La gran lección de Trump a Europa / Opinión - Antiimperialista

Titulares

viernes, 2 de junio de 2017

La gran lección de Trump a Europa / Opinión




Resumen Latinoamericano / Xosé Luis Barreiro Rivas, La Voz de Galicia / 2 de junio de 2017

Igual que el diablo, que sabe más por viejo que por diablo, también los líderes políticos obtienen más beneficios de su vejez y su experiencia que de su paso por Harvard o la ENA de París. Los analistas no lo saben, porque, abducidos por los currículos, creen que Trump solo es un viejo maleducado y cascarrabias que chulea al personal con su ignorante osadía. Pero yo soy un politólogo -con larga práctica- educado en las viejas escuelas, y por eso espero iluminar este triste episodio hasta dejarlo más claro que el agua de Carabaña.
Lo primero que hay que saber es que Trump no estaba improvisando, y que, lejos de manejar ocurrencias, llevaba más de dos años preparando el terreno. ¿Y cómo lo preparó? Pues muy fácil. Alentó el brexit, con los populistas británicos, hasta meterle a su antigua metrópoli el mayor gol de la historia. Disolvió la política francesa, jaleando a la señora Le Pen, hasta situar en el Elíseo a un presidente sin partido y a merced de todos los vientos. Alentó a los extremistas de Polonia, Hungría, Chequia y otros Estados del Este hasta envalentonarlos contra la UE y convencerlos de que es mejor tener escudos de misiles que Estado de bienestar. Destapó a los morosos de la OTAN, y forzó acuerdos sobre la defensa común que, al tiempo que justifican sus crecientes bravatas y su masiva venta de armas, van a crear serios problemas en la vecindad de Europa. Convenció a muchos economistas y políticos de que la base de la riqueza y del orden económico es la fragmentación monetaria -de todas las monedas menos del dólar- y la aceleración continuada de la máquina de imprimir billetes mentirosos. Y dejó en la mayoría de los líderes europeos la tenebrosa sensación de que Bruselas es una charada sin control efectivo, y que lo único que cuenta es la dimensión del Pentágono y de sus economías de guerra.

Lo demás fue comer y cantar. En vez de toparse con el enorme poder fáctico que tiene la UE en todos los órdenes, se encontró con un gallinero alterado, con países que traicionan su entorno económico y estratégico, con millones de ciudadanos que suspiran por Le Pen o cosas parecidas a Le Pen, y con sociedades estatales en época de galanteo y reproducción -como España, virtual factoría de Estaditos- que tienen como horizonte a gobernantes descamisados que ansían llevar a sus pueblos a la irrelevancia internacional para poderlos manipular y salvar.

Y todo le salió a pedir de boca. Porque sus fanfarronadas dominaron el gallinero, no tuvieron respuesta -salvo la audacia de Merkel- y dejaron en la UE la sensación de que -aunque estúpido, inculto e impredecible- los Estados Unidos tienen un líder y nosotros tenemos varios cientos, y que, mientras EE. UU. y Rusia avanzan hacia una nueva guerra fría, la UE sigue haciendo el imbécil y caminando al revés. ¡Un genio el Trump este!


http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/06/02/la-gran-leccion-de-trump-a-europa-opinion/


Antimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario