Siria

[Siria][grids]

Bolivia

[Bolivia][bleft]

“Amanecer Dorado dice hoy que es un partido nacionalista y no nazi, pero es mentira”


Entrevista a Angélique Kourounis, directora del documental “Amanecer Dorado: un asunto personal”





En el historial de la formación neonazi griega Amanecer Dorado figura una fotografía elocuente: la apertura de juicio, en abril de 2015, a la cúpula y 70 militantes del partido, la mayoría acusados de dirección y pertenencia a organización criminal. Un mes después del asesinato del rapero de izquierdas Pavlos Fyssas (septiembre de 2013), varios miembros de la dirección del partido -incluido el líder del partido, Nikolaos Mijaloliakos- ya ingresaron en prisión preventiva por orden del juez. Un militante de Amanecer Dorado, Giorgios Roupakios, confesó la autoría del asesinato. Actualmente el partido se plantea el acceso al poder por la vía electoral, aunque en los últimos meses han retornado los ataques en la calle a izquierdistas y personas refugiadas.

El documental “Amanecer Dorado. Una historia personal”, de la periodista greco-francesa Angélique Kourounis y de Thomas Iacobi, da cuenta durante 90 minutos de la intrahistoria del partido ultraderechista. La película, producida por Omnia TV con la colaboración del canal ARTE y la productora Emaya, se estrenó el 15 de marzo de 2016 en Tesalónica. Además de recibir tres premios en diferentes festivales, el audiovisual se ha proyectado en Grecia, Bélgica, Francia, Alemania, España y Suiza. A finales de junio está prevista una emisión en la ciudad francesa de Béziers, cuyo alcalde, el fundador de Reporteros Sin Fronteras, Robert Ménard, gobierna con el apoyo del Frente Nacional. En septiembre hay previsto un “pase” en el Parlamento Europeo. La entrevista tiene lugar durante la emisión de la película en la Cooperativa Aragó Cinema de Valencia.

-¿Cómo definirías al partido Amanecer Dorado? ¿Qué te motivó a realizar el documental?

-Lo calificaría como un partido nazi, sin ninguna duda. Y me motivaron muchas cosas, lo digo en las primeras palabras de la película. Mi compañero es judío, uno de mis tres hijos es gay, otro anarquista y yo soy feminista y de izquierdas. Si Amanecer Dorado tomara el poder, nuestra única pregunta sería en qué vagón van a meternos. Además siempre me preocupó mucho el fascismo y los regímenes totalitarios. Por ejemplo, he participado durante 13 años como voluntaria en Amnistía Internacional. Por eso, siempre me pregunté cómo la gente pudo soportar una dictadura de 40 años en España o los siete años de la “dictadura de los coroneles” (1967-1974) en Grecia. Estos sistemas políticos se han podido imponer porque no ha habido suficiente resistencia ciudadana.

-Has trabajado en el documental junto al coautor Thomas Iacobi, Antonis Dimopoulos, Loukas Stamellos (tareas de música y montaje) y otros desde 2009. ¿Cómo te empezaste a introducir en el entramado del partido neonazi?

- Cuando llegué a Grecia hace 28 años, vi cosas que en Francia –donde yo nací- no hubieran resultado posibles. En muchos kioscos griegos podían verse titulares referidos al “primer ministro negro” de un determinado país que llega a Atenas; o “el ministro judío…”. Titulares totalmente racistas, pero legales y sin que ello le preocupara a nadie. He realizado entrevistas a directores de estos periódicos. Lógicamente estos discursos de los diarios ultranacionalistas llegaban a Amanecer Dorado. Así, la película es la respuesta a este sentimiento que tuve a principios de los años 90. El documental empezó a realizarse en 2009, pero con Amanecer Dorado mantuve contacto profesional desde que el partido se instaló en Grecia, en la década de los 90.

-¿Cómo transcurrió la experiencia?

Visité en varias ocasiones sus oficinas, donde había imágenes de Adolf Hitler, y observé que se organizaban de un modo enteramente nazi; sentían una gran admiración por el III Reich. Buena parte del material que recopilé entonces lo he utilizado en el documental cuando se realiza la descripción de Amanecer Dorado. Hay una continuidad en el tiempo, salvo que este partido declara hoy que no es nazi.

-Antes de convertirse en partido (a primeros de los 90), Amanecer Dorado actuaba como movimiento. Ya como formación política continuó operando durante la presidencia (1996-2004) de Kostas Simitis, del PASOK.

Actualmente ellos afirman que son puramente nacionalistas, no nazis, pero es mentira. Sin embargo una de las cuestiones que me golpeaba es cómo podía existir un partido de estas características en un país europeo y democrático, Grecia. Además un país con pueblos martirizados por el nazismo durante la segunda guerra mundial, en los que se asesinó a la gente y se procedió después a quemar pueblos enteros. Durante la ocupación nazi murieron de hambre en Grecia cerca de 350.000 personas.

-En las elecciones al parlamento europeo de 2014, el partido ultraderechista obtuvo 536.442 votos (9,4%) y tres escaños. En los comicios al parlamento griego de septiembre de 2015 alcanzaron la tercera posición, con 379.581 votos (6,9%) y 18 diputados. ¿En qué situación se halla actualmente Amanecer Dorado?

Están utilizando el sistema democrático. Su objetivo hoy es ganar elecciones y continuar en el parlamento, pero con el voto de los griegos, no con tanques ni un golpe militar. Éste es el discurso, por ejemplo, del portavoz del partido Ilias Kasidiaris. Además el tiempo actúa claramente a su favor. Hay una dinámica de crecimiento de la extrema derecha en Europa que les favorece. Así, el documental hay que verlo con unos ojos diferentes después de las elecciones francesas del 23 de abril.

-El pasado mes de enero las ONG denunciaron que la Unión Europea estaba convirtiendo a Grecia en su “gran campo de refugiados”. En aquel momento, más de 60.000 inmigrantes y refugiados –la mayoría de Siria, Irak y Afganistán- permanecían en campamentos y refugios del país heleno castigados por la ola de frío. ¿Han constituido los refugiados un blanco político para la formación de ultraderecha?

Amanecer Dorado no sólo ha atacado a inmigrantes o refugiados, también lo ha hecho a gente de los sindicatos y militantes de izquierda y homosexuales, entre otros. En el periodo 2009-2014 utilizaron en gran medida la retórica contra los refugiados y los inmigrantes, con el apoyo del gobierno y de los medios. En el documental puede observarse cómo los conservadores de Nueva Democracia adoptaron el discurso ultraderechista de Amanecer Dorado; la razón es que hubo un momento en que competían por los votos. Los conservadores utilizaron la expresión “inmigrantes clandestinos”, nunca el término “refugiados”.

-Hace unos meses el diputado del partido neonazi, Ilias Panagiotaros, señaló como ejemplo a Trump y su política de rechazo a inmigrantes y refugiados musulmanes. ¿Cambió algo la situación en Grecia con Tsipras, primer ministro desde septiembre de 2015?

Con Tsipras varió radicalmente la retórica, pues empezó a referirse a refugiados que huían de una situación de guerra. Fue lo único positivo de su gobierno. También los medios de comunicación hablaron de “refugiados”, y se generó un gran movimiento de solidaridad popular. En consecuencia, Amanecer Dorado pasó a utilizar en mucha menor medida la retórica antiinmigrante y contra las personas refugiadas. De hecho, durante toda la llamada “crisis” de los desplazados mantuvieron un “perfil” muy bajo. Pero en los últimos cuatro o cinco meses volvieron los ataques del partido nazi en lugares como la isla de Quíos. Además hace dos semanas atacaron a un joven, al que consideraron anarquista, y al que hubo que ingresar en un hospital. Son cosas que tuvieron miedo de hacer en los últimos dos años.

-Hace años que en Francia se ha constatado el trasvase de votos desde el comunismo hacia la extrema derecha del Frente Nacional. Y de la penetración de este partido en el movimiento obrero. ¿Ha sucedido lo mismo en Grecia?

Hay ejemplos como el barrio de Pèrama, en la ciudad de El Pireo, donde se cerraron los talleres de construcción de barcos. Existe en esta barriada una multitud de familias en las que en los últimos años no entró un euro: todos perdieron su trabajo. Muchos de ellos fueron comunistas, pero ahora una parte significativa votan a Amanecer Dorado. Sin embargo, hay otras personas que continúan en la resistencia.

-¿Has podido comprobar vínculos entre el Ministerio del Interior, la policía y Amanecer Dorado?

La complicidad existía en el momento en que mataron a un joven griego, blanco, Pavlos Fyssas, el 19 de septiembre de 2013. Éste es el momento en que todo cambió. Hasta entonces había una profunda complicidad con el Estado y la policía, además la justicia funcionaba de manera muy lenta. Pero a partir del asesinato de Pavlos Fyssas, el gobierno de coalición presidido por Samaras tuvo miedo de que se reprodujera el movimiento surgido en diciembre de 2008, tras el asesinato en el barrio ateniense de Exárjia de un adolescente de 15 años, Alexandros Grigorópoulos, a manos de la policía. Las protestas recorrieron todo el país e incluyeron a todas las generaciones. Pueden distinguirse diferentes épocas en la relación entre la policía y Amanecer Dorado. En una de estas etapas, que aparece en la película, la policía sabe exactamente qué es y a qué se dedica Amanecer Dorado, pero prefiere guardarse la información porque hacen el trabajo sucio. Hasta septiembre de 2013…

-¿Se escenificó de algún modo este punto de inflexión en las relaciones entre la policía y la formación neonazi?

Cuando Pablo Fyssas fue asesinado, el ministro del Interior afirmó unos días después en la televisión, muy orgulloso, que él tomó los archivos y la documentación sobre Amanecer Dorado que tenía en su oficina y se la entregó a la justicia, para que realizara su trabajo. ¿Por qué esta documentación se quedó bloqueada en las oficinas del ministro del Interior? ¿Por qué no se remitió directamente a la justicia?

-Por último, el periodista Andrés Mourenza reprodujo en El Periódico de Catalunya un escrito del actual líder de Amanecer Dorado, Nikolaos Mijaloliakos, en 1987: “Negamos la democracia. Alzando la mano derecha y saludando al sol con el valor que nos infunde nuestro honor militar y deber nacionalsocialista, gritamos llenos de pasión y fe en el futuro: ¡Heil Hitler!”. ¿Son estos los referentes ideológicos del partido?

No sólo se trata de Mijaloliakos. También el diputado, ideólogo y número dos de Amanecer Dorado, Christos Pappas. A principios de los 90, cuando Grecia mantuvo un conflicto con Macedonia por el nombre de la nueva República, cambiaron algo el discurso para presentarse como partisanos y nacionalistas. Actualmente Nikolaos Mijaloliakos viene a decir que tal vez él realice con una mano el saludo nazi (su influencia es el Führer, no los fascistas italianos o españoles), pero son manos que están “limpias”, ya que no han robado como sí han hecho los otros partidos. Esto es algo que la gente percibe como un valor positivo, y no sólo los votantes de Amanecer Dorado. Pero la razón es que no han gobernado nunca…

https://www.rebelion.org/noticia.php?id=225927


Antimperialista publicó esta noticia siguiendo la regla de creative commons. Si usted no desea que su artículo aparezca en este blog escríbame para retirarlo de Inmediato

No hay comentarios.:

Rusia

[Rusia][twocolumns]

EE.UU.

[EE.UU.][bsummary]