Titulares

domingo, 30 de abril de 2017

Argentina: Reunión entre Macri y Trump



Resumen Latinoamericano/Página12, 29 de abril 2017.


Mauricio Macri buscó esta reunión con Donald Trump con una obstinación que hacía pensar en grandes resultados. No los hubo, no hubo acuerdos comerciales, ni inversiones concretas. Solamente ese encuentro de palmaditas y frases elogiosas del presidente norteamericano al argentino, que se mezcló con alguna cuota de humillación para el argentino: “me va a hablar de limones y yo le voy a hablar de Corea del Norte”. Son gestos. La sonrisa fiel de un Macri embelesado por Trump y el otro que miraba al frente y hablaba a los periodistas. No lo miró cuando le palmeó la rodilla con ese gesto fatal de paternalismo. Y muchas fotos de palmaditas en la espalda como quien acaricia una mascota. Pero todo eso para Macri fue un triunfo. Porque para un gobierno de derecha que provocó una crisis económica evitable, la única herramienta que le queda es un discurso de imágenes, gestos y golpes de efecto mediáticos. Macri no fue a buscar acuerdos, sabía que no los iba a conseguir porque los hubiera arreglado antes de viajar. Pero necesitaba esa fotografía con Trump y sus elogios. En el mundo Mauricio, los elogios del magnate inmobiliario norteamericano son gestos hacia el mundo de los negocios, que hasta ahora le ha sido más reacio que al kirchnerismo. Le palmean la espalda pero no le sueltan un peso. La política principal de un gobierno conservador no es lo que hace, sino lo que muestra. En esa línea reemplazó la poca repercusión de la visita en los diarios norteamericanos, con un suplemento pagado en The Washington Post. El suplemento de costo millonario se tituló “Argentina creciendo”, cuando en realidad la economía está en un plena recesión.

Entre lo que hace y lo que muestra este gobierno necesariamente hay una distancia. Lo que muestra es una construcción virtual que muchas veces se contrapone con lo real. Lo central de su política es la comunicación y cuando toca un límite con esta herramienta y la realidad se hace presente, está la represión. Proyecta un escenario virtual mediático de prosperidad, honestidad y tolerancia que, a medida que se diluye en la realidad, va siendo reemplazado por la represión.

En las últimas semanas, la estrategia mediática del gobierno atacó a Roberto Baradel y a las maestras, después hubo operaciones mediáticas contra el Incaa y después otra contra Cristina Kirchner en Santa Cruz y ahora se plantea recrudecer la ofensiva contra la procuradora general Alejandra Gils Carbó. Las operaciones mediáticas a través de las corporaciones de medios y de un escuadrón de periodistas oficialistas que funcionan como un bloque, siempre preceden y acompañan las estrategias del gobierno. Cambiemos puso ese mecanismo en el centro de sus estrategias cuando estaba en la oposición. La información se manipula de una forma parecida a lo que genera una turba de hinchas fanáticos en el fútbol.

El tipo que acusó a Emanuel Balbo de ser hincha de Talleres, en la tribuna de Belgrano, funcionó como emisor: la conjunción del medio y el periodista. La hinchada que reaccionó frente al mensaje del emisor funcionó como receptor, como el público de un medio de comunicación. El mensaje fue elaborado por el emisor en función de lo que el receptor quería escuchar: pesó más en ese contexto la acusación de ser un hincha de Talleres infiltrado, que la de cómplice de un crimen. Balbo lo estaba acusando a los gritos de ser cómplice del crimen de su hermano pero pesó más la mentira de que era hincha de Talleres. Fue un duelo de mensajes, un duelo de comunicación, pesó más una mentira estúpida para la que el contexto estaba más receptivo, lo que la convirtió en catalizadora para que un grupo de gente común cometiera un asesinato.

Mauricio Macri dijo que Donald Trump le prometió ayudarlo con el problema
Pagina12/29 de abril.

Una plegaria por los limones
Macri participó de una actividad con jubilados después de su comentario de dudoso gusto sobre el consumo de pornografía. Habló de su viaje a Estados Unidos y aseguró que el presidente norteamericano prometió ayudarlo.



Mauricio Macri repitió los elogios que recibió en Estados Unidos.



De regreso en Argentina, el presidente Mauricio Macri continuó obnubilado con la catarata de halagos, buenos augurios y promesas que recogió tras su encuentro con el presidente Donald Trump en los Estados Unidos, donde no obtuvo ningún anuncio oficial con beneficios para el país. “Todos me dijeron queremos acompañarlos, queremos ayudarlos”, les contó a un grupo de jubilados en el distrito bonaerense de Pilar. “Le dije que queríamos mandarle los limones y me dijo que sí, que lo van a arreglar, el tema de los limones”, relató Macri ante el auditorio en el centro de jubilados Santa Rosa en relación a su diálogo con Trump sobre uno de los ejes que motorizaron su visita a Washington, luego que la administración del propio presidente republicano decidió mantener la clausura de la importación de los cítricos argentinos.

Como en un diario de viajero, Macri volvió una y otra vez sobre su breve gira estadounidense ante los jubilados que escuchan a su alrededor. “A cada lugar que fui, no solo con Trump, en todos lados, lo que recibí fueron muestras de afecto por la Argentina, muchas ganas de ayudarnos, felicitándonos de lo que hemos empezado a hacer en este año y medio”, insistió el Presidente, según sus voceros, ya que la prensa no tuvo acceso al encuentro con los jubilados.

El Presidente también se extendió en detalle sobre el tema de los limones. Recordó que “la empresa que más compra concentrado de limón que hacemos los argentinos es Coca Cola” y que Argentina “es uno de los países productores más importantes del mundo”. Aunque ahora con menos mercado externo por decisión de Trump. El mandatario contó que en su mensaje a la dirigencia política y empresaria estadounidense transmitió que “esta transición ha sido dura” pero afirmó que comenzaron a darse “los pasos que corresponden para el desarrollo del país”. Luego marcó su mensaje de alineamiento y subordinación ante el mundo financiero internacional: “Hemos cambiado, hemos aprendido, los compromisos que asumamos los vamos a cumplir”.

“Y la verdad que todos me dijeron: ‘queremos acompañar a la Argentina, creemos en Argentina’”, contó Macri sobre la respuesta que habría recibido de los empresarios estadounidenses.


Macri dedicó al segunda parte del acto al motivo que lo llevó hasta el centro de jubilados de Pilar: celebrar la incorporación –según el Gobierno– de un millón de jubilados a la cuestionada “reparación histórica” de haberes, tras renunciar a un imprescriptible reclamo judicial.

“Estamos acá para festejar el jubilado un millón que entró en la reparación histórica”, sostuvo Macri antes de presentar a María, la beneficiaria, con quien mantuvo un breve intercambio de palabras. La jubilada se definió como “joven por dentro y esqueleto viejo por fuera”, coincidió con el mandatario la importancia de “no quejarse” en la vida y en la importancia de “hacer lío bueno”, como dijo el papa Francisco. “Estoy de acuerdo con eso”, respondió el Presidente entre risas.

http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/04/29/argentina-reunion-entre-macri-y-trump/


Antimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Telesur


En Vivo

Muertes en Irak

Iraq Deaths Estimator

Paraguay

Perú

Honduras

Panamá

Archivo

Compartir

Compartir
Libro

Mini Biblioteca

México

Guatemala

Puerto Rico

Turquía

Vistas a la página totales

RT

Colombia

España

Nicaragua

Aclaración

La publicación de este blog es sin fines de lucro, las imagenes que se colocan en las noticias son bajadas de las plataformas de búsqueda de internet, si alguna vez ve en esta pagina una imagen o archivo de su propiedad escribame para removerla de inmediato.

Cuba

Precio del Petróleo