Europa: Freno a la ultraderecha, pero ¿hasta cuándo? - Antiimperialista

Titulares

sábado, 1 de abril de 2017

Europa: Freno a la ultraderecha, pero ¿hasta cuándo?



Por Yanet Llanes Alemán La Habana 1 abr (PL) El resultado de recientes comicios en Europa muestra que el electorado frenó las aspiraciones de movimientos ultraderechistas, aunque el peligro del ascenso de esas fuerzas al poder político aún está vigente en países como Francia y Alemania.

Las elecciones parlamentarias en Países Bajos y las presidenciales en Austria generaron atención en toda la región, amenazada por la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE) y el ascenso de partidos de derecha que se nutren de las mismas fuentes de descontento: la crisis económica, el euroescepticismo, el rechazo a la inmigración y la alarma del terrorismo.

Los líderes de la región suspiraron aliviados tras la derrota de la ultraderecha en ambos países e interpretaron ese resultado como un respaldo al sentimiento europeísta.

En contra de algunos pronósticos, el electorado holandés actuó con cautela y reeligió a Mark Rutte, del Partido Popular por la Libertad y la Democracia, como primer ministro, frente al líder ultraderechista Gert Wilders del Partido por la Libertad.

En tanto, en Austria pasó algo similar en diciembre pasado cuando el ultraderechista Norbert Hofer, perdió ante su rival, el ecologista Alexander Van der Bellen, en las presidenciales.

Algunos analistas estiman que la elección a fines de 2016 del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, influyó en el retroceso del apoyo a la ultraderecha en el denominado Viejo Continente, dado el rechazo de amplios sectores de la opinión pública regional a sus posiciones antieuropeas y sus medidas contra los inmigrantes, xenófobas y racistas.

Por otro lado, los gobiernos europeos frenaron la llegada masiva de migrantes y refugiados procedentes en su mayoría de países de Asia, África y Oriente Medio, lo que restó fuerza al discurso de la extrema derecha.

El alza de esos partidos está relacionada con la emisión de mensajes ultranacionalistas frente a lo extranjero. Utilizan como armas políticas contra los migrantes el peligro de una quiebra del Estado del bienestar, la afectación de las prestaciones sociales de estos países y la amenaza del extremismo.

Tanto las elecciones holandesas como las austríacas fueron un barómetro para medir el avance de los partidos de extrema derecha en la región, de cara a próximas elecciones.

En Francia, donde se celebrarán generales en abril y mayo, el ultraderechista Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen, gana el apoyo de votantes descontentos.

Ante la debilidad del gobernante Partido Socialista y de la llamada izquierda verdadera, y la el FN sería la formación más votada en la primera vuelta de los comicios presidenciales, conforme con el resultado de encuestas recientes.

El clima de preocupación se extiende hacia la vecina nación de Alemania, donde la última encuesta electoral le augura al partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) un 10 por ciento de los votos en las elecciones generales previstas para septiembre.

De esa manera, AfD se situaría como tercera fuerza política a escala nacional y entraría por primera vez al Parlamento alemán, desde el nacimiento de la formación euroescéptica en 2013.

Hasta ahora el electorado ha frenado el auge de estos movimientos. Pero, la UE teme que la victoria de alguna de esas formaciones cree un efecto dominó, con la formación o movilización de coaliciones ultranacionalistas, un giro derechista en algunos gobiernos y la desestabilización de la desestabilización del bloque comunitario. /Tomado de Semanario Orbe) ga/lla




http://prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=75288&SEO=europa-freno-a-la-ultraderecha-pero-hasta-cuando

Antimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario