votar la reforma es que ella va a generar empleo. ¿Cuál es su evaluación sobre esto?

Carlos D’Incão.- Al contrario de lo que el gobierno proclama, esta reforma tiene la tendencia de, a corto plazo, precarizar las condiciones actuales de trabajo y, a largo plazo, aumentar el desempleo. Se trata de una relación lógica: si la reforma laboral permite a los empresarios explotar su mano de obra por más tiempo y de manera más abusiva, habrá más cortes y no más contrataciones, como alega el gobierno.

El gobierno dice que los empresarios no contratan porque los costos de los trabajadores son muy altos. Por lo que parece Temer y los tucanos están observando a los trabajadores de otro país, tal vez los trabajadores franceses… Porque la mano de obra brasilera es una de las más baratas del mundo… Además de eso, es importante destacar que esta reforma ocasionará un aumento significativo de la rotatividad de la mano de obra, una vez que despedir se volverá un proceso aun más barato. 

Katia Guimarães.- La base aliada de Temer ha dicho que las reformas de las pensiones y laboral son importantes para dar una señal al mercado financiero. El presidente de la Cámara, Rodrigo Maia, dejó eso bien claro. ¿Cómo ve usted un gobierno preocupado con el mercado en detrimento de los derechos de los trabajadores?

Carlos D’Incão.- Si había alguna duda de que este gobierno tenía como principal meta atender a los intereses del mercado, parece bien claro que ella ya fue dirimida hace tiempo. La cuestión es que la supuesta "señal" para el mercado financiero no atiende a todo el capital existente en el planeta. En verdad, es una señal para un tipo específico de capital financiero que apuesta por un Brasil "mexicanizado", donde el costo-trabajo se torna muy bajo. Se trata de un capital volátil que no pensará dos veces antes de retirarse de nuestra economía en caso de que haya cualquier posibilidad de cambio de la coyuntura actual.

Traducción: Pilar Troya


https://www.rebelion.org/noticia.php?id=227789

Antimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario